Playing now

Playing now

Gestión visual para trabajar de manera más eficiente

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En este post con contenido actualizado, explicamos qué es y cómo se aplica la gestión visual, una estrategia que permite ganar en eficiencia y eficacia de procesos empresariales.

  • Apoyarse en gráficos, esquemas, tablas o colores ayuda a muchas empresas a obtener información relevante sobre el negocio.
  • Este tipo de acciones definen la gestión visual, un conjunto de estrategias que permiten ganar en eficiencia.

La expresión “una imagen vale más que mil palabras” cobra más sentido que nunca cuando hablamos de conseguir eficiencia en la gestión de procesos empresariales. Nos referimos a una estrategia organizacional aplicable al mundo del trabajo: la gestión visual. A través de distintas acciones basadas en gráficos, colores, esquemas y demás imágenes, esta metodología rentabiliza los procesos de cualquier empresa. Y lo hace, tanto en términos económicos como de tiempo.

Y, sí, hay muchas maneras de conseguir procesos más eficientes dentro de una empresa. Sin embargo, la gestión visual es uno de los métodos más rápidos para facilitar información, evitar pérdidas de tiempo, estandarizar procesos o detectar fallos fácilmente.

¡Comparte! La gestión visual es una estrategia aplicable al trabajo que se materializa en acciones basadas en gráficos, esquemas y colores.

Sage

La simple utilización de colores o el uso de un post-it para recordar fácilmente algo son las formas de gestión visual más utilizadas.

¿Qué es la gestión visual?

El lean manufacturing es un modelo de gestión que busca minimizar pérdidas y estimula la creación de valor para el cliente final a través de diferentes estrategias. Podríamos decir que se trata de una especie de universo que engloba multitud de técnicas, entre las que se encuentra la gestión visual. Y es en este concepto en el que vamos a detenernos.

La visual management, en inglés, se define como un conjunto de herramientas basadas en gráficos, colores, esquemas y demás elementos aplicables al mundo del trabajo.

Gracias a esta fórmula, las personas comprenden más rápidamente el significado o el estado de la información que se quiere transmitir. En otras palabras: facilita la tarea de todos los componentes de la cadena de trabajo, incluyendo la toma de decisiones eficaz.

La gestión visual tiene como objetivo fundamental simplificar la comunicación, separando lo importante de lo que no lo es. Dicho de otro modo: se enfoca en los procesos que requieren más atención que el resto. Esto se puede conseguir de distintas maneras:

  • Basando la gestión visual en el aspecto gráfico.
  • Usando códigos de colores, dibujos significativos y otras técnicas de diseño que son fácilmente asimiladas por las personas.

Una metodología esencial en tiempos de incertidumbre

La gestión visual, como eslabón de la metodología Lean, ha resultado de lo más útil en escenarios de cambio como el que vivimos, producto de la COVID.  En este sentido, ha quedado demostrado que esta metodología permite operar cambios rápidos y eficaces en muchos equipos de trabajo. Y lo hace aplicando elementos visuales en acciones de mayor relevancia en situaciones críticas, como las siguientes:

  • A la hora de dar instrucciones de forma clara en situaciones difíciles.
  • En la obtención rápida de información relevante.
  • Cuando se producen comunicaciones, tanto a nivel interno (entre departamentos y equipos), como externo (con clientes o proveedores).

La gestión visual, ¿es aplicable en todos los ámbitos de la empresa?

Si uno se para a pensar dónde se pueden aplicar técnicas de gestión visual, se da cuenta enseguida de que la gestión visual es aplicable en cualquier ámbito de la empresa. Tanto en los procesos de negocio como de soporte, a nivel macro y micro, esta técnica ayuda a comunicar mejor. En consecuencia, permite trabajar con una mayor eficiencia.

Cada persona puede usar estas técnicas para conseguir mejores resultados allá donde se lo proponga. Desde una hoja de cálculo, aplicando códigos de colores, hasta en un proceso complejo que requiere un análisis más en profundidad para aplicar técnicas de gestión visual para ser más eficiente.

Asimismo, la gestión visual puede ir desde la simple utilización de colores o el uso de un post-it para recordar fácilmente algo, hasta sistemas complejos como los de tarjetas que usan los sistemas kanban o señales que se incluyen en algunos procesos industriales y requieren un estudio en profundidad.

Ejemplos de gestión visual aplicada

Un claro ejemplo de gestión visual es el de una señal de tráfico. Las de prohibición son circulares; las de alerta, triangulares; las informativas, rectangulares… Esta clasificación permite que un conductor en carretera sepa que cuando se aproxima a una señal de corte triangular, antes de distinguir el dibujo ya sabe que hay un peligro en la zona. Esta circunstancia impacta positivamente en la seguridad de la vía.

Cuando hablamos de empresas, también se pueden aplicar muchas técnicas de gestión visual con un efecto positivo sobre un proceso. Por ejemplo, en el ámbito comercial, destacando de manera gráfica las ofertas que se lanzan a los clientes. Este sería el caso de una tienda que está en período de rebajas y que destaca los precios de los productos rebajados sobre los del resto del stock.

Otro ejemplo de esta metodología es la que se puede aplicar a la hora de elaborar un informe. Si se usan colores con un criterio que vaya más allá de lo puramente decorativo, se puede usar la gestión visual para destacar elementos que en el papel o la pantalla requieran atención. También los que van en un sentido (saldo negativo, rojo) o en el contrario (saldo positivo, verde).

Los símbolos también forman parte de la gestión visual y suelen utilizarse en el ámbito industrial.

Los procesos visuales aplicados a un ERP (la herramienta de gestión estrella en la era postpandemia), son mucho más sencillos de utilizar para el usuario.

Si tú también quieres ganar en eficiencia disfrutando de una visión integral y rápida del negocio, debes saber que existen software que incluyen todos los elementos visuales que tu empresa necesita.

Nota del editor: Este artículo fue publicado con anterioridad y actualizado a 2021 por su relevancia.

Software ERP

  • Transforma tu negocio con
    el software ERP de Sage
    adaptado a tu empresa
Quiero más información