Playing now

Playing now

Contrato como freelance: ventajas e inconvenientes

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Cuando una empresa necesita a una persona para realizar determinadas labores, no siempre tiene que optar por la contratación de un empleado por cuenta ajena. La figura del freelance viene a cubrir una necesidad de muchas compañías.

En este caso, aunque también hay un contrato que vincula a las dos partes, se trata de un contrato mercantil que establece las obligaciones y los derechos de ambos. Esta modalidad tiene ventajas para todos, y por lo general los inconvenientes se ven compensados por estas ventajas.

Principales ventajas de un freelance

Es independiente

  • Establece su horario y su lugar de trabajo. Esto no se debe confundir con trabajar noches y fines de semana, o la ventaja se volverá en su contra. Debe organizarse bien para poder atender a todas sus responsabilidades.

Puede pactar un fijo mensual o un cobro por objetivos

  • En el caso del fijo mensual, las dos partes establecerán una cantidad por un objetivo determinado. El precio será menor, pero a cambio se asegura un ingreso mínimo. En estos casos, además, algunas empresas se comprometen a pagar un periodo de vacaciones.

Cobra por su trabajo por las horas dedicadas

  • Para él no existen las horas extra no remuneradas. Eso sí, debe calcular cuidadosamente el tiempo que va a tardar para poner precio a su trabajo sin errores. De hecho, el precio será una de las razones, junto a su experiencia y capacidad, para lograr un contrato.

Ventajas de la empresa que contrata a un freelance

El freelance se paga su propia cuota de la Seguridad Social

  • Es obligatorio para él estar dado de alta como autónomo, y es sólo responsabilidad del freelance y no de la empresa.
  • A no ser que se pacte lo contrario, el tiempo y los objetivos son variables de un mes a otro.
  • Es un formato mucho más flexible, lo que supone un ahorro de costes cuando hay poco trabajo o poco presupuesto.

Responsabilidad sobre las bajas

  • Si el freelance está de baja, le tiene que buscar un reemplazo, pero no tiene que ocuparse de la baja.

Pago por trabajo realizado

  • Si no pacta lo contrario, pagará por el trabajo hecho, sin pagas extras ni vacaciones.

Despidos

  • Si decide prescindir de él, tampoco tendrá que pagarle una indemnización.

Trabajo por resultados

  • El freelance se preocupa especialmente de conseguir buenos resultados porque de ello depende que la empresa siga contando con él.

En definitiva, la opción de ser freelance es casi una forma de vida y por eso los posibles inconvenientes quedan ampliamente compensados por sus ventajas.

Y las empresas que deciden contar con ellos encuentran a trabajadores muy motivados que siempre quieren hacer más por ellas.

Guía para contratar a la persona perfecta

Si eres un pequeño empresario y estás pensando contratar a alguien, aquí tienes ideas y consejos para contratar a la persona adecuada.

Descarga gratuita

Dejar una respuesta