Playing now

Playing now

¿Tienes claro cuáles son los gastos variables de tu empresa?

Finanzas

¿Tienes claro cuáles son los gastos variables de tu empresa?

Sage

Saber distinguir entre gastos variables y fijos es clave para la toma de decisiones en una empresa.

  • Conoce la diferencia entre un coste y un gasto variable.
  • En este artículo te explicamos detalladamente qué son los gastos variables y fijos de una empresa.

Los gastos contables se registran en el grupo 6 del Plan General de Contabilidad, y dentro de este grupo, podemos encontrar gastos fijos y gastos variables.

¡TUITÉALO! ¿Sabes distinguir entre gastos variables y fijos? Atiende a este artículo para conocer su diferencia.

Entre estos gastos nos podemos encontrar aprovisionamientos de mercaderías y materias primas y demás bienes adquiridos por la empresa para revenderlos, bien sea sin alterar su forma y sustancia, o previo sometimiento a procesos industriales de adaptación, transformación o construcción.

También se encuentran otros gastos del ejercicio, como las adquisiciones de servicios y de materiales consumibles, la variación de existencias, amortizaciones, gastos financieros y otros gastos, así como las pérdidas del ejercicio.

Los gastos de una empresa se pueden dividir en:

  • Gastos variables, que varían en función de la actividad del negocio, como las compras de mercaderías.
  • Gastos fijos, cuyo importe no depende de las ventas o actividad del negocio, como, por ejemplo, el alquiler.

Diferencia entre costes y gastos variables

Vemos en primer lugar la diferencia entre gastos y costos de una forma práctica. Una empresa registra sus sueldos y salarios en la cuenta 640 del Plan General Contable. Esta partida constituye un gasto, el cual se traslada a la cuenta de resultados de la empresa, para determinar junto con el resto de las partidas de ingresos y gastos el resultado del ejercicio.

Sin embargo, dentro de la cuenta contable de sueldos y salarios, se encuentran los sueldos de todo tipo de empleados de la empresa, tales como: obreros, vendedores, administrativos, directivos.

Los obreros, por ejemplo, formarán parte del coste directo de producción, de forma que podemos clasificar la mano de obra en costes directos e indirectos. Al hacer esta distinción, estaremos convirtiendo nuestro gasto en salarios en diferentes costes.

Dependiendo del nivel de actividad de tu negocio, los gastos variables serán mayores o menores.

Dicho de otra manera, los gastos constituyen desembolsos económicos necesarios para la realización del ciclo de explotación de la empresa. Los costes serian la parte de los gastos directa o indirectamente relacionada con la producción de los bienes o servicios.

En relación con la variabilidad de los gastos y de los costes, ambos serán variables si se pueden ajustar en función de la producción o demanda de tu negocio.

Los costes variables dependen, por lo tanto, del nivel de actividad.

La distinción entre costes fijos y variables es fundamental para determinar el punto de equilibrio de una empresa. Recordemos que el punto de equilibrio es aquel que determina el nivel de ingresos necesarios para cubrir tanto los costes fijos como los variables.

¿Qué son los gastos fijos?

Los gastos fijos son aquellos que, como su nombre indica, no se pueden dejar de pagar, y que, por lo tanto, son necesarios por el simple hecho de tener un negocio.

Entre los gastos fijos más comunes nos podemos encontrar alquileres, seguros, determinados impuestos como el IBI, servicios como la asesoría, etc.

Que los gastos sean fijos, no supone que tengan que ser mensuales, algunos como los seguros se pueden pagar una vez al año, o de forma trimestral o semestral.

¿Qué son los gastos variables?

Los gastos variables son aquellos que tienen una relación directa con el volumen de producción o actividad de un negocio o empresa.

Los principales gastos variables que se pueden encontrar en una empresa son los siguientes:

  • Compra de materias primas. Son aquellas que, mediante elaboración o transformación, se destinan a formar parte de los productos fabricados.
  • Compra de mercaderías. Son bienes adquiridos por la empresa y destinados a la venta sin transformación.
  • Trabajos realizados por otras empresas. Son servicios subcontratados necesarios para poder realizar la producción de la empresa u ofrecer un servicio determinado.
  • Gastos de transporte de las materias primas o mercaderías. Son aquellos necesarios para transportar las materias primas hasta la fábrica o las mercaderías hasta los almacenes, así como aquellos necesarios para realizar el transporte a su punto de venta.
  • Determinados servicios bancarios. Por ejemplo, las comisiones por la utilización del TPV.

Si cuentas con un buen software de gestión administrativa y contable como Sage 50, y tienes claro cuáles son los gastos variables de tu negocio, te será mucho más fácil tomar decisiones y controlar las finanzas de tu negocio.