Playing now

Playing now

Por qué la falta de trazabilidad puede perjudicar la reputación de una empresa

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

En este post te contamos como los problemas en una cadena de suministro pueden perjudicar la reputación de una empresa y suponer millones en ingresos perdidos. Durante los últimos años se han producido una serie de incidentes graves, especialmente en sectores de fabricación, que están muy regulados y en los que los fallos de calidad pueden acabar en desastre.

En 2013, un gran escándalo en Europa provocó titulares negativos para las empresas implicadas, que dañaron la confianza de los consumidores en los productos que compraban, al descubrirse que los alimentos que supuestamente contenían ternera en realidad contenían carne de caballo sin declarar o sin la licencia adecuada.

La trazabilidad en la fabricación (la capacidad de rastrear y seguir en la cadena de suministro las materias primas hasta que se convierten en productos terminados), debería evitar estos problemas al proporcionar visibilidad de lo que se fabrica para consumidores y empresas.

La trazabilidad de la cadena de suministro tiene una importancia crítica para todos los fabricantes.

Esto se puede aplicar tanto a la fabricación discreta (en la que se combinan piezas para crear artículos diferenciados) como a la fabricación por procesos (en la que se combinan ingredientes usando una fórmula o receta).

Existen dos sectores de fabricación muy regulados en los que la trazabilidad puede marcar la diferencia entre «la vida y la muerte»: el farmacéutico y el de alimentos y bebidas.

Nueva legislación sobre trazabilidad de productos farmacéuticos de la UE

La trazabilidad tiene una enorme importancia en la fabricación de productos farmacéuticos, que proporciona fármacos y medicamentos a millones de personas en todo el mundo.

Al igual que en el sector de alimentos y bebidas, los fabricantes de productos farmacéuticos comprenden que las cadenas de suministro pueden ser vulnerables. Por ejemplo, un medicamento falsificado con ingredientes incorrectos o insuficientes podría, en el peor de los casos, ser mortal.

Según IDC, durante los próximos años los fabricantes y mayoristas de productos farmacéuticos van a estar muy ocupados debido a los nuevos requisitos de trazabilidad de fármacos e intercambio de datos que plantea la Unión Europea (es probable que el Reino Unido también ponga en marcha estas leyes, a pesar del Brexit).

Los fabricantes de productos farmacéuticos deberían plantearse este reto como una oportunidad.

Nino Giguashvili, analista senior de IDC, explica que:

“Más allá del cumplimiento inmediato de normativas, la implementación de extremo a extremo de soluciones de serialización, seguimiento y rastreo, así como el uso inteligente de los datos precisos que generan, proporcionará oportunidades inigualables para mejorar el control sobre las cadenas de suministro, aumentando su transparencia, seguridad y fiabilidad, y creando perspectivas únicas para impulsar la confianza de los consumidores y la imagen de marca”.

“De hecho, la aplicación inteligente de soluciones de gestión de datos y seguimiento y rastreo puede mejorar el rendimiento global de la cadena de suministro al apoyar una amplia gama de aspectos empresariales, como la colaboración y la integración en todo el ecosistema de la cadena de suministro, la toma de decisiones basadas en los datos, la transparencia financiera y la gestión de ingresos, así como las iniciativas de ventas y marketing”.

Trazabilidad en la industria de alimentación y bebidas

Una guía de descarga gratuita sobre la importancia de la trazabilidad en este sector, con consejos sobre cómo mejorar gracias al uso de herramientas tecnológicas.

Descarga gratis

Por qué es importante la trazabilidad de los alimentos

En muchos sectores, las normativas obligan a que los fabricantes incorporen la trazabilidad a sus procesos, por lo que deben mantener su tecnología actualizada.

Tomemos como ejemplo la fabricación de alimentos y bebidas. La trazabilidad es uno de los pilares de las políticas de seguridad alimentaria de la UE, ya que proporciona lo que se denomina una herramienta de gestión del riesgo que permite a los operadores de empresas alimentarias o a las autoridades retirar productos identificados como no seguros.

También les permite identificar riesgos, rastrearlos hasta el origen, aislar el problema y evitar que alimentos contaminados lleguen a los consumidores.

La Ley alimentaria general de la UE, que entró en vigor en 2002, hizo obligatoria la trazabilidad para todos los operadores de piensos y alimentos. Una de las consecuencias es que tienen que implementar sistemas de trazabilidad especiales, que identifican la procedencia de los productos y proporcionan con rapidez esta información a las autoridades pertinentes.

Las directrices exigen que se documenten los nombres y las direcciones de los proveedores, la naturaleza y los datos del producto, la fecha de entrega, información sobre el volumen y cantidad de un producto y los números de lote.

Aunque la relación del Reino Unido con la UE cambiará después del Brexit, es poco probable que estas políticas se suavicen.

Shan Zhan, director comercial global de la empresa de alimentos y bebidas de ABB, explica lo siguiente:

“Todos los fabricantes de alimentos del mundo, sin importar la normativa local, deberían cumplir como mínimo la norma ISO 22005:2007 sobre trazabilidad en la cadena de alimentación humana y animal.

Esto permite a las organizaciones registrar con precisión datos relacionados con sus productos, lo que incluye todo tipo de información, desde los piensos usados hasta los ingredientes y el embalaje, y garantiza que la documentación necesaria quede intacta.

«El cumplimiento de la normativa también significa que se proporcione constantemente información actualizada a los distintos proveedores y autoridades implicados”.

La trazabilidad requiere personas y automatización

Shan revela que existen dos factores necesarios para mejorar la trazabilidad y garantizar el cumplimiento mínimo de esta norma. El primero de ellos es el factor humano.

Explica que:

“Aunque es fundamental contar con procedimientos operativos normalizados (SOP) para la trazabilidad en una instalación de procesamiento de alimentos, como puede ser el escaneo de un ingrediente a su llegada, con frecuencia los empleados son los responsables de esta tarea.

Si no se cumple este requisito, no importa lo bueno que sea el sistema de control, nunca será eficaz. Por lo tanto, el fabricante debe asegurarse de que todo el personal siga los SOP, usando los métodos que consideren necesarios”.

El segundo factor para mejorar los procedimientos de trazabilidad consiste en tener un sistema completo de control de automatización. Este sistema debería recopilar datos de todos los niveles de automatización para alimentar el sistema de ejecución de la fabricación central (MES) o la gestión de operaciones de fabricación (MOM).

El sistema MOM es compatible con la implementación de SOP eficaces, así como una trazabilidad completa.

Desde el primer nivel de automatización, como los sensores en el nivel de alimentación, el MES debe procesar toda esta información, como la marca de tiempo, el proveedor del que procede el producto y el operador que lo ha manipulado. Posteriormente esta información se debe convertir en datos de producción para que los revise el director de planta.

El sistema MOM guía a los operadores y garantiza que realicen sus tareas de la manera correcta, evitando desviaciones y faltas de cumplimiento.

Además, todos los datos relevantes como los lotes de materiales, las cantidades, los resultados de pruebas y los parámetros de procesos se recopilan durante todo el proceso para garantizar una trazabilidad completa hacia delante (forward) y hacia atrás (backward).

Shan añade que:

“Esta información no solo ofrece un respaldo útil en caso de un escándalo alimentario, también permite al director de planta ver dónde se producen interrupciones de la producción y revisar el control de calidad, por ejemplo para ver la rapidez con la que los productos perecederos pasan por la planta y llegan al cliente”.

“Contar con un registro de datos tan exhaustivo puede asegurar que la instalación de procesamiento de alimentos esté preparada en caso de una retirada de productos o un escándalo por contaminación. Estos datos permitirán identificar dónde es necesario destruir productos, y la instalación podrá presentar los datos a los clientes y autoridades”.

El blockchain y la trazabilidad

Fabricantes de todo el mundo analizan cómo la tecnología puede mejorar la forma de usar la trazabilidad en la cadena de suministro. Una de estas maneras es el blockchain: multinacionales como IBM y Walmart ya están desarrollando un proyecto que emplea tecnología de blockchain para la trazabilidad.

La tecnología de libro mayor distribuida de blockchain conserva un registro digital de todas las transacciones. Los registros se transmiten a una red entre iguales (P2P) que se compone de ordenadores denominados nodos. Una vez que se verifica una nueva transacción, se añade como un bloque nuevo al blockchain y no se puede alterar.

Actualmente, los registros de proveedores y clientes suelen recopilarse manualmente, lo que garantiza que el fabricante pueda rastrear el proceso completo.

Sin embargo, esto no protege los datos confidenciales de los proveedores. La tecnología de blockchain permite anonimizar los datos y, al mismo tiempo, registrarlos de forma que se garantice que la cadena de suministro cumple las normas.

Si hablamos de trazabilidad, la tecnología de blockchain puede evitar el fraude alimentario, ya que la cantidad de cada ingrediente que se introduce en la cadena de suministro no puede ser menor que el volumen que sale de ella.

Así se podría identificar un producto como fraudulento:

  • El blockchain no solo podría supervisar los ingredientes alimentarios, sino también las condiciones en la instalación de producción. A menudo resulta difícil verificarlas e, incluso si se toman registros, pueden estar falsificados.
  • Se puede tomar una foto o un archivo digital para registrar la situación, como la captura de un pez, para demostrar que cumple las normativas sobre pesca sostenible.
  • A continuación, se registra una huella digital segura de esta imagen en el blockchain, lo que se denomina un “hash”. La hora y la ubicación de la foto se cifrarán como parte de este «hash» para que no se pueda manipular.
  • El siguiente proveedor del blockchain dispondrá de una clave para este «hash» y podrá ver que su producto ha cumplido las normativas.

Shan añade que:

“Los fabricantes de alimentos y bebidas también pueden usar el blockchain para garantizar que se cumplen las condiciones en sus instalaciones de producción, o cualquier otro dato que se deba transferir de manera segura por la línea de producción”.

“Aunque aún no hemos desarrollado esta tecnología lo suficiente como para implementarla en todas las cadenas de suministro de alimentos y bebidas, una mayor digitalización y estar a la vanguardia de las inversiones en estas tecnologías ayudará a los directores de planta a preparar su cadena de suministro para combatir la amenaza del fraude alimentario”.

Trazabilidad en la industria de alimentación y bebidas

Una guía de descarga gratuita sobre la importancia de la trazabilidad en este sector, con consejos sobre cómo mejorar gracias al uso de herramientas tecnológicas.

Descarga gratis

Dejar una respuesta