Playing now

Playing now

Estos son los obstáculos que las pymes señalan a la hora de abordar su digitalización

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

Un informe de eAPyme y del ESADE identifica los obstáculos que encuentran las pequeñas empresas y los autónomos españoles a la hora de abordar su digitalización. Las pymes españolas se sienten saturadas por el gran número de soluciones tecnológicas en el mercado y tienen dificultades para integrarlas con las tecnologías existentes previamente en la empresa. Además, deben lidiar con demasiados proveedores TIC, ya que estos no les ofrecen soluciones integrales, lo que en algunos casos pone en duda el retorno de las inversiones que se llevan a cabo.

Son algunos de los mensajes que deja el informe ‘Estado de la transformación digital en pymes y autónomos’, un estudio cualitativo publicado recientemente y que ha sido elaborado por la asociación eAPyme y por la escuela de negocios ESADE. Para analizar las inquietudes de los pequeños empresarios, los autores del informe organizaron siete grupos de discusión que reunieron durante la segunda mitad de 2017 a firmas de otros tantos sectores productivos.

Las pymes y autónomos españoles son conscientes de la revolución digital que vive la economía y la sociedad, y de la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos, pero detectan también serios obstáculos a este proceso de digitalización. Entre ellos, señalan la falta de cobertura de la banda ancha móvil en todos los rincones del país, una inadecuada formación de los empleados, la falta de recursos económicos para dar el salto digital o una cierta incapacidad para sacar partido al comercio electrónico.

Herramientas adecuadas a la demanda de cada empresa

Para mejorar este viaje a la digitalización, las pymes que participaron en los grupos de discusión organizados por eAPyme y ESADE reclaman mejoras a la administración, las universidades o los proveedores de tecnología. A las marcas de TI les demandan “herramientas adecuadas a las demandas de cada subsector” de actividad. Las pequeñas empresas se quejan de que es habitual que muchas herramientas informáticas se generen “sin consultar previamente al colectivo de pymes y autónomos”, y piden que haya colaboración entre proveedores y clientes para afinar en el diseño de las soluciones.

Por otra parte, las pequeñas compañías quieren que los proveedores integren más servicios en su oferta y que se reduzca el número de proveedores para que esto sea factible. Además, demandan soluciones que se integren fácilmente con sus sistemas de gestión, y que su implantación vaya acompañada de la formación necesaria.

Otro anhelo de las pymes consultadas por la asociación eAPyme y ESADE es que haya un mayor uso de estándares en diferentes sectores productivos, y que se eliminen “las prácticas abusivas en la intermediación”. También piden más funcionalidades relacionadas con el Big Data, en forma de nuevos servicios de información predictiva para conocer los vaivenes de la demanda.

Mucho Office y WhatsApp

El estudio de eAPyme llama la atención sobre el uso extensivo de herramientas de ofimática como Microsoft Office en las pymes españolas y de otros programas gratuitos. Entre las herramientas que las pequeñas empresas utilizan para comunicarse destaca el correo electrónico, Skype y WhatsApp, un aplicación cada vez más habitual. No obstante, también abundan aplicaciones específicas como CRM, para gestión de clientes, SGA, para gestión de almacenes, o programas de contabilidad y ERP. Sin embargo, todavía usan poco el escaneo de facturas y gastos, es decir, la gestión documental aplicada a las tareas diarias.

También reconocen las pymes consultadas que el análisis de datos todavía es bajo, y echan en falta profesionales que puedan hacerlo, y las más pequeñas dicen que no disponen de recursos económicos para esta labor.

Confusión en torno a RGPD

Por último, el estudio demuestra que las pymes españolas están intentando ponerse al día en materia de protección de datos, pues desde el próximo 25 de mayo será de obligado cumplimiento por compañías e instituciones el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la UE (GDPR), que redobla las exigencias en este aspecto. En algunos casos, las pymes no tienen claros los requerimientos de la nueva normativa, que exige, por ejemplo, tener la autorización explícita de los clientes actuales o potenciales para hacer campañas y acciones de marketing o comunicación, como lanzar un simple e-mailing promocional.

Además, las pymes creen que asesorarse sobre la normativa y afrontar los cambios que impone es caro. Además, los más escépticos dicen que GDPR es una nueva forma de las autoridades de recaudar, pues consideran que hasta ahora las normativas han sido inservibles, y prueba de ello es la gran cantidad de spam que reciben.

No obstante, todos aquellos empresarios y trabajadores que quieran conocer en qué se diferencia el RGPD de la actual legislación de protección de datos, pueden descargar sin ningún coste la guía RGPD: Guía rápida de Sage para empresas.

Para que las empresas puedan centrarse en el verdadero core de su negocio, precisan contar con un partner que simplifique la gestión y organización de su departamento financiero y de RRHH. Sage cuenta con todo tipo de soluciones que se adaptan a sus necesidades.

Dejar una respuesta