Playing now

Playing now

Cómo la contabilidad te puede ayudar en la toma de decisiones

Finanzas

Cómo la contabilidad te puede ayudar en la toma de decisiones

Sage

La contabilidad financiera es la base sobre la que se elaboran los informes que sirven a la empresa para tomar todo tipo de decisiones empresariales.

  • Te explicamos cómo te ayuda la contabilidad financiera a tomar decisiones clave para tu negocio.
  • Tu contabilidad debe estar libre de errores, ya que, en caso contrario y si los errores son relevantes, estos pueden inducir a la toma de decisiones erróneas.

Una buena gestión contable es clave para cualquier empresa, ya que, en caso contrario, los problemas pueden surgir por todos lados:

  • Problemas con Hacienda al realizarse mal las liquidaciones tributarias.
  • Problemas con socios que se pueden sentir engañados.
  • Toma de decisiones erróneas.
  • Etc.

Y es que la contabilidad va más allá que un “simple” asiento contable. Sin un correcto registro de los distintos movimientos para su posterior análisis y síntesis, la empresa no dispondrá de información fiable para tomar decisiones y puede acabar teniendo graves problemas.

¡TUITEALO! Conceptos clave para entender y analizar la contabilidad financiera de tu negocio. ¿Qué información nos facilita la contabilidad para la toma de decisiones?

Conceptos clave para entender la contabilidad financiera

El proceso contable comienza por registrar de forma correcta y de acuerdo con las especificaciones que se recogen en el Plan General Contable, todos los movimientos que tiene nuestra empresa. Para ello, disponemos de dos instrumentos básicos: el libro diario y el libro mayor.

  • Libro diario. En él se anotan las operaciones realizadas por la empresa en el día a día indicando la fecha del apunte contable. Para realizar una anotación en el libro diario, debemos analizar la operación para saber qué cuentas del plan contable debemos utilizar y el anotar los importes que correspondan al debe y al haber.
  • Libro mayor. La principal función del libro mayores reflejar en cada una de las cuentas contables, las operaciones que se produzcan y registren en el libro diario durante el ejercicio económico. Las operaciones se registran de forma cronológica. De manera que se puede saber el saldo que va quedando en cada cuenta por las operaciones registradas.

Convertir la contabilidad en información útil para la toma de decisiones en la empresa es una de las principales funciones de los directores financieros y jefes de contabilidad.

Las cuentas anuales

La contabilidad se resume en las cuentas anuales, que deben contener los siguientes elementos:

  • Balance de situación. Es una fotografía del estado financiero de una empresa en una fecha determinada, en el que se puede ver rápidamente lo que tiene la empresa (activo), lo que debe (pasivo) y su capital (patrimonio neto).

Si se sabe leer un balance, se puede ver si la estructura financiera de la empresa es la adecuada. Pudiendo ver, por ejemplo, si los activos más líquidos que tiene la empresa son suficientes para hacer frente a los vencimientos de las deudas a corto plazo.

  • Cuenta de resultados o de pérdidas y ganancias (PyG). Es un instrumento de análisis de la posición económica de una empresa. En la cuenta de PyG se resumen todos los ingresos y gastos que genera una organización durante un ejercicio contable. En ella se puede apreciar la capacidad de la empresa para generar beneficios y su estructura de ingresos y gastos.
  • La memoria amplía y comenta la información contenida en los otros documentos que integran las cuentas anuales. En ella se desglosan y detallan determinadas partidas del balance y de la cuenta de resultados. Todo ello con el objeto de facilitar la comprensión de la situación patrimonial de la empresa, de sus resultados y conocer la aplicación de estos.

Estos documentos son una unidad en sí misma que se debe presentar en el Registro mercantil, aunque podremos hacerlo telemáticamente.

No obstante, si tenemos la opción de automatizar determinados procesos, todo este proceso se agiliza de manera notable. Podemos configurar nuestro sistema contable para predefinir asientos, de manera que sin introducir ni siquiera todos los datos se insertan subcuentas, conceptos, etc. Esto es muy útil cuando recibimos facturas periódicas o casi periódicas.

¿Qué información nos facilita la contabilidad para la toma de decisiones?

Con la información que nos proporcionan los datos contables que vamos registrando, podemos ver la contabilidad desde diferentes planos:

  • Contabilidad financiera: nos permite saber de forma fehaciente la situación y composición del patrimonio de nuestra empresa. Gracias a la contabilidad financiera podemos controlar la evolución de la empresa.
  • Contabilidad analítica: se dedica principalmente a captar, medir, registrar, valorar y controlar los costes internos de la empresa. Gracias a la contabilidad analítica podemos decidir nuestra política de producción, ventas, precios, etc.
  • Contabilidad desde el punto fiscal: nos ayudará a efectuar las liquidaciones de impuestos de nuestra empresa. Gracias a ella podemos cumplir con las obligaciones fiscales de la empresa.
  • Contabilidad presupuestaria: permite registrar, clasificar y resumir las operaciones relativas al presupuesto de nuestra empresa. Su finalidad es ejecutar el presupuesto aprobado y cumplir con las metas y objetivos fijados en su plan operativo. Gracias a ella podemos planificar los recursos de la empresa, detectar necesidades de financiación y analizar las desviaciones del presupuesto.
  • Contabilidad desde el punto de vista de la tesorería: También debemos tener en cuenta otros conceptos como la gestión de la tesorería. Gracias a la contabilidad utilizada desde el punto de vista de la tesorería podemos cumplir con los compromisos de pago. Aplicar excedentes de tesorería. O detectar necesidades financieras a corto plazo.

Por lo tanto, una buena información contable libre de errores es vital para que los directivos de la empresa puedan tomar todo tipo de decisiones y realizar una correcta planificación de sus recursos y necesidades.

Nota del editor: Este artículo fue publicado en 2018 y actualizado a 2022 por su relevancia.