4 razones para invertir en tecnología innovadora en tu empresa (guía)

Publicado · 5 minutos de lectura

Hacemos una reflexión sobre la importancia de la innovación tecnológica en el entorno empresarial para poder mejorar en competitividad

  • Según el último ranking en innovación realizado por Bloomberg, nuestro país se encuentra en el puesto 29 de innovación, por detrás de República Checa y Hungría
  • El tamaño de las empresas españolas (un 95,6% son microempresas) es un hándicap a la hora de abordar la innovación con plenas garantías

En un mundo globalizado, la competencia en los mercados es creciente, lo que hace necesario que las empresas estén en constante cambio para pensar en distintas formas de ampliar sus fuentes de ingresos al mismo tiempo que recortan gastos.

Es decir, lo que se busca es hacer más con menos. Y en este punto, la tecnología es clave ya que nos ayudará a tener un negocio innovador que nos permita diferenciarnos respecto a nuestros competidores. Ya sea en productos, en servicios, en procesos o incluso en el modelo de dirección, innovar permite obtener ventajas competitivas si al final del proceso se obtiene algo novedoso que aporte valor con independencia del sector, del tamaño o de la capacidad financiera de la empresa.

Renovarse o morir: consejos para mejorar en innovación

Aun así, España todavía “suspende” en innovación tecnológica. Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) sobre innovación empresarial en España, el gasto en innovación tecnológica alcanzó los 13.857 millones de euros en 2016. Una cifra que representa un aumento del 1,3% respecto a 2015, y que supone casi el 2% del volumen de negocios en las empresas que cuenta con 10 o más empleados que invirtieron en tecnología.

Pero, aunque parezca lo contario, innovar puede ser más fácil de lo que parece. Algunos consejos prácticos para mejorar son:

  1. Hay que ser creativo, pensar diferente. Para ello hay que empezar por adoptar una actitud innovadora. Sin ese talante de partida es imposible avanzar en todo lo demás.
  2. Buscar la especialización, lo que permitirá abrir espacios sin competencia. El precio no es siempre el factor determinante si lo que se vende es lo mejor.
  3. Probar, probar y probar hasta dar con lo que se busca, aun sin saber qué es lo que se está buscando. La tenacidad da sus frutos, aunque el camino se llene de fracasos.
  4. Ayudarse de los que están alrededor porque ellos son los que saben cómo mejorar las cosas. No hace falta salir fuera porque el talento está en casa, sólo hay que montar una “red de inteligencia” para recolectarlo.
  5. Pensar en la lógica del comprador poniéndose en su lugar. La empatía hacia el cliente es saber lo que le gustaría comprar y no obligarle a que compre lo que le vendemos, aunque no le guste.

Cuáles son los retos más importantes para la pyme

Innovar en el entorno tecnológico sigue siendo uno de los mayores retos y desafíos tecnológicos para una pyme.

¿Qué desafíos debe afrontar una empresa que quiera lograr el éxito en los próximos años? ¿Qué puede aportar la tecnología al negocio de una pyme y por qué es tan importante? Estas son algunas de las preguntas que muchos responsables de negocio se hacen a diario y que necesitan una respuesta si se quiere tener éxito en cualquier mercado.

¡Tuitea el dato! El tamaño de las empresas españolas (un 95,6% son microempresas) es un hándicap a la hora de abordar la innovación con plenas garantías.

Las pymes se enfrentan cada día a las dificultades particulares de sus mercados y sectores en los que se mueve. La tecnología les sirve sobre todo para modernizarse, pudiendo dar así soporte a su negocio en distintas áreas, además de como herramienta para ser más eficientes, para llegar mejor a los clientes, para desarrollar mejores productos y servicios, para coordinar a los distintos actores que participan en el negocio (proveedores, clientes, colaboradores, entre otros) y para ayudar en muchas otras tareas en el día a día.

La tecnología adopta diferentes formas y existen en combinaciones de hardware y software que permiten ofrecer infinidad de soluciones en cualquier sector. Una solución de gestión empresarial (por ejemplo, un software ERP) es el que marca la diferencia en los tiempos que corren, dado el gran peso que tiene en la experiencia que los usuarios tienen con la herramienta y dada su capacidad de adaptación a los procesos que da soporte. El hardware importa, pero la clave está en una solución de gestión empresarial. Si una pyme se plantea comprar un software (como puede ser un programa ERP), verá que existen múltiples soluciones para una misma función, pero no todas resuelven sus problemas de la misma manera y con la misma eficacia.

¿Te interesa modernizar tu negocio? Ahora sí puedes. Echa un vistazo a este contenido y descubre cuáles son las cuatro razones para hacerlo.

La pyme necesita la tecnología para lograr el éxito en el negocio, siendo una herramienta que no puede faltar en un entorno turbulento como el actual, en el que se necesita ser muy eficiente para poder sobrevivir en cualquier mercado. Para que esta relación entre pyme y tecnología sea rentable, las pymes deben afrontar y gestionar una serie retos, como los que a continuación se mencionan:

  • Gestionar el ciclo tecnológico de manera eficiente: uno de los pecados de las pymes es no ser capaces de gestionar el ciclo tecnológico, cometiendo errores por exceso (cambios no justificados en cortos espacios de tiempo) o por defecto (trabajando con tecnología obsoleta). Las pymes deben ser conscientes de que los elementos tecnológicos tienen un ciclo de vida y éste debe ser respetado, siempre que no surja algo que mejore el negocio o la cuenta de resultados y que justifique un cambio de estrategia. Trabajar con tecnología obsoleta puede suponer una importante pérdida de eficiencia y hacer demasiados cambios, estando siempre a la última sin justificación, también, dado el coste de la curva de aprendizaje y la falta de amortización de los activos tecnológicos.
  • Adaptación al entorno multidispositivo: hoy en día la información está disponible en la nube y a ella se accede a través de diferentes dispositivos. Del esquema de trabajo basado en el ordenador personal, se ha pasado a otro mucho más rico y eficiente, que permite almacenar datos en la nube y procesarlos en remoto, para servir información a trabajadores, proveedores y clientes en diferentes dispositivos como tabletas, móviles, ordenadores y otros como televisores y los basados en tecnología “weareable”, como los relojes inteligentes y las gafas futuristas Google Glasses, con las que se espera una revolución en el acceso a la información en algunas aplicaciones. La pyme tiene ante sí el reto de saber adaptarse y ser más eficiente gracias a este rico ecosistema de dispositivos y servicios en la nube, a través de estrategias de despliegue de procesos soportados en ellos y de otras como, por ejemplo, el BYOD.
  • Gestionar la formación: en el entorno de la pyme muchas veces se carece de la formación necesaria para dar el salto a una tecnología nueva que permita mejorar el negocio, lo que provoca que aparezcan el miedo y la resistencia al cambio. La gestión de la formación a todos los niveles es fundamental para poder asimilar la tecnología y adaptarla correctamente a los procesos de la organización, aprovechando toda la capacidad de los servicios y sistemas desplegados en cada uno de ellos. No hacer una buena gestión de la formación, es como comprarse un bólido de Fórmula 1 para recorrer caminos de tierra.

Invertir en tecnología para ser más competitivo

La tecnología es necesaria y debe integrarse como una parte del negocio. Ayuda a que las pymes sean más eficientes y a que se consigan mejores resultados, por tanto, cuando se dedican recursos a tecnología deben considerarse como una inversión que permita obtener un retorno.

Invertir en una nueva solución de gestión empresarial debe servir para poder trabajar de manera coordinada y racionalizar los recursos que se dedican a esas tareas, al mismo tiempo que para acceder a la información de manera ágil y eficiente y así poder tomar buenas decisiones en los plazos que requiere cada mercado.

La tecnología es una ayuda para hacer las cosas mejor y posicionarse como empresa de referencia en un mercado.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta