Playing now

Playing now

Tendencias que definirán el futuro del trabajo

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Conocer las claves del futuro del trabajo es esencial para adelantarse a los cambios. Te contamos las seis tendencias actuales que definirán el mercado laboral de las próximas décadas.

  • El informe “El futuro del trabajo”, elaborado por Randstad Research, ofrece datos muy reveladores sobre el futuro laboral que nos espera.
  • Jornada flexible, trabajo por objetivos, tecnología inteligente… Así son las tendencias que marcarán el futuro del mercado de trabajo.

La digitalización en el entorno laboral conlleva la adopción de estrategias dirigidas a la adquisición de nuevas tecnologías, así como a la búsqueda de personal cada vez más familiarizado con el entorno online. Esta digitalización ya empezaba a tener presencia en el mercado antes de la crisis sanitaria. No obstante, la irrupción de la COVID-19 ha incidido enormemente en la destrucción, generación y transformación del empleo y la productividad.

Como resultado, muchas compañías se han sumado a una carrera frenética por la contratación de personal híbrido o soluciones de gestión empresarial inteligentes, así como por la adopción del teletrabajo.

¡Comparte! Las tendencias que definirán el futuro laboral, además de una necesidad para sobrevivir a un mercado cambiante, son una clara ventaja competitiva.

¿Por qué medidas se empiezan a inclinar las empresas hoy?

“El futuro del trabajo” es un informe elaborado por Randstad Research que ofrece datos muy reveladores sobre las tendencias laborales en 2020. En este documento, la flexibilización laboral se sitúa como una de las medidas más requeridas por las empresas (47,1%).

Debido a la situación actual, le preceden otras demandas empresariales, como la concesión de más ayudas fiscales o el aplazamiento de las deudas tributarias.

No obstante, más allá de las medidas económicas estatales, la realidad es que muchas compañías necesitan reinventarse si quieren sobrevivir en el mercado.

Pero no solo las demandas de los empresarios están marcando las tendencias que definirán el futuro del trabajo: también las de los empleados. De hecho, según el mencionado informa, casi el 70% de los trabajadores españoles encuestados quieren teletrabajar.

Las tendencias vigentes salen fortalecidas, debido a su aceleración como consecuencia del impacto de la crisis en el mercado laboral.

Seis tendencias que definirán el futuro del trabajo

El teletrabajo o la flexibilización laboral son medidas muy consideradas por empresarios y trabajadores, ya que favorecen la adaptación a un mercado dinámico como el que vivimos. También existen otras soluciones, como la automatización de procesos, el auge de nuevos perfiles profesionales menos encorsetados o el trabajo por objetivos.

En las siguientes líneas, te destacamos seis importantes medidas que se están convirtiendo en tendencia y definirán el futuro del entorno laboral.

1. Flexibilización laboral

Las largas jornadas presenciales ya empiezan a formar parte del pasado. Pero, ¿qué fenómenos han situado la flexibilización de la jornada como una de las tendencias con más peso en la definición del futuro laboral?

Para los trabajadores

  • Necesidad de conciliación. Muchos trabajadores demandan una mayor flexibilidad laboral para poder conciliar la vida familiar y laboral. Pero esta concesión va en aumento en la medida en que las mujeres se han ido incorporando a la fuerza laboral. Dada la evolución de esta tendencia, cabe preguntarse si la desaparición de las jornadas presenciales es cuestión de tiempo.
  • Necesidad de formación. Cada vez más empleados están buscando formación extra mientras trabajan. Esto está dando lugar al trabajador “todoterreno”, un profesional capaz de adaptarse con éxito a un mercado laboral dinámico.

Para las empresas

  • Mejora el rendimiento. Cada vez son más las organizaciones que apuestan por la flexibilidad horaria para fomentar el rendimiento de sus empleados.
  • Favorece el alcance de objetivos. La flexibilización también favorece el bienestar del trabajador, que tiene más libertad para organizarse y consigue mejores resultados.
  • Aumenta la calidad profesional. La oferta laboral flexible resulta mucho más atractiva para la mano de obra cualificada.
Sage

Los horarios flexibles son una tendencia al alza entre las compañías.

2. Teletrabajo

No hay duda de que el teletrabajo supone una ventaja competitiva en tiempos de COVID. Pero, más que una tendencia, podríamos decir que el trabajo a distancia ya es una modalidad laboral plenamente integrada en nuestro país.

Así lo demuestra el INE en un reciente estudio comparativo, revelando que más de tres millones de personas en España teletrabajan actualmente de manera habitual, es decir, un 216,8% más que el dato registrado el pasado 2019.

A la luz de estos datos, se hacía necesaria la aprobación de una ley específica para regular el teletrabajo, la modalidad estrella para asegurar la continuidad de muchas empresas.

El análisis del INE refleja que 3.015.200 ocupados en nuestro país teletrabajan más de la mitad de los días desde sus domicilios.

3. Tecnología de gestión empresarial inteligente

Automatización de tareas, gestión de base de datos aparentemente inabarcable, inteligencia artificial… La frenética evolución tecnológica está llevando a muchas empresas a adoptar algoritmos inteligentes en sus prácticas comerciales, a través de la adquisición de soluciones de gestión basadas en tecnología punta.

Era de esperar que esta tendencia también se extendiera a la planificación completa de todas las áreas de trabajo.

Ventajas competitivas para las empresas que utilizan ERP

Actualmente, existen soluciones de gestión empresarial, como los ERP, capaces de controlar todos los recursos de una empresa de forma centralizada. Y su demanda está en alza. De hecho, un reciente estudio, elaborado por Softdoit, revela que el 50% de las organizaciones se decantan por este tipo de software a la hora de gestionar sus departamentos.

A continuación, te detallamos algunas de sus funcionalidades:

  • Flexibilidad: los ERP más potentes del mercado actual son capaces de adaptarse a las necesidades de la compañía, incluso en fases de crecimiento o picos de demanda.
  • Este tipo de funcionalidad evita costes adicionales en la contratación de tecnología extra, pudiendo añadir o quitar módulos de trabajo en función de las necesidades empresariales del momento.
  • Business Intelligence. Los ERP más modernos ofrecen reportes que convierten el dato en oportunidad. Como resultado, la tarea de diseñar estrategias y previsiones o la toma de decisiones eficaz se ven favorecidas.

4. La revolución robot

Los avances tecnológicos en la automatización de tareas, sumado al envejecimiento de la fuerza laboral, están dando lugar a una fórmula a la que cada vez más organizaciones en el mundo acuden: los robots.

La Federación Internacional de Robótica demuestra que el crecimiento promedio de la adopción de robots ha sido del 16% por año durante la última década. Asimismo, se prevé que el stock operativo de robots industriales en el mundo alcance los 3,8 millones en 2021.

No obstante, no todas las ocupaciones se están viendo amenazas, pero si va a haber tareas que tengan los días contados, esas serán las manuales y las rutinarias.

En 2018, los países con más robots por cada 1.000 trabajadores fueron Corea del Sur, Singapur y Alemania, con 710, 658 y 322 respectivamente. España, a la cola en el listado, contaba con 157.

5. El empleado multidisciplinar

La “agenda temporal” está en pleno auge en el ámbito laboral, lo que empuja a muchos trabajadores a seguir formándose a lo largo de toda su vida laboral, en detrimento de la especialización.

Tan solo tenemos que mirar hacia las generaciones precedentes para darnos cuenta de que, mientras nuestros padres y abuelos desempeñaban su actividad profesional en la misma empresa a lo largo de toda su vida, la situación actual es muy distinta. Los datos apuntan a que los trabajadores actuales cambian de trabajo cada dos o tres años.

Así, no solo la pandemia, sino que acontecimientos decisivos como la globalización o el imparable desarrollo tecnológico están dando lugar a la creación de perfiles profesionales “todoterreno” que dominen varias disciplinas.

6. Trabajo por objetivos

El trabajo por objetivos es una medida cada vez más arraigada en el mercado laboral. Muchas empresas interpretan esta modalidad de trabajo como un sinónimo de productividad. ¿Cuáles son sus características?

  1. La gestión del tiempo la realiza el propio empleado. Fenómenos como el teletrabajo están incentivando la adopción de este método, donde el trabajador administra el tiempo de su propia jornada para cumplir los objetivos establecidos por la empresa.
  2. Facilita la medición de resultados. Como el seguimiento de trabajos se realiza por objetivos, es más fácil para el empresario identificar la eficiencia de cada empleado respecto a sus tareas asignada.
  3. Cambia el espacio de trabajo. Muchos sectores le dicen adiós al “presencialismo”, dando lugar a un espacio de trabajo distinto de la oficina.
  4. Contribuye a una mayor eficiencia. Los empleados se sienten incentivados, ya que se les da la oportunidad de alcanzar objetivos, pudiendo establecer ellos mismos cuándo, dónde y cómo trabajar.

¿Ya empiezas a valorar estas importantes tendencias del futuro del trabajo? Adelántate al cambio, y prepara a tu empresa para el futuro con estrategias eficaces. Una tecnología punta te ayudará a realizar una gestión más eficaz del negocio. Automatizar las tareas repetitivas y rutinarias, te permite aumentar la productividad de tu plantilla.

Teletrabajo en tu empresa

Mucho más fácil de lo que crees.

Teletrabaja con un software de última
generación y eleva tu productividad.

Más información