Playing now

Playing now

Economía Digital: la digitalización sostenible

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
Sage

La situación ocasionada por la COVID-19 ha puesto de relieve el estado de la economía digital en España, así como las fortalezas que, como país, tenemos. Pero también sus debilidades. Pese a que somos uno de los países con mejores redes de telecomunicaciones, la digitalización del tejido empresarial, especialmente de las pequeñas y medianas organizaciones, aún tiene que mejorar mucho.

Por eso, tanto organismos y responsables públicos como asociaciones empresariales y empresas privadas coinciden, en el marco del 34 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones, que el futuro pasar por la digitalización. Una transformación que, además, debe hacerse de forma sostenible.

El encuentro, organizado por AMETIC (Asociación Multisectorial de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica) al que pertenece Sage, contó con la presencia de destacadas personalidades, como la Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; Reyes Maroto, Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Thierry Breton, Comisario Europeo del Mercado Interno de la Comisión Europea o los alcaldes de Madrid y Barcelona, José Luis Martínez-Almeida y Ada Colau.

Sage_AMETIC

Luis Pardo, CEO de Sage Iberia, ha participado en el 34 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de AMETIC

La importancia de la economía digital

Pedro Mier, presidente de AMETIC, recordó ante la ministra Calviño que España «necesita una estrategia de país para la digitalización de la economía. Una digitalización que sea respetuosa con el planeta, inclusiva, que genere empleo de calidad y que permita desarrollar la industria».

Por ello, y además de reclamar políticas que favorezcan el desarrollo empresarial con un buen uso de los recursos de los que disponemos, Mier enfatizó en su discurso que es necesario «la complicidad, el apoyo y la confianza de los gobiernos y administraciones» para que la ejecución de este proyecto de país sea un éxito.

La ministra, por su parte, aseguró que la recientemente anunciada agenda España Digital 2025 busca cerrar algunas de estas brechas que han quedado tan expuestas durante la pandemia y asegura que supone «un buen marco» para todo el trabajo que se va a desarrollar en economía digital.

Calviño destacó que la digitalización supone «un gran desafío», sobre todo teniendo en cuenta que el tejido empresarial español está dominado por PYMES «que aún tienen la digitalización como un deber». La ministra recordó que no se tata solo de incorporar nuevas herramientas tecnológicas, sino de todo un «cambio organizativo para aumentar la productividad«.

La vicepresidente tercera del gobierno también explicó que la digitalización es la primera de las cuatro vías de transformación que debe llevar a cabo nuestro país tras la crisis. «La digitalización es la principal palanca para aumentar la productividad de nuestra economía y para que crezcamos en el futuro», justificaba la ministra. Y, por eso, remarcó en este foro que todos «tenemos la misión de trabajar juntos para hacer real esta España de economía digital».

En su opinión, la crisis vivida «nos ha traído la conciencia de que debemos acelerar las transformación pendientes» con la idea de alinearnos con nuestros socios europeos. No en vano, se prevé que el 40% PIB europeo estará digitalizado en 2021. «Por eso hay que digitalizar a nuestros ciudadanos y empresas».

De la tormenta perfecta a la oportunidad

En la celebración de este tradicional encuentro participaron diversos responsables tanto de empresas privadas como de administraciones públicas, quienes debatieron sobre las diferentes propuestas y medidas para reactivar la economía, que ésta sea cada vez una economía digital y sostenible y poniendo un especial foco en la PYME.

Uno de los primeros directivos en hacerlo fue el presidente de Sage, Luis Pardo. Tras recordar que estamos en un momento muy difícil y complejo, porque a la crisis sanitaria que tenemos por delante hay que añadirle los retos económicos, Pardo llevaba un paso más allá las palabras de la ministra Calviño. «La digitalización no es una palanca, es LA palanca», explicaba, «porque también en la educación debemos tener reservas de conocimiento. La digitalización está en la educación, en la innovación, en las administraciones públicas… ¿Dónde no hay digitalización? El 22% de todo el PIB mundial está digitalizado y crece a doble digito».

Para Pardo, España es un país «al que le cuesta crear empleo pero lo destruimos muy rápido» y, por eso, coincide en que «todas las entidades civiles» deberían ponerse de acuerdo y elaborar «una estrategia de país más potente». En su opinión, España atraviesa una tormenta perfecta: una profunda crisis, empresas muy pequeñas y falta de talento. Pero su mensaje es positivo: «tenemos la oportunidad de aprovecharnos de esta situación para cambiar las cosas. No se trata solo de salvar empleos, sino también a las empresas. Tiene que haber plan de fiscalidad, ser más laxos en los pagos como nuestros países vecinos, como Reino Unido, Francia o Alemania. El gobierno debe apoyar el tejido empresarial. Las pymes son 62% PIB y 66% del empleo. Si no tenemos un foco en ella ahora, ¿cuándo?», se preguntaba.

Digitivación: la reactivación digital

Según una encuesta realizada por Sage, el 50% de las PYMES dicen que no quieren incrementar su inversión en teletrabajo ni en tecnologías después de la pandemia. Pero, al mismo tiempo, 6 de cada 10 tienen como prioridad la digitalización y tecnificación de su negocio. Algo que, para Pardo, evidencia no solo que hay una brecha de concepto, sino que es necesario que se amplíe la inversión en I+D+i para pasar del 1,2% en España al 2% de media europea.

Luis Pardo también recordaba que la receta para padecer menos en las crisis está clara: la economía digital. Por eso, anima a apostar por nuevos modelos de negocio para no quedarnos en el pasado. «Hay nuevas oportunidades que están encima de la mesa», subrayaba, reclamando que «todo el talento pueda trabajar en esta revolución»

Pardo defendió ante el foro de AMETIC su concepto de digitivación; es decir, de reactivación a través de la digitalización. «Cada punto de PIB que invirtamos en I+D+i ganaremos 2 en economía, y eso significa empleo, progreso y futuro», sentencia. «No debemos pensar solo en este momento de crisis, sino a futuro, para que las sociedades venideras tengan futuro. Tenemos la oportunidad de poner a nuestro país en otro nivel, con formación, con nuevas tecnologías para cambiar modelos de negocio, tamaños de empresa, más flexibilidad» y recordaba que de los más de 3,5 millones de empresas que hay en nuestro país, solo medio millón son medianas y grandes.

Y, eso sí, coincidía en que esta digitivación deben ser sostenible, pero no es solo por el cambio climático. «Es un pacto social que nos marca un horizonte, 2030, con un futuro mejor y sostenible», enfatizaba.