10 ideas para optimizar la gestión de almacén en una pyme

Publicado · 3 minutos de lectura

Gestionar adecuadamente los almacenes de una organización resulta vital para el éxito de la empresa. Una buena configuración logística permitirá que los pedidos entren y salgan a tiempo y en óptimas condiciones.

Esto repercutirá en la calidad, profesionalidad y confianza que se ofrece a los clientes. Por ello, aquí tienes 10 ideas para optimizar la gestión del almacén en una pyme.Una nave de almacenamiento se puede convertir en una auténtica tortura para una empresa que no ha sabido trazar su hoja de ruta.

La gestión de un almacén debe estar optimizada. Evitar el caos y hacer que todo esté permanentemente bajo control ahorrará trabajo y se traducirá en calidad extra para el cliente.

1. Busca una solución para el picking

El sistema de recepción de mercancías es el centro de almacenaje y los preparativos de los pedidos deben estar exentos de errores. Para ello existen en el mercado soluciones de software de gestión del almacén  que marcan a los operarios la ubicación concreta de los productos. Ello permite elegir la mejor manera de establecer el orden de recogida de la paquetería en función de los criterios elegidos y la ubicación.

2. Digitaliza un almacén caótico

El almacén caótico o multi-almacén se caracteriza por tener un mismo tipo de producto almacenado en diferentes ubicaciones de la nave. La manera de rentabilizar este sistema de almacenamiento es a través de la informatización.

Con una solución informática los operarios no tienen que aprenderse todas las ubicaciones en las que puede estar un producto. Tampoco quedan espacios muertos. Los huecos vacíos se aprovechan para guardar cualquier producto que necesite un sitio.

Gracias a que la solución muestra al instante dónde se encuentra la mercancía, no es necesario que todo esté en el mismo lugar. De esta manera se ahorra en espacio y tiempo de almacenaje. También se mantiene el stock bajo control y se reduce el tiempo de preparación de los pedidos.

3. Utiliza el cross docking

Si el tipo de material o mercancía lo permite, el cross docking será la técnica más eficiente para transporte logístico. El “cruce de muelles” pretende que el tiempo de almacenaje se reduzca al mínimo o incluso llegue a ser nulo.

Un caso muy evidente sería el de los pallets. Se recibe el pedido y en el mismo medio de transporte que han llegado se transfieren.

4. La importancia del layout

Antes de empezar, realizar un buen layout o diseño en plano del almacén, te ayudará a aprovechar al máximo el espacio del que dispones: alturas, anchuras, columnas, superficie… Estos pasos previos serán fundamentales para evitar cuellos de botella y trazar rutas que permitan trabajar con más rapidez.

Con el plano quedarán determinadas las zonas de carga y descarga, la de recepción, la de almacenamiento, la de preparación de pedidos y la de envío.

5 . Aprovecha la automatización

Procura aprovechar las ventajas de la automatización de los procesos de trabajo. Con ello te ahorrarás personal en tareas repetitivas, peligrosas o de baja calificación. En cambio, podrás destinar a tu plantilla a trabajos más productivos.

6. Saca partido al espacio vertical

El espacio es uno de los aspectos más importantes en la gestión del almacén. Aprovechar este recurso te estará ahorrando dinero. Utiliza opciones como el pallet racking o almacenamiento de pallets en estanterías. Es una de las fórmulas más sencillas de implementar y ayudan a ganar mucho espacio.

7. Implementa el Sistema LEAN

El Sistema LEAN impulsará tu cadena de suministros, rebajará costes e imprimirá rapidez a la producción. Tendrás que concebir un flujo de trabajo que ofrezca el máximo valor a tus clientes empleando los mínimos recursos posibles.

Para ello deberás eliminar los llamados “desperdicios” o bienes que se despilfarran y aumentan el tiempo de producción y el coste: sobreproducción, transporte, inventario, tiempos de espera, procedimientos innecesarios…

8. Especializa la mano de obra

Si profesionalizas el almacén ganarás en precisión. Para ello, los empleados deben estar formados y disponer de todos los conocimientos que precisan para llevar a cabo su trabajo. La especialización de la mano de obra es una manera de incrementar la eficacia y evitar “desperdicios”.

9. Crea un buen entorno laboral

Optimiza la distribución de la mercancía y estarás ahorrando desplazamientos innecesarios y facilitando el picking. Evita, en la medida de lo posible, el transporte de cargas pesadas. Para ello, no dudes en invertir en carretillas, carros de transporte y transpaletas. Mejorarás en seguridad laboral y ahorrarás riesgos y lesiones.

10. Realiza evaluaciones periódicas

Evalúa cada cierto tiempo cómo va el sistema de almacenamiento. Sabrás cómo evoluciona y qué necesidades van requiriendo las instalaciones.

La gestión de un almacén precisa de una optimización permanente de los procesos. La finalidad estriba en conseguir el mayor grado de eficiencia.

Estos 10 consejos te serán de utilidad, pero no olvides dedicar tiempo al progreso continuo y hacer evaluaciones para saber de qué manera impactan las acciones que emprendas.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta