Playing now

Playing now

ERTE: así afectarán a la declaración de la Renta o IRPF del próximo año

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
Sage

En este artículo, hacemos un repaso a cómo afectará la retención que aplica el SEPE a todas las personas afectadas por un ERTE en la Declaración de la Renta o IRPF de 2021.

  • Asesorías y despachos profesionales deberán tener presente las consecuencias en la declaración de la Renta del ejercicio de 2020 para las personas afectadas por un ERTE.
  • En este post, despejamos todas las dudas que puedan surgir, ya que muchos desconocen que el SEPE se considera un pagador más.

De cara al 2021, cerca de 3,4 millones de personas afectadas por un ERTE en España pueden llevarse un susto cuando hagan la declaración de la Renta o IRPF. Y es que, a efectos fiscales, el SEPE se considera un pagador más.

Si trabajas en una asesoría o despacho profesional, este artículo te interesa. Desgranamos en él todo lo que debes saber si tu cliente ha sido afectado por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo con motivo de la crisis del COVID-19.

Las prestaciones por desempleo derivadas de un ERTE no están exentas de tributación en el IRPF

¿Se aprobarán medidas fiscales extraordinarias durante la crisis en relación con el IRPF?

Aunque los sindicatos han solicitado a Hacienda que se pongan en marcha medidas fiscales excepcionales para las rentas derivadas de los ERTE por coronavirus, el Gobierno ha rechazado la petición.

No hay prevista ninguna reforma fiscal, por lo tanto, los trabajadores contribuirán en la medida en la que perciban rentas. Es decir, que todo apunta a que la Declaración de la Renta o IRPF de 2021 pasará factura a los afectados por un ERTE en 2020.

¿Está tu cliente obligado a realizar la declaración de la Renta si está afectado por un ERTE?

La respuesta es sí, pero con matices.

Mientras que los afectados por un ERTE de reducción de jornada percibirán dos sueldos (SEPE y empresa), cuando hablamos de ERTE por suspensión total será el SEPE el único pagador. No obstante, ambos casos se consideran rendimientos íntegros de trabajo, lo que conlleva que el trabajador tendrá dos pagadores de cara al próximo ejercicio.

Y es aquí donde empieza el problema y surgen una serie de dudas que resolvemos en las siguientes líneas.

1. ¿En qué casos están obligados a declarar los afectados por un ERTE?

Cuando la suma total de ingresos se mantenga por debajo de los 22.000 euros y los ingresos percibidos por el resto de pagadores no supere los 1.500 euros, las personas físicas no tienen la obligación de presentar la declaración (aunque conviene hacerla por si sale a devolver).

Pero, ¡mucho ojo! Si los ingresos totales percibidos por el segundo o resto de pagadores supera los 1.500 euros, el límite por debajo del cual no es obligatorio presentar la declaración baja hasta los 14.000 euros. En este supuesto, el trabajador está obligado a declarar, y pagar por resultar insuficientes las retenciones practicadas.

Sage

El empleado afectado por un ERTE puede solicitar que le apliquen un tipo de retención más alto.

2. ¿Hay retención de IRPF si estoy en ERTE?

En líneas generales, las ayudas públicas como las prestaciones por desempleo son mínimas, y lo mismo ocurre con las que se perciben por un ERTE, en las que la retención aplicada es mínima o inexistente.

El SEPE es claro: en las prestaciones por desempleo sí que se aplica retención del IRPF, pero cuando hablamos de períodos de suspensión laboral derivada de un ERTE, es poco probable la retención a cuenta en concepto de IRPF, dado que los importes previstos de prestación no alcanzan el mínimo obligatorio exigido por la normativa para aplicar la retención.

Los afectados por un ERTE de suspensión de contrato se encuentran en situación de desempleo total.

3. ¿Se puede solicitar un aumento de retención?

Dado que los importes previstos de prestación no alcanzan el mínimo obligatorio para la retención, en la siguiente declaración de la renta el trabajador se puede ver obligado a solucionar esa descompensación.

Sin embargo, el SEPE aclara que mientras esté percibiendo la prestación por desempleo, el trabajador puede solicitar que se le retenga el IRPF o que se le aplique un porcentaje mayor de retención, en su caso. Además, también se pueden solicitar aumento de retención a la empresa, donde el propio afectado decide el porcentaje de retención que quiere que se le retenga a través del modelo 145.

Deducciones por maternidad y ERTE: ¿cómo afecta a la declaración de la Renta?

Las madres trabajadoras con derecho a la aplicación del mínimo por descendientes pueden reducir la cuota diferencial del IRPF hasta en 100 euros mensuales por cada hijo menor de tres años, siempre que realicen una actividad por cuenta propia o ajena y estén dadas de alta en el régimen de cobertura correspondiente.

En caso de ERTE de suspensión de contrato

Si se da esta situación deja de realizarse una actividad por cuenta ajena y, por lo tanto, de cumplirse los requisitos para disfrutar de dicha deducción por maternidad.

En caso de ERTE parcial

Solo sería posible realizar un trabajo por cuenta ajena, cuando éste se realizase a tiempo parcial en supuestos temporales de regulación de empleo. En estos casos sí se tendría derecho por esos meses a la deducción por maternidad.

Cambiar de trabajo, desempeñar varios empleos en un mismo periodo o quedarse en paro pueden llevar a más de uno a encontrarse con una desagradable sorpresa cuando hacen su declaración de la Renta o IRPF.

Por desgracia, los ERTE, de gran protagonismo en estos tiempos de incertidumbre, se suman a esta lista.

COVID-19. Medidas económicas plan de choque

-Descarga tu guía gratuita en PDF

-Conoce todas las medidas puestas en marcha
por el Gobierno en materia tributaria, y
laboral y de Seguridad Social.

Descarga la guía