Playing now

Playing now

Cómo pasar de gestionar tu negocio de forma manual a automatizada con Sage 200: el caso de Monteagudo

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

La inteligencia empresarial de Sage 200 junto a la experiencia de Idesa, Partner Sage especializado en el sector de la industria aceitera ha permitido a Heredad de Monteagudo en su evolución a una gestión automatizada de la empresa.

  • Heredad de Monteagudo es una empresa familiar con larga tradición en la elaboración del aceite de oliva, realizando exportaciones a distintos países.
  • Gracias al vertical específico de Idesa y a Sage 200, Monteagudo ha conseguido un cambio radical en su gestión.

Oro líquido. España tiene muchos productos gastronómicos representativos y que le hacen merecer su fama internacional. Uno de ellos, qué duda cabe, es el aceite de oliva. Su producción es, sin embargo, laboriosa: desde el cuidado de los olivares hasta su tratamiento y embotellado para su comercialización.

En todo este proceso ha habido, históricamente, muchos procesos manuales. Pero el hombre siempre ha inventado máquinas para hacer que esta producción sea más eficiente y rentable.

Podemos trasladar esta misma situación del olivo a los datos y hacer una analogía de lo rentable que es pasar de tratar la información corporativa de forma manual a hacerlo con una potente herramienta informática como Sage 200.

Heredad de Monteagudo es una empresa familiar con gran tradición en la elaboración del aceite de oliva, que exporta a más de 10 países de todo el mundo. Para mejorar su competitividad, la empresa necesitaba controlar la información de sus fábricas y hacerlo, además, de forma digital ahorrando en papel. Y, como en cualquier producto alimentario, la trazabilidad es una condición indispensable.

Sage

En este artículo te contamos como Idesa y Sage 200 han ayudado a Heredad de Monteagudo a evolucionar a una gestión automatizada de la empresa.

El gran cambio llegó con Sage 200

Además de la obligación (como cualquier otra empresa) de controlar los costes, esta empresa tenía unas necesidades muy particulares de su negocio. Para la correcta elaboración del aceite, Monteagudo trabaja, en tiempo real, con el seguimiento de los datos de producción en planta. Toda esta información proviene de diferentes fuentes, conocidas por el término SCADAS (Sistema de Supervisión, Control y Adquisición de Datos).

El antes

Este proceso se realizaba de forma muy manual y la empresa no tenía de un programa donde poder ver, en todo momento y siempre actualizada, la información de cada una de estas SCADAS.

En Idesa habíamos desarrollado, en 2019, un vertical específico para estas necesidades de las almazaras. Les presentamos nuestra propuesta y, tras conocer a fondo cuáles eran sus necesidades de negocio, pusimos negro sobre blanco un plan para instalar Sage 200 y nuestro vertical.

El después

El cambio ha sido radical: de tener todos los procesos manuales a que cada trabajador tenga una orden de trabajo sabiendo sobre qué máquinas debe trabajar, independientemente de que sea en bodega, entrada de aceite, salida de aceite, filtrado o envasado. Y, una vez concluida la tarea, en el SCADA se genera un fichero con toda la información de procesos que pasa automáticamente a Sage.

Es aquí cuando se trabajan todos los datos recibidos para gestionar la trazabilidad y las cuestiones económicas derivadas. Es así como Monteagudo cuenta ahora con un completo análisis de todas las operaciones de su negocio.

Otra de las ventajas que nuestro cliente ha experimentado es tener una mayor y mejor comunicación entre todos los departamentos, puesto que todos utilizan la misma base de datos. Esto, además, ha liberado a los trabajadores de tareas que pueden ser menos productivas por lo que, en su conjunto, Heredad de Monteagudo puede tener un mejor conocimiento y control de todo su negocio.

Sage

La llegada de Sage 200 también fue el aliciente para abrir las puertas de Monteagudo a un mayor número de cliente

Inteligencia empresarial aplicada al sector del aceite

Las empresas del sector alimentario están sujetas a unas normativas muy específicas y estrictas, para que garanticen la salubridad de los productos.

En el caso de Monteagudo, muchos de los registros que garantizaban el cumplimiento de estas leyes se realizaban de forma manual. Pero, desde la instalación de Sage 200, todo se ha informatizado. La empresa está empleando ISOGESONLINE, una herramienta que automatiza la gestión de calidad en todos los procesos con el ERP Sage 200.

Para ello recoge directamente la información de la base de datos de Sage (proveedores, clientes, salidas, compras, órdenes de trabajo…) y lo almacena en una gestión documental. Además, en esta misma base de datos se guarda toda la información de cada expedición.

El departamento financiero también está sacando partido de esta potente herramienta de contabilidad analítica y financiera. No solamente porque ahora todas las facturas están digitalizadas, sino porque, al tener Ubiquo integrado en Sage, la lectura y mecanización de la factura es automático en casi todos los casos.

¿Siguiente paso? El salto a la nube

La llegada de Sage 200 también fue el aliciente definitivo para abrir las puertas de Monteagudo a un mayor número de clientes, puesto que la empresa ha decidido renovar su imagen de marca y lanzar una página web en la que también se puedan comprar sus productos.

Esto abre una nueva línea de negocio, pero estará todo controlado directamente con el software de Sage, ya que también integrará la plataforma de comercio electrónico. Además, esta aplicación se integra perfectamente con otra solución que emplean, Sage CRM, y que les permite una mejor interacción con los clientes.

El siguiente paso evolutivo será el salto a la nube. Algo que realizarán cuando las comunicaciones tecnológicas y telefónicas de la zona donde operan permitan avanzar en esta nueva estrategia.

Caso de éxito de Idesa y Monteagudo

Sage

- Descarga el caso de éxito al
completo en PDF

- Descubre la historia de Heredad
de Monteagudo con Sage 200 e Idesa

Descarga el PDF