Playing now

Playing now

Cómo aumentar la productividad durante la jornada intensiva de los meses de verano

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

El calor no es excesivamente compatible con el trabajo y la productividad; prueba de ello es que bastantes convenios colectivos incluyen en sus cláusulas la realización de jornada intensiva durante los meses de verano.

La base para realizar jornada intensiva la tenemos en la mejora de la productividad y condiciones laborales durante el verano, puesto que la jornada partida en entornos con clima extremo, tal y como ocurre en prácticamente toda España, no es buena para el trabajo

EL funcionamiento de la jornada intensiva a examen

Normalmente, la jornada intensiva consiste en condensar toda la jornada laboral por la mañana, adelantando la hora de comienzo del trabajo y cortando la jornada a la hora de comer. Esta es la tónica habitual, pero no descartemos tampoco sectores y segmentos que realizan la jornada intensiva por la noche.

Por ejemplo, en el ramo de construcción y obras públicas, si es posible, puede ser más productivo trasladar la jornada a horario nocturno más que condensar las horas de trabajo por la mañana. La clave es no cortar el trabajo más allá de los tiempos deseables para descanso y un tentempie.

Independientemente de la franja horaria que llevemos a cabo, hay que tener en cuenta varios criterios para mejorar la productividad en jornada continua:

  • Ten una climatización adecuada en los centros de trabajo. Ni calor excesivo ni aires acondicionados que tengamos que llevar chaquetas. 23/24 grados es una temperatura adecuada para trabajar, tanto en invierno como en verano.
  • Marca tareas vinculadas a productividad más que a horario. Lo importante es el desarrollo de tareas, no estar en la oficina o en el puesto de trabajo el primero y salir el último.
  • Se flexible en la asignación de días, permite horarios libres si a alguien le apetece cambiar los horarios e incluso admite permutas de días con jornada intensiva o no.
  • El teletrabajo es tu amigo y no tu enemigo. Si eres capaz de colocar tu empresa en movilidad, trabajar desde casa o a distancia, da una flexibilidad importante en verano y mejora mucho el ambiente laboral.

Huye del presentismo laboral en tu empresa

Las claves para mejorar la productividad en la empresa pasan por huir del presentismo laboral para cambiar la mentalidad de los equipos para trabajar a los objetivos, a la mejora de procesos, a la optimización del tiempo y a la separación de la vida personal y laboral.

Es preferible tener un rendimiento de 6 horas al 100% todos los días que no 9 horas al 50%. Piénsalo y haz cuentas, a medio y largo plazo, tu empresa será mucho más competitiva.

Dejar una respuesta