Industria 4.0: invierte en ella si quieres crecer más (e-book)

Publicado · 8 minutos de lectura

Echamos un vistazo al concepto de industria 4.0, una tecnología relativamente reciente referida a la cuarta revolución industrial que consiste en introducir las tecnologías digitales en la industria

  • En España constituye una oportunidad clave para la mejora de la competitividad de nuestra industria en un mercado cada vez más global
  • En la industria 4.0 serán clave los sistemas ciber-físicos, el Internet of Things and Services, la hiperconectividad y el big data

En la actualidad, la industria española representa el 13% del valor añadido de nuestro país, empleando al 11% de la población ocupada (contribuyendo así de modo principal a la balanza comercial positiva). En otros países, como el Reino Unido, los fabricantes terminaron el año 2017 en positivo, encadenando los tres meses de mayor crecimiento desde 2014. Según se desprende de las cifras del índice de los gerentes de compras del sector manufacturero británico de Markit/Cips, la actividad y los nuevos pedidos se multiplicaron durante los últimos 17 meses en el Reino Unido. A los nuevos pedidos y al lanzamiento de nuevas líneas de productos les siguió como respuesta el natural incremento de la producción.

¿Te imaginas como sería una fábrica 4.0, un espacio donde máquinas inteligentes colaboran entre sí, gestionadas por un equipo de trabajadores analíticos bien capacitados? Si quieres conocer más sobre la industria 4.0 descarga gratuitamente la guía “El futuro de la fabricación 4.0”.

Sin embargo, no es cuestión de dormirse en los laureles. Si estas empresas quieren aprovechar el crecimiento esperado, deben invertir en capacidad y en maquinaria, como ya están haciendo muchos fabricantes destacados que se preparan a toda velocidad para la llamada cuarta revolución industrial, conocida como industria 4.0.

¿Qué es la industria 4.0 y por qué debería importarte?

Las revoluciones industriales son acontecimientos enormes y significativos y según los expertos ya hemos vivido cuatro.  La primera comenzó con la introducción de la máquina de vapor y el nacimiento de la industria textil. La segunda fue auspiciada por la electricidad y la producción en masa. Y la tercera revolución industrial vino de la mano de la informática y la tecnología, una vez concluida la Segunda Guerra Mundial.

¡Tuitea el dato! Para Pwc, con la industria 4.0 las empresas verán reducidos sus gastos en un promedio anual del 3,6 % hasta 2021.

El profesor Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, cree que ya hemos entrado en la cuarta revolución industrial.

Acuñada con el término de industria 4.0, se refiere a las grandes innovaciones tecnológicas que están coinciden en llegar a la madurez y que empresas de todo el mundo ya han adoptado, aunando el mundo virtual y físico, y generando nuevas y potentes formas de trabajar. Veamos varios ejemplos destacados de estas tecnologías:

Internet de las cosas

La fusión de objetos físicos, como software, sensores y elementos electrónicos, con Internet y la recopilación y transferencia de datos operados por máquinas. El IoT o Internet de las cosas permite hoy la comunicación en tiempo real, iniciando sistemas físicos y dando lugar a ciudades inteligentes.

Ofrece la oportunidad de construir cadenas de suministro digitalizadas y conectadas, ecosistemas completamente integrados y transparentes para los departamentos de marketing, desarrollo de productos, fabricación y distribución.

Big data y análisis avanzados

El Internet de las cosas nos trae una ingente cantidad de datos. La forma en que tu empresa lee y analiza esos datos es de vital importancia. En la industria manufacturera, la disponibilidad de datos sobre el desarrollo, producción y pruebas de los productos puede aportar una nueva dimensión al modo en que se fabrican los bienes, ofreciendo una mejor innovación, comercialización y toma de decisiones.

Robótica y automatización

Los robots ya se usan ampliamente en el mundo de la fabricación. Un ejemplo ello son los brazos robóticos en las cadenas de ensamblaje. La industria 4.0 podría asistir a un incremento masivo de la robotización y considerar la posibilidad de construir “fábricas inteligentes” donde los robots asuman las tareas de fabricación y ofrezcan a los clientes productos con aportes humanos limitados, gracias a sistemas informáticos y de comunicación vinculados a sistemas físicos.

Simulaciones, impresión 3D y realidad aumentada

Hoy en día, ya es práctica común que los bienes puedan modelarse y probarse virtualmente, con el consiguiente ahorro de tiempo y reducción en los materiales, mano de obra y gastos. La impresión en 3D, nos permite crear y ver diseños personalizados, complejos o sencillos, a velocidades notables, mientras que la realidad aumentada proyecta un futuro en el que los trabajadores se forman con mayor eficacia que con los sistemas tradicionales a base de papel o pantallas.

Son muchas las razones por las que vale la pena invertir en la industria 4.0

¿Por qué deberías invertir en la industria 4.0?

Industria 4.0 es más que una palabra de moda.  De hecho, muchas empresas están ya consignando inversiones y aquellas que no lo hagan corren el riesgo de quedarse atrás.

Para Pwc, el avance de la industria 4.0 revolucionará la producción industrial. Impulsadas por mejoras internas y un proceso de trabajo cada vez más ligado a las cadenas de valor, las empresas verán reducidos sus gastos en un promedio anual del 3,6 % hasta 2021.

Asimismo, las empresas esperan aumentar un 2,9 % anual sus ingresos mediante la digitalización de productos y servicios, así como el desarrollo de nuevos servicios digitales. Mientras tanto, el 33 % de las empresas industriales afirma haber alcanzado ya niveles avanzados de digitalización, y el 72 % de las empresas en general espera alcanzarlos para 2020.

Según Aberdeen, estos serían los principales objetivos para las empresas del sector de la fabricación:

industria 4.0

Principales objetivos de fabricación. Fuente: Aberdeen Group, febrero de 2017

El aumento de la competencia conlleva la necesidad de tener que prestar más atención al servicio al cliente. A tal fin, las empresas manufactureras tendrán que explorar nuevas formas de presentar sus productos y servicios: se atisba el cambio en los procesos y modelos empresariales que implica la industria 4.0.

Nick Castellina, director del grupo de investigación de Aberdeen, lo ve así: “Los productos han de ser más personalizables. Para ello es necesario cambiar el modo en que manejamos la producción y el suministro. Muchos de estos cambios serían imposibles en los actuales sistemas empresariales.  Por ello, los fabricantes han priorizado la modernización de su sistema empresarial como segundo objetivo de su futuro más inmediato”.

Empieza a planificar cómo adaptarte

Según el estudio Made Smarter UK Review realizado por el CEO de Siemens UK, Jürgen Maier, la industria 4.0 es algo que va a durar en el tiempo. En su opinión, en los próximos 10 años la digitalización industrial podría impulsar la fabricación del Reino Unido en 455.000 millones de dólares, disparando el crecimiento del sector en un 3 % y generando un aumento neto de 175.000 puestos de trabajo.

No hace mucho, la Confederación de la Industria Británica (CBI, organización patronal) llamó a las principales empresas a unirse al frente de una estrategia industrial de “salto” para ganar en la industria 4.0. Nuevamente, el mensaje fue animar a las empresas a despertar y a tomar decisiones rápidas sobre cómo adaptarse.

Kieron McCann, director de estrategia y marketing de Cognifide, añade: “El mayor desafío para el sector tradicional de la producción industrial es cambiar de modelo y adaptarse a la nueva realidad de la industria 4.0. Hablamos concretamente de agilidad.

“Es bastante común que las empresas de fabricación e ingeniería quieran llevar a cabo sus innovaciones internamente. Sin embargo, esto supone una demora en los plazos de entrega y una menor flexibilidad de los ciclos de planificación. Esta cultura puede impregnar a toda la empresa, a menudo centrada en torno a ciclos de producción y lanzamiento de productos”.

“En la nueva realidad, las empresas deben tener muy claras las áreas en las que pueden generar un auténtico valor. En cualquier otro ámbito, necesitan reflexionar sobre cómo pueden integrar rápidamente otras capacidades y luego iterar”.

“Todo lo anterior implica utilizar un software alimentado por datos, que cada vez estarán más y más integrados en un ecosistema más amplio.  Un trabajo ágil y flexible, iteración y mejora continua se convertirán de facto en la forma de trabajar”.

Los altos directivos deben tomar la iniciativa de la Industria 4.0 para avanzar

Sin liderazgo es muy difícil triunfar

Mark Armstrong, vicepresidente y director general de operaciones internacionales EMEA y APJ de Progress, considera que adoptar la cultura de la Industria 4.0 no solo supone estar a la vanguardia, sino que para muchos fabricantes es además una cuestión de supervivencia, ya que de no hacerlo podrían acabar en la fila de los perdedores.

En su opinión, “el cambio debe fundamentarse en bases sólidas e impulsarse por un claro liderazgo de los altos directivos, identificando las tecnologías más importantes para la empresa e invirtiendo en ellas. No se trata solo de invertir en nuevas tecnologías, sino de hacerlo en las adecuadas”.

“Sin embargo, una cosa es segura: la Industria 4.0 se apoya en los datos.  Los fabricantes deberán acondicionar sus equipos para recoger datos, aprender a analizarlos de manera eficaz y utilizar dicha información para diseñar sus operaciones futuras.  Para estar listo de cara a la Industria 4.0, hay que introducir sistemas que puedan analizar automáticamente enormes cantidades de datos y los conviertan en información valiosa para la empresa”.

Mark opina también que la nube desempeña un papel crucial:  “Una de las mejores formas de preparar tu empresa para el futuro es dotarla de la capacidad de incrementar rápidamente sus servicios.  La nube posibilita esta escalabilidad a la vez que ofrece una mayor eficiencia y acceso a una mayor capacidad de procesamiento para tecnologías como la IA”.

10 consejos para convertirse en un moderno productor de la Industria 4.0

  1. ¡No esperes!

Es posible que tus competidores ya hayan iniciado su propio camino hacia un nuevo panorama empresarial y una transformación digital.  La inacción podría costarte mucho y convertirte en un seguidor en lugar de líder.

  1. Identifica las oportunidades  

Analiza tu empresa y descubre dónde son deficientes los procesos y cuánto tardan tus productos en llegar al mercado.  Averigua donde fallas a la hora de reaccionar a la demanda del mercado y descubre dónde son más limitados tus recursos.  Prioriza tus mayores desafíos y descubre cómo la nube, el análisis y el IoT encajan en tu estrategia comercial.

  1. Empieza poco a poco y avanza a paso firme

Los cambios drásticos pueden crear trastornos. Siempre es mejor empezar con acciones pequeñas como implementar sensores en las plantas de fabricación y ver qué información puedes sacar.

  1. Elige proveedores adecuados

Trabajar con proveedores que conozcan tu sector y trabajen siguiendo las mejores prácticas allanará tu camino hacia la innovación.

  1. Sigue mejorando

El concepto de Industria 4.0 abarca mucho pero no lo es todo.  Procura que tu empresa (empleados, procesos y tecnologías) tenga la flexibilidad necesaria para poder hacer frente a los cambios a medida que se producen.

  1. Replantéate cada experiencia

Evalúa la tecnología desde una perspectiva comercial.  Solo de este modo podrás determinar la tecnología que realmente puede diferenciar a tu empresa, ampliando su capacidad para desmarcarse de la competencia.

  1. Implícate con las tecnologías emergentes que te rodean

Identifica las organizaciones y empresas emergentes que trabajan e investigan las tecnologías relevantes para tu sector, tus productos, tus clientes y tu mercado. Establece relaciones de trabajo cuando convenga y no las pierdas de vista. Por ejemplo, puedes asociarte con una universidad u otro centro formativo relevante.

  1. Construye tu propio laboratorio de aprendizaje

Si tu empresa está alcanzando un cierto tamaño, deberías empezar a contar con un equipo de innovación encargado de dar valor comercial a las ideas (por ejemplo, a través de demostraciones o prototipos).  Todo lo creado internamente en la empresa puede ser compartido con partners o clientes seleccionados.

  1. Desarrolla una mentalidad creativa

Las empresas deben desarrollar un pensamiento que les permita establecer conexiones a través de la tecnología y resolver los problemas del mundo real.  Los “creadores” de hoy deben estar dispuestos a probar cosas y a equivocarse, a ensuciarse las manos, a compartir y a crear basándose en lo que descubran otros.

  1. Establece un proceso para adaptar la tecnología emergente

Los procesos empresariales habituales, tales como el desarrollo de casos de negocio y la planificación de proyectos orientados a beneficios, no se adecúan a la innovación impulsada por la tecnología.  Pon en marcha procesos con etapas más cortas que incluyan la propuesta de ideas, el desarrollo de prototipos, los estudios de mercado y el escalado.

Es importante recordar que el cambio propiciado por la llamada cuarta revolución industrial no se verá durante mucho tiempo como algo rompedor. Considerando que las ideas suelen propagarse a la velocidad del rayo, muy pronto veremos empresas que desarrollan sus propias versiones de los mismos productos y soluciones empresariales.

Basarse únicamente en la innovación no será suficiente para desmarcar tu empresa de la competencia. Si no quieres quedarte atrás, deberás actuar con planificación y estrategia seria.

Si quieres conocer más sobre la industria 4.0, descubrir por qué es importante para tu empresa o encontrar consejos para ayudarte a sacar el máximo provecho de ella, descarga gratis la guía “El futuro de la fabricación 4.0”.

El futuro de la fabricación 4.0

En esta guía conocerás más sobre la industria 4.0 y la fábrica del futuro, un espacio donde máquinas inteligentes, gestionadas por trabajadores analíticos, colaboran entre sí.

Descarga gratis

Dejar una respuesta