Playing now

Playing now

5 pasos para planificar (y realizar) tu crecimiento

Volver a los resultados de búsqueda

sage

Una gestión empresarial eficaz requiere saber cómo vas a planificar tu crecimiento y qué estrategia vas a seguir, especialmente en periodos de inestabilidad económica.

  • ¿Cómo planificar y realizar el crecimiento del negocio con éxito? ¿Cuál es “el truco” para crecer en tiempos de crisis como el que vivimos?
  • En este post, respondemos a estas y otras cuestiones para ayudarte a trazar un plan de crecimiento empresarial resiliente.

A la hora de planificar el crecimiento de tu empresa, puede que te influyan varios factores: el miedo a los cambios y a los efectos que puedan tener, el desconocimiento sobre cómo hacerlo, la inversión necesaria para ejecutarlo… Para superar estos obstáculos, el primer paso implica trazar un plan de crecimiento.

¿Qué es un plan de crecimiento? ¿Cuáles son los pasos a seguir para planificar y realizar el crecimiento de tu negocio? ¿Cómo crecer en tiempos de crisis como el que vivimos? En este post, respondemos a todas estas cuestiones. ¡Toma nota!

¡Comparte! Los pasos que debes seguir para planificar el crecimiento de tu negocio.

¿Qué es un plan de crecimiento?

Un plan de crecimiento es un documento que contiene, básicamente, los objetivos de tu empresa de cara al crecimiento y las estrategias a seguir. El plan puede modificarse a lo largo del tiempo teniendo en cuenta las circunstancias o las novedades que se produzcan en el mercado.

Pasos para planificar y realizar el crecimiento de tu negocio

Llega un momento en el que tu empresa necesita crecer y para hacerlo de forma eficaz y ordenada tendrás que seguir una serie de pasos como los que te proponemos a continuación:

1. Fija los objetivos de crecimiento

El primer paso de tu plan de crecimiento consiste en fijar qué objetivos quieres lograr a corto, medio y largo plazo, tanto en tu empresa como en cada departamento. Estos objetivos pueden ser, por ejemplo, los siguientes:

  • Aumento de las ventas.
  • Diversificación del negocio.
  • Captación de nuevos clientes.
  • Contratación de nuevos trabajadores.
  • Internacionalización de tu empresa.

Además, para que tu objetivo sea efectivo debe reunir una serie de requisitos:

  • Ser concreto. Por ejemplo: ¿Qué porcentaje de aumento en las ventas deseas lograr?
  • Ser posible. Puede que sea un reto, pero debe ser realista.
  • Ser medible. En cualquier momento se debe poder medir el avance respecto al objetivo.
  • Tener un plazo. ¿En qué plazo vas a alcanzar tu objetivo de ventas?

2. Busca las estrategias adecuadas

Una vez que tengas claros los objetivos a lograr, tendrás que fijar las estrategias o las acciones que se van a realizar para lograrlos. Por ejemplo, si quieres captar nuevos clientes te tendrás que hacer y responder preguntas como:

  • ¿Quién es tu cliente ideal y dónde encontrarlo?
  • ¿Qué necesidades tiene dicho cliente?
  • ¿Cómo puedes cubrir sus necesidades?
  • ¿Qué acciones vas a realizar y cóm

3. Averigua la inversión que necesitas para crecer

Lo primero que tendrás que analizar para saber qué inversión necesitas para tu proyecto de crecimiento es tu contabilidad. La imagen fiel de la situación de la empresa la obtendrás a través de los datos contables.

4. Pregúntate: ¿Qué problemas pueden surgir?

El plan de crecimiento de tu empresa debe considerar qué hacer ante los problemas que puedan surgir en el futuro y que frenen el crecimiento de tu negocio. Por ejemplo, si surge un nuevo competidor en el mercado o alguna normativa que afecta a tu crecimiento, tendrás que tener un plan B para saber cómo afrontar las situaciones que surjan.

Una gestión digitalizada del negocio te va a permitir adaptarte mejor a cualquier cambio o problema. Podrás hacerlo de forma más rápida y accediendo a la información en la nube desde cualquier momento y lugar.

5. Controla los avances

Fija controles para asegurarte que los avances de tu plan de crecimiento se realizan según lo previsto. Si tu objetivo es aumentar las ventas, puedes fijar hitos en determinadas fechas para cotejar si se van cumpliendo y si es necesario hacer correcciones.

Antes o después, tu empresa va a necesitar crecer y lo mejor es que planifiques ese crecimiento cuanto antes para evitar obstáculos o problemas. Ten claros todos los pasos a seguir y céntrate en ver cómo tu negocio aumenta de cara al futuro.

Lograr un crecimiento empresarial real en tiempos de crisis

La experiencia nos ha demostrado que adaptarse es imprescindible para sobrevivir. Más aún cuando hablamos del entorno empresarial como el actual, donde la incertidumbre de mercado impera como consecuencia directa la COVID-19.

¿Cómo crecer y crear valor en la situación actual de mercado, de modo que no solo capees el temporal, sino que obtengas valor y ventajas competitivas?

Muchos expertos en crecimiento empresarial coinciden en una serie de factores que, a modo de denominadores comunes, han ayudado a las organizaciones en crecimiento a seguir haciéndolo en tiempos dinámicos.

1. Innovación dentro de la gestión rutinaria

Además de ofrecer nuevos productos o servicios con valor añadido, existen otros aspectos de la gestión cotidiana como la realización de campañas bien dirigidas o el perfeccionamiento en la atención al cliente que debes tener en cuenta.

2. Rediseño de tu ecosistema empresarial a través de la tecnología

La flexibilidad del modelo de negocio se presenta como la receta estrella para hacer frente a la incertidumbre. Dando el salto hacia la digitalización de la empresa, superas obstáculos a la movilidad, incluyendo la gestión de clientes, recursos humanos y datos contables y financieros.

3. Liderazgo directivo

Además de las herramientas tecnológicas, existen otros factores intangibles que no puedes desdeñar. Definitivamente, esos son la actitud y el liderazgo, especialmente situaciones adversas.

Estos intangibles cobran especial protagonismo cuando se demanda un esfuerzo y se solicita un cambio en la organización.

Sin duda, para conseguir un crecimiento real de tu negocio en tiempos inestables, tus planes deben enfocarse en la resiliencia empresarial. Por tanto, ahora toca apostar por estrategias ambiciosas (y no necesariamente costosas), que te permitan diferenciarte de la competencia. La tecnología de gestión, en este sentido, puede convertirse en tu mejor aliada.

Nota del editor: Este artículo fue publicado por primera vez en 2018 y actualizado a 2021 por su relevancia.

Prueba Sage Contabilidad y Facturación

Tendrás a tu alcance una potente solución de contabilidad y facturación en modalidad cloud. Pruébala gratis sin compromiso.

Quiero una prueba gratis