Playing now

Playing now

9 pasos a seguir para poner la contabilidad al día a la vuelta de vacaciones

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

Explicamos cómo, una vez terminadas las vacaciones de los profesionales de la contabilidad, se puede lograr ponerse al día cuanto antes.

  • Proponemos nueve pasos que podemos seguir para poner la contabilidad al día cuanto antes
  • Cada empresa es diferente, no es lo mismo una pyme que una gran empresa, de forma que, en función del tipo de empresa y del número de personas que trabajen en el departamento contable, muchas tareas pueden estar al día a la vuelta de vacaciones

En una de las aventuras de Asterix y Obelix un jabalí a punto de ser cazado por Obelix le decía a otro “se acabó el hozar, ahora toca sufrir”.

Salvando las distancias, un contable, aunque finalice sus vacaciones y todavía asuste el termómetro con temperaturas de entre 30 y 40 grados, puede pasar algo de calor, pero no acabará asado en la hoguera como el pobre jabalí. Sin embargo, hay que cambiar el chip, ya que se acabó la buena vida de las vacaciones y toca poner al día la contabilidad cuanto antes.

Cada empresa es un mundo, puede que alguien se marche de vacaciones y, a su vuelta, se encuentre todo el trabajo al día y que, incluso, le hagan el trabajo atrasado que dejó antes de marcharse, pero esto no es lo habitual, por lo menos en las pymes.

Lo más normal es encontrarse casi todo el trabajo sin hacer. En el mejor de los casos, puede que nos lo dejen ordenado: las facturas emitidas, por un lado; las recibidas, en la carpeta marrón; los documentos bancarios, en la carpeta amarilla y, en otras carpetas, otro tipo de documentos administrativos.

En cualquier caso, dependiendo del volumen de trabajo de la empresa, la montaña de papeles puede hacer que cambiemos el estado de nuestro wasap poniendo el emoticono de la cara con la frente fría y una gotita cayendo por la frente.

Para ponerse al día cuanto antes, lo primero que debemos hacer es no poner ese emoticono en el wasap, pongamos mejor el del brazo haciendo músculo o, mejor aún, no pongamos emoticono ninguno y sigamos los siguientes consejos, sobre todo si trabajamos en una pyme.

Ordenar los papeles

  • Si no nos han dejado los papeles ordenados, deberemos revisarlos y clasificarlos.
  • Esto nos permitirá avanzar más rápido cuando nos pongamos manos a la obra, al tener los documentos ordenados.
  • Además, el orden es fundamental en la mesa de un contable y la falta de él pude derivar en errores o, lo que es peor, generar estrés, al no tener sensación de tener el trabajo controlado.

Breves reuniones con los compañeros

  • Si alguien ha estado realizando nuestro trabajo, lo primero que tendremos que hacer es reunirnos con esa persona para que nos informe del estado en que se encuentran las tareas.
  • También es conveniente mantener breves reuniones con los superiores, para que nos informen de cualquier asunto relevante que merezca nuestra atención

Conciliar rápido los bancos

  • Si, entre otras tareas, contabilizamos operaciones bancarias, es conveniente registrar rápidamente los apuntes bancarios, para así asegurarse de que no hay ningún cargo indebido y que se han materializado los cobros previstos.

Arqueo de caja

  • Si una de nuestras funciones es el control de caja, una de las primeras tareas que se debe realizar es un arqueo de la caja de la empresa, para así asegurarse de que en ella hay lo que debe haber.

Previsiones de tesorería

  • Es conveniente actualizar cuanto antes las previsiones de tesorería para saber que cargos vamos a tener por cada banco.
  • Si no tenemos actualizadas las previsiones de tesorería, pueden producirse descubiertos en cuentas bancarias y excesos en pólizas de créditos o también devoluciones de recibos y efectos, si no hay saldo suficiente para atenderlos.

Bandeja de entrada

  • En la bandeja de entrada se recibe de todo, paro los contables reciben cada vez más facturas de proveedores y acreedores.
  • Deben tenerlas en cuenta en sus previsiones. Además, puede haber otros asuntos importantes que requieran atención.

Atención a los cobros

  • De vacaciones se van los que cobran y los que pagan. Puede que tengamos facturas pendientes de cobrar que debamos revisar para gestionarlas cuanto antes, a fin de que no continúen demorándose.

Las facturas de proveedores pueden esperar

  • La contabilización de las facturas de proveedores, si no vencen pronto y hay que trasladarlo a la previsión de pagos, es una de las tareas que puede demorarse un poco más, siempre y cuando estemos hablando de una pyme que no utilice el SII.

El archivo para el final

  • Si bien es conveniente que no se acumulen papeles por archivar, el archivo de facturas es una tarea que no es ni urgente, ni excesivamente importante y, por lo tanto, puede esperar.
  • Eso sí, cuando se realice, es impórtate hacerlo correctamente para que, en caso de que sea necesario acudir al archivo, se localice fácilmente la documentación. La digitalización certificada de facturas y su destrucción puede minimizar esta tarea.

Si disponemos de las soluciones de gestión contable adecuadas, poner la contabilidad al día es sencillo. Reclama un pequeño esfuerzo por nuestra parte y un poco de organización.

A cambio, ofrece la mayor garantía de cumplimiento legal y dispone la información necesaria para la gestión en su punto adecuado.

El contable de ayer, el asesor de hoy

Una guía actualizada a 2019, con datos y contenidos prácticos para los asesores contables de hoy en día.

Descarga gratis