Inmovilizado

Comprende el activo no circulante de una empresa, incluye el inmovilizado material, inmaterial, financiero y gastos amortizables. Comprende, por tanto, los activos destinados a servir de forma duradera en las actividades de la empresa, esto es, aquellos activos que por sus características no son consumidos en un ciclo productivo o ejercicio económico.

De acuerdo con el Plan General de Contabilidad existen tres tipos de inmovilizados:

Inmovilizaciones materiales. Según el Plan General Contable son elementos del activo tangibles, representados por bienes muebles o inmuebles. Aquí se incluye el material que se utiliza habitualmente en la actividad empresarial (construcciones, maquinaria, elementos de transportes, etc.), las inversiones inmobiliarias (terrenos, solares, edificios, construcciones que se utilizan para obtener rentas). Forman parte del activo no corriente del balance, y por tanto son bienes cuya duración es superior a un año. Son parte del aparato productivo de la empresa, durante su vida útil. Es importante recordar que están sujetos a depreciación (pérdida de valor por el uso, paso del tiempo u obsolescencia) y deterioro (pérdida de valor originada por su capacidad funcional). Los elementos del inmovilizado material pueden ser vendidos, pero no es una operación habitual. Se convierten en liquidez a través del proceso de amortización.

Inmovilizaciones intangibles. Son los activos no monetarios, elementos patrimoniales intangibles, susceptibles de valoración económica. Estas cuentas figurarán en el activo no corriente. Se diferencia del inmovilizado material fundamentalmente por carecer de sustancia física, aunque están representados por documentos o inscripciones en registros públicos, como es el caso de las patentes. También entran aquí las cuentas de investigación, desarrollo, fondo de comercio…

Inmovilizaciones materiales en curso. Se trata de activos materiales que están en proceso de obra, construcción o montaje. En el momento en que se finalicen se deberán transformarse en inmovilizados materiales.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.