Playing now

Playing now

Coworking y teletrabajo, la oficina ideal para pymes y autónomos

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Te contamos cómo han evolucionado los espacios de coworking y por qué los eligen tanto las pymes como los autónomos.

  • El uso de los espacios de coworking aumento en un 218% en el año 2020.
  • Los autónomos suelen recurrir a estos espacios de trabajo para disponer de un sitio con buena conexión y establecer sinergias con otros trabajadores.

La pandemia ha deslocalizado la oficina tradicional. La situación provocada por la COVID-19 ha puesto de manifiesto que las pymes y autónomos pueden trabajar en cualquier espacio habilitado para ello. Da igual si se trata de un edificio de oficinas o de si es, por ejemplo, la hamaca de un hotel. El teletrabajo ha provocado cambios en los espacios laborales. De hecho, coworking y teletrabajo van de la mano en la búsqueda de esa oficina ideal para pymes y autónomos.

Coworking y teletrabajo: creando sinergias

Tradicionalmente se ha entendido el coworking como aquel espacio de trabajo colaborativo enfocado principalmente a los trabajadores autónomos. Hasta hace no muchos años los espacios de coworking estaban centrados en aquellos trabajadores por cuenta propia que no disponían de una oficina desde la que trabajar. Una de sus grandes ventajas era que los empleados podían crear sinergias entre ellos, podían colaborar en determinados proyectos, de manera que todos salían beneficiados.

Las pequeñas empresas que optaban por esta modalidad eran muy pocas antes de la pandemia. Sin embargo, la COVID-19 ha puesto en evidencia que la oficina física no es la única opción para rendir bien a nivel laboral. 

Un estudio elaborado por CoworkingSpain revela que en el segundo y tercer trimestre de 2020 creció la demanda de este tipo de espacios de trabajo. El crecimiento, que supera ya el 218%, se suma al aumento de metros cuadrados de espacios de coworking en España. En concreto, solo en 2020 ya figuraban 615.000 m² de coworking activos.

Teletrabajo en coworking, una tendencia

Hasta que llegó la pandemia también era habitual teletrabajar en cualquier sitio. Se podía teletrabajar en la playa, desde el coche o desde casa, entre otros lugares. Sin embargo, muchos autónomos prefieren ahora hacerlo en un coworking.

Uno de los motivos por los que los autónomos optan por aunar coworking y teletrabajo es poder disponer del espacio necesario para llevar a cabo sus tareas profesionales. Se trata de una alternativa interesante cuando no se dispone en casa de una conexión a Internet adecuada o de suficiente espacio y tranquilidad.

De igual forma, cuando la oficina del cliente se encuentra lejos de casa, un coworking es perfecto para los autónomos en términos de ahorro de tiempo.

Ventajas del coworking para pymes y autónomos

La cifra de negocio del coworking sigue creciendo y ya supera ocho veces más a la que se generó en 2012. El sector factura ya por encima de los 150 millones de euros anuales. En esa cantidad se incluyen tanto los 82 millones de euros al año que genera el alquiler de puestos de trabajo y el del alquiler de otros servicios, como el de despachos y salas de reuniones. Se trata de espacios con innumerables ventajas para pymes y autónomos.

El sector del coworking factura ya por encima de los 150 millones de euros anuales.

1. Ahorro de costes

El principal beneficio de cualquier espacio de coworking tiene que ver con el ahorro de costes. Al no emplear un local propio, los gastos disminuyen. El modelo se adapta a las necesidades del empresario. Así, se evita la realización de grandes inversiones que tienen que ver con la compra o el alquiler de una oficina.

2. Opciones flexibles

Optar por el teletrabajo en un coworking no tiene por qué ser una opción rígida. La flexibilidad a la hora de adaptarse a lo que necesita el empresario o el trabajador es una de sus máximas. Entre las opciones que se suelen ofrecer destacan los puestos calientes, el alquiler por horas de puestos individuales, espacios privados para empresas e incluso alquileres por meses, días u horas.

3. Impulso a la innovación

El talento innovador se consigue impulsar a través del coworking y el teletrabajo. Estos espacios se caracterizan porque con muy poca inversión económica proporcionan un valor añadido al equipo, relacionándolo siempre con las nuevas tecnologías.

4. Más motivación

De trabajar solo a hacerlo con compañía hay un camino muy largo. Aunque en un coworking el empleado siga sacando adelante de manera individual sus tareas, tiene un plus de motivación el hecho de poder hacerlo en un ambiente más social. Los espacios de networking favorecen un intercambio constante de información entre todos los implicados.

5. Fomento del aprendizaje

El aprendizaje se entrena a base de interactuar con personas similares a ti. La posibilidad de estar en contacto con otros trabajadores y tener acceso a eventos específicos permite crear sinergias y fomentar un desarrollo profesional continuo.

El fomento de espacios de teletrabajo ha dado lugar a otras opciones que compaginan el ocio, el networking y el trabajo. Se trata del coliving, que consiste en residencias corporativas para que los profesionales puedan compartir proyectos. Destaca también el workaction, que da un paso más y aúna ocio y trabajo. Formatos todos ellos por los que ya están apostando grandes y pequeñas empresas y también los autónomos. La oficina ideal está en cualquiera de esas soluciones de trabajo.

Teletrabajo en tu empresa

Mucho más fácil de lo que crees.

Teletrabaja con un software de última
generación y eleva tu productividad.

Más información