Playing now

Playing now

Teletrabajo (III): ¿es posible en el sector industrial?

Volver a los resultados de búsqueda

teletrabajo en el sector industrial

Para intentar minimizar el impacto de la COVID-19, las empresas están obligadas a potenciar el teletrabajo siempre que sea posible, también en el sector industrial.

  • Esta obligación debe cumplirse salvo que razones técnicas u organizativas lo imposibiliten.
  • Conoce en qué situación se encuentra el teletrabajo en el sector industrial.

La situación actual provocada por el coronavirus, ha hecho que el teletrabajo se muestre como el mecanismo más eficaz para asegurar el mantenimiento de la actividad productiva, además de para garantizar la prevención frente al contagio de la COVID-19.

Repaso rápido de la nueva ley de trabajo a distancia o teletrabajo

  • El teletrabajo será voluntario, reversible y la empresa tendrá que ocuparse de los gastos asociados.
  • Se garantizarán los mismos derechos y deberes que para el resto de empleados de la empresa.
  • El empresario y el trabajador deberán estar de acuerdo con esta modalidad. Existen limitaciones para los menores de 18 años y los contratos formativos o en prácticas.
  • Para ser considerado trabajo a distancia o en remoto, al menos el 30% de la jornada tendrá que realizarse fuera del centro laboral, en un periodo de referencia de tres meses.
  • Las condiciones del teletrabajo deberán ser firmadas en un acuerdo detallado por escrito entre ambas partes.
  • Se tendrá que formalizar un documento antes de tres meses, que deberá recoger, entre otros, el inventario de medios, equipos, etc.; los gastos por trabajar a distancia, el horario de trabajo; dónde se desarrollará; la duración del acuerdo, entre otras.
  • A nivel medios y gastos corrientes, se acordará entre empresario y trabajador «quién paga cada parte», tratándose de una compensación «proporcional».
  • Es importante no olvidar que habrá obligatoriedad de llevar a cabo el control horario, incluyendo inicio y fin de la jornada.

¿Es posible implementar el teletrabajo en el sector industrial?

El sector industrial no es ajeno a esta realidad, ni a los beneficios de la implantación del teletrabajo, ya que este facilita la continuidad de los procesos productivos.

Sin embargo, la revolución digital en la que estamos inmersos, unida a la pandemia, está propiciando el teletrabajo en el sector industrial, aunque por el momento principalmente en los trabajos de oficina.

Hasta la irrupción de la COVID-19, los trabajadores del sector industrial prestaban exclusivamente sus servicios en las fábricas.

¿Qué se considera sector industrial?

Este sector engloba a las empresas del sector secundario de la economía, que son aquellas en las que las materias primas son transformadas en bienes manufacturados para el consumo.

Para el desarrollo de esta actividad se requiere de capital y mano de obra, que realiza esta transformación en fábricas o industrias. 

En 2025 los humanos y los robots se repartirán las tareas al 50%

Según un informe del Foro Económico Mundial en 2025 los humanos y los robots se repartirán las tareas a partes iguales, ya que la COVID-19 está acelerando los procesos de automatización.

Gracias al avance de la tecnología aplicada a este sector, en los próximos años, veremos un importante desarrollo de la robótica y la teleróbotica.

La robotización facilitará la creación de 97 millones de puestos de trabajo, muchos de ellos en industrias tecnológicas de la Cuarta Revolución Industrial.

¿Qué es la telerobótica?

La telerobótica es un área de la robótica relativa al control de robots a distancia, principalmente mediante la utilización de conexiones inalámbricas o a través de Internet.

Para realizar la comunicación hombre-máquina, se necesitan interfaces, donde la comunicación sea lo más natural posible. Por ejemplo, mediante joysticks, cámaras o visión artificial, donde los movimiento humanos pueden ser capturados y reproducidos por un robot.

El desarrollo de la teleróbotica facilitará la implantación del teletrabajo en el sector industrial

Cada vez está más extendida la utilización de brazos y manos robóticas en el sector industrial. Para su manejo se pueden utilizar pantallas táctiles, joysticks, o incluso guantes sensorizados y exoesqueletos, sobre los cuales ejerce el control un operador remoto.

Actualmente este control se ejerce mayoritariamente en las propias fábricas, pero la prolongación de la pandemia puede provocar que las industrias se esfuercen por facilitar este control desde los domicilios de los trabajadores.

El grupo PSA un ejemplo en la utilización de brazos robóticos operados a distancia

Los UR10 son los brazos robóticos que el grupo PSA utiliza con gran éxito, mejorando su productividad y reduciendo los riesgos de los trabadores.

Estos brazos robotizados, realizan operaciones como el atornillado bajo el coche, lo que minimiza el riesgo de los operarios y los libera para otras tareas de montaje.

El sector industrial necesita más tiempo de adaptación para extender el teletrabajo a sus cadenas de producción. Pero, en un futuro no muy lejano, la robotización y la digitalización facilitarán la extensión del teletrabajo en el sector industrial. ¡Es cuestión de tiempo!

Teletrabajo en tu empresa

Mucho más fácil de lo que crees.

Teletrabaja con un software de última
generación y eleva tu productividad.

Más información