Términos del Diccionario Empresarial

Cuentas contables

La contabilidad es uno de los elementos más importantes para conocer la salud financiera de una empresa. Permite conocer la situación económica y tomar decisiones sobre datos reales.

Las cuentas contables dan una información clasificada y clara del estado de una empresa y pueden ser útiles para inversores, accionistas, directivos o empleados.

¿Qué son las cuentas contables?

Se pueden definir las cuentas contables como los registros ordenados de forma cronológica de todos los movimientos financieros o contables de una empresa o entidad.

¿Cómo se clasifican las cuentas contables?

Existen diversas clasificaciones de las cuentas contables, la principal es la que diferencia entre:

  • Activo. Son los bienes y derechos que una empresa posee a día de hoy. Los activos pueden ser tangibles como la maquinaria o intangibles como una marca. Los activos de clasifican, a su vez, según la facilidad que exista para convertirlos en dinero, en:
    • Corrientes. Por ejemplo, los bienes del inventario.
    • No corrientes. Los ordenadores o maquinaria de la empresa.
  • Pasivo. Se trata, por ejemplo, del dinero que presta el banco a una empresa que se devolverá más tarde a cambio de un interés. El pasivo puede ser:
    • Corriente. El que se devuelve a corto plazo.
    • No corriente. Se devuelve a largo plazo.
  • Patrimonio neto. Se compone por el capital o los recursos que aportan los socios y por los beneficios que genera la actividad de la empresa.

Otra clasificación de las cuentas contables es la que los divide en:

  • Ingresos: es el dinero que recibe la empresa como consecuencia de su actividad.
  • Gastos: es lo que paga la empresa para poder realizar su actividad.
  • Costos: suponen la inversión en un activo que dará beneficios en el futuro.

Elementos que detallan cada cuenta

Para poder identificar cada cuenta contable correctamente se deben incluir una serie de elementos que son los siguientes:

  • Nombre de la cuenta con un código que la identifique.
  • Fecha de la operación.
  • Motivo de la operación.
  • Importe en la columna Haber (abonar) o debe (adeudar).
  • Saldo o diferencia una vez restado el importe al saldo.

La relación entre el Plan General Contable y las cuentas contables

El Plan General Contable (PGC) se creó en el año 1973 y se ha reformado en varias ocasiones para adaptarlo a la normativa europea. Está compuesto por cinco partes, tres de obligado cumplimiento y dos voluntarias. Las partes del PGC son las siguientes:

  • Marco conceptual. Es la parte donde se fija la teoría relativa a la contabilidad y se definen conceptos como las cuentas anuales o los activos y pasivos.
  • Normas de registro y valoración. Incluye varias normas de procedimiento de registro y valoración.
  • Cuentas anuales. Se describe la forma de presentar las cuentas anuales por parte de las empresas, puesto que es obligatorio que se presenten dichas cuentas anuales una vez al año en el Registro Mercantil. Las cuentas anuales están compuestas por varios elementos que son los siguientes:
    • Balance.
    • Cuenta de pérdidas y ganancias.
    • Patrimonio neto.
    • Flujo de efectivo.
    • Memoria anual.
  • Cuadro de cuentas. En la parte relativa al cuadro de cuentas es donde se habla de las cuentas contables. Es una parte voluntaria. Las empresas pueden utilizar las cuentas contables que establece el PGC o crear otras nuevas.
  • Definiciones y relaciones contables. En este apartado se habla de la utilización de las cuentas del cuadro de cuentas y del funcionamiento del cuadro. Se trata de otra parte voluntaria.

Para las pymes existe una existe una versión más sencilla del PGC que se denomina Plan General de Contabilidad para Pymes.

El contable de ayer, el asesor de hoy

Una guía actualizada a 2019, con datos y contenidos prácticos para los asesores contables de hoy en día.

Descarga gratis