Tres señales de aviso de que tus datos están frenando tu crecimiento (e-book)

Publicado · 3 minutos de lectura

Venga, un problema rápido de matemáticas. ¿Cuántos productos y aplicaciones utilizas para gestionar los datos de los clientes? ¿Lo sabes? ¿Y cuánto tiempo pasas reuniendo toda esa información en un solo sitio? Cuando tengas esas cifras, multiplícalas: la respuesta te dirá el tiempo que pierdes por culpa de esa dispersión de los datos.

No eres el único. Igual que a una familia joven se le va quedando pequeña su primera vivienda, la mayoría de las empresas llegan a un punto en que simplemente necesitan recursos diferentes. A continuación te mostramos tres señales de que tu empresa puede estar en esa fase.

Señal 1: tu equipo tiene dificultades para tomar decisiones

Cuando hay que tomar decisiones clave, ningún directivo quiere basarse en información incompleta o desfasada. Y aun así muchos pasan horas examinando datos financieros y de ventas de orígenes diversos. Utilizar varios productos y aplicaciones limita la capacidad de tus equipos comerciales y financieros para actualizar la información y conectarse mutuamente, y también aumenta las posibilidades de errores en el trabajo de tu equipo. Por ejemplo, si no hay un lugar central donde almacenar estos datos, las personas o equipos presentan su información por separado e incluso podrían basar sus informes en datos obsoletos. Con un flujo de trabajo así de deslavazado, tú y tu equipo tenéis más difícil la toma de decisiones fundamentadas sobre el negocio.

Señal 2: tu equipo pasa demasiado tiempo haciendo lo que no debe

Utilizar distintos productos y aplicaciones, y almacenar información de clientes en varios lugares también implica que tu equipo tiene que introducir información clave sobre los clientes en distintos lugares. Ese es el problema: este modo de trabajar lleva bastante tiempo al final del mes o trimestre, y muchos equipos comerciales y financieros afirman que es un tiempo que podrían dedicar a tareas más provechosas como responder a consultas comerciales, hablar de ideas sobre nuevas promociones de ventas o preparar las cuentas de los principales clientes. Si tu equipo está dedicando tiempo a introducir manualmente información como gastos o a otras tareas administrativas, tu empresa está perdiendo unas horas facturables valiosas en tareas improductivas. ¿Puedes permitirte dejar que los mejores miembros de tu equipo echen su jornada a perder?

Señal 3: la colaboración no es fácil

Como gerente de un negocio en expansión, te esfuerzas por atajar los procesos de negocio ineficientes, pero ¿has considerado cómo se comparte dentro de tu equipo la información sobre clientes? Por ejemplo, un bufete de abogados podría utilizar un producto para compilar datos financieros relativos a sus clientes y cuentas por cobrar. Y los empleados de este bufete podrían utilizar otra aplicación para colaborar en información actualizada en diferentes emplazamientos. Incluso si estos empleados no cometen errores y se acuerdan de actualizar cada producto o aplicación, compartir internamente la información de clientes más reciente sigue suponiendo un gran reto para tu equipo. Trabajar en varias versiones de información de clientes es un modo ineficaz de colaborar, y no es el que utilizan las empresas en expansión de hoy en día.

Así que debes prestar atención a estas señales de advertencia. Y si las percibes en tu negocio, quizá haya llegado el momento de que te replantees la cuestión tecnológica y conectes mejor los datos.

Si quieres encontrar más consejos sobre cómo dinamizar tu negocio, descarga la guía gratuita “La tranquilidad de un negocio conectado”.

La tranquilidad de un negocio conectado

¿Sabes si tu negocio está preparado para dar el salto a la contabilidad cloud? Compruébalo en esta guía.

Descarga gratuita

Dejar una respuesta