IAE: ¿estoy obligado a pagar? Cómo calcular el impuesto de actividades económicas

Publicado · 3 minutos de lectura

El 20 de noviembre finaliza el periodo de pago voluntario del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

  • Conoce si estás obligado o exento a pagar el IAE
  • Utiliza el modelo 840 para el alta o baja en este impuesto

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) es un tributo obligatorio, directo y real, cuyo hecho imponible está constituido en el mero ejercicio de actividades empresariales, profesionales o artísticas, se ejerzan o no en un local determinado y se hallen o no especificadas en las tarifas del impuesto.

Pero todos tranquilos, porque las personas físicas están exentas del pago de este impuesto. Solo deberán hacer frente a él económicamente las entidades que obtengan un importe neto de cifra de negocio anual igual o superior a 1.000.000 de euros. E incluso en este último caso hay una exención de pago durante los dos primeros años de actividad.

En caso de tener que pagar, lo primero que hay que saber es que su recaudación corresponde a las haciendas locales, por lo que será el Ayuntamiento el que marque los plazos de periodo voluntario de pago vía ordenanza.

¿Quién debe de pagar el IAE?

Están obligadas a liquidar la cantidad que corresponda en concepto de IAE todas aquellas personas jurídicas (sociedades), las personas físicas (autónomos) y entidades sin personalidad jurídica (comunidades de bienes y sociedades civiles) que realicen actividades empresariales, profesionales y artísticas con una cifra de negocios igual o superior a 1.000.000 de euros durante el penúltimo año anterior al del devengo del IAE.

Junto a estos, existen una serie de sujetos exentos al pago del IAE:

  • Las personas físicas
  • Los autónomos y sociedades durante los dos primeros años de actividad
  • Las sociedades civiles y sociedades mercantiles, que tengan un importe neto de cifra de negocios inferior a 1.000.000 de euros
  • Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de no Residentes cuando operen en España mediante establecimiento permanente y tengan una cifra de negocios inferior a 1.000.000 de euros
  • Entidades públicas
  • Entidades gestoras de la Seguridad Social y mutualidades de previsión social
  • Organismos públicos de investigación o enseñanza pública o concertada
  • Asociaciones y fundaciones de disminuidos físicos, psíquicos y sensoriales sin ánimo de lucro
  • La Cruz Roja Española

¿Cuándo hay que pagar el IAE?

El Impuesto de Actividades Económicas se devenga siempre el día 1 de enero de cada año, coincidiendo el período impositivo con el año natural. Solo hay una excepción. Cuando se trate de declaraciones de alta, abarca desde la fecha de comienzo de la actividad hasta el final del año natural.

Las tarifas podemos encontrarlas en el Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de septiembre, por el que se aprueban las tarifas y la instrucción del Impuesto sobre Actividades Económicas.

Nos dan un periodo de pago voluntario para cancelar la deuda. El correspondiente al ejercicio 2018 comprende desde el 17 de septiembre hasta el 20 de noviembre de 2018, ambos inclusive.

Finalizado el periodo de pago voluntario, la deuda será exigida en vía ejecutiva con el recargo y los intereses de demora correspondientes.

¿Dónde y cómo debe pagarse el IAE?

Si ya llevamos tres años de actividad y nuestra cifra neta de negocio supera el millón de euros, estaremos obligados a tributar por el IAE.

Pero esto no es algo automático. Cuando se supera el límite del millón de euros, se deberá presentar una declaración de alta –modelo 840- durante el mes de diciembre anterior al año en el que se está obligado al pago del impuesto. Es decir, para saber si tenemos que tributar por IAE en el año 2019, tenemos que tomar como referencia la cifra de negocios de 2017, importe consignado en la casilla 255 del último modelo 200 presentado (Impuesto sobre Sociedades).

De la misma manera, si en algún momento la cifra de negocio de nuestra sociedad disminuye hasta ser menor de un millón de euros, deberemos presentar un modelo 840, dando de baja la actividad durante el mes de diciembre anterior al año en que se deje de estar obligado al pago del IAE.

En cuanto a su cálculo, varía en función del ámbito territorial en el que desarrollemos la actividad y la naturaleza de esta. De esta forma, el impuesto se pagará en el ámbito local, provincial o estatal.

Por ello, dependiendo de la cuota, estaremos adquiriendo el derecho a ejercerla a nivel local, provincial o nacional. El caso más sencillo sería tener solamente un local, en donde solo tendríamos que pagar el IAE en el ayuntamiento donde tengamos ubicado ese espacio.

En cuanto al pago, seguramente ya nos haya llegado a nuestras oficinas la carta donde se indica la cantidad pendiente de abono. De esta forma, podremos pagarlo presencialmente (en las sucursales bancarias), por cajero electrónico (siempre que la entidad financiera disponga de él) o por internet.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta