Playing now

Playing now

Cómo resaltar tu potencial como emprendedor frente a nuevos inversores

Finanzas

Cómo resaltar tu potencial como emprendedor frente a nuevos inversores

barreras regulatorias crecimiento empresarial

Existen una serie de habilidades que, sí o sí, debe tener el emprendedor que busque nuevos inversores para su proyecto. Conoce cuáles son en este artículo.

  • Los inversores necesitan que se les genere confianza.
  • La trayectoria del emprendedor es importante. Pero necesitamos transmitir más cuestiones para que el inversor se decida por nuestra idea.

¿Qué buscan los inversores en un proyecto para invertir en él? Cuando buscamos la respuesta a esta cuestión, solemos centrarnos en la idea de negocio en sí. Pero si preguntamos a los propios inversores descubrimos que tan importante es la capacidad y confianza que les transmita el emprendedor como la idea en sí misma.

¡TUÍTEALO! ¿Estás buscando nuevos inversores para tu proyecto? Te damos algunos consejos para resaltar tu potencial como emprendedor y conseguirlo.

Trayectoria personal del emprendedor

Una de las primeras cuestiones que debes resaltar es tu trayectoria. No necesariamente como emprendedor. Si no en valores que serán relevantes a la hora de poner en marcha un negocio:

  • Tesón
  • Flexibilidad
  • Capacidad de comunicación
  • Capacidad de negociación
  • Facilidad y adaptación a los cambios
  • Creatividad
  • Liderazgo
  • Trabajo en equipo, etc.

Si tienes la oportunidad de sentarte frente a frente con un potencial inversor para presentarle tu idea, debes ser capaz de ‘venderte’ a ti mismo. Porque están invirtiendo en tu idea de negocio, pero serás tú quien la lidere. Muchas grandes ideas y emprendimientos han fracasado, a pesar de que tenían hueco en el mercado, debido a las decisiones de sus directivos.

Por lo tanto, el primer paso será transmitir que eres una persona con las habilidades descritas, pues serán claves para el devenir del negocio. Y el potencial inversor lo sabe. Al final, las empresas están lideradas por personas, que son las que terminarán llevando al negocio al éxito o al fracaso.

Sage

Altas habilidades de comunicación y positivismo resultan esenciales para atraer la atención de los potenciales inversores.

Trayectoria de tu equipo

Una de las mejores formas de poner en valor que trabajas en equipo es contar a tus potenciales inversores de quién te has rodeado. Tener un equipo especializado en las áreas críticas de tu actividad es fundamental y transmitirá tranquilidad a los inversores.

Tu función será de liderazgo. Pero tú no eres quien va a programar la brillante idea de negocio que tienes en la cabeza. Debes evidenciar al inversor que cuentas con el mejor apoyo en programación, marketing, ventas, finanzas, o cualquier otra área clave. Presenta a tu equipo, y rodéate de los mejores, para que te superen en sus áreas de trabajo y logréis en equipo los objetivos y resultados que espera tener el inversor.

Hay que saber venderse. Lo que no significa ‘vender humo’. Al contrario, todo debe estar bien atado. El inversor busca certezas.

Saber venderse ante el inversor

Es una expresión que puede tener ciertas connotaciones negativas. Pero, al fin y al cabo, tú quieres recibir el dinero del inversor, y este espera un retorno. Para convencerle de que lo tendrá, tienes que saber venderte a ti y a tu idea de negocio.

No se trata de vender humo. Debes presentar de forma dinámica y proactiva toda una serie de datos de mercado que den respuesta a cuestiones como:

  • ¿Qué resuelve tu idea de negocio?
  • ¿Cuánto estaría dispuesto a pagar tu público por solucionarle ese problema?
  • ¿Qué mercado tiene? ¿Cuántas personas o empresas serían los potenciales compradores?
  • ¿Cómo vas a monetizar tu idea de negocio?
  • ¿Cuánto tiempo vas a tardar en hacerlo?

Al presentar toda esta información estás vendiendo tu idea de negocio y también estás resaltando tu potencial como emprendedor. Porque tú tienes esas cifras, y sabes que son correctas. Crees en tu propuesta, y desgranándola de este modo, demostrarás confianza en ella. Transmitirás certezas, ante un inversor que, probablemente, esté lleno de incertidumbres ante la duda de saber dónde invertir y en qué medida hacerlo.

Para conseguir inversores debes ser capaz de demostrar que conviertes los retos en oportunidades.

Habilidades de comunicación y positivismo

Un emprendedor necesita embaucar y enamorar. Insistimos, no desde la desinformación o el engaño (vender humo), sino desde la certeza de los datos. Con información veraz y contrastada el emprendedor será el primer convencido de que su idea tiene recorrido.

Y si le añadimos las adecuadas habilidades de comunicación y positivismo conseguiremos convencerles para que inviertan en nuestro proyecto. Una actitud positiva es uno de los principales valores que buscan en la actualidad, dado el escenario de constante cambio en el que vivimos.

Pandemia, transformación digital, innovación, inflación, nuevos perfiles laborales, nuevas tecnologías…

Ser capaz de convertir los retos en oportunidades es una actitud positiva en sí misma. Y si con comunicación la trasladas a tu equipo y a los propios inversores, conseguirás la percepción de que tu idea de negocio tendrá éxito sí o sí. Este estilo de trabajo es lo que genera confianza y tranquilidad al potencial inversor.

En definitiva, la idea de negocio es importante. Pero si no la presentas con entusiasmo, la respaldas con cifras, y te muestras capaz de todo, no convencerás al inversor para que invierta en ella.

Porque quizás tu proyecto es perfecto para el escenario actual. Pero, ¿y si este escenario cambia por una pandemia, una nueva norma o el encarecimiento de tus materias primas?

En estos escenarios (¿improbables?) dará igual la idea de negocio. Tú serás la clave para que todo siga funcionando, de ahí que sea tan importante resaltar tu potencial. Tanto o más como la propia idea.