Playing now

Playing now

Formas de ayudar a los empleados en remoto en la transición de regreso a la oficina

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En este post te contamos qué supondrá el regreso a la oficina para muchos trabajadores y cómo se les puede ayudar a sobrellevar la situación.

  • La mejora de la situación pandémica lleva a miles de empresas a replantearse el regresar a la normalidad y volver a la oficina.
  • Para que los empleados se sientan cómodos de volver a la oficina se recomienda mantener la misma flexibilidad que el teletrabajo.

Tras meses de trabajo en remoto, toca volver a la oficina. Miles de empresas se plantean retomar esa modalidad de trabajo con la llegada del nuevo curso. Sin embargo, el llamado ‘regreso a la normalidad’ no parece que vaya a ser recibido con los brazos abiertos para muchos trabajadores.

A medida que la pandemia va evolucionando y desapareciendo, muchas empresas se plantean el regreso a la oficina. Ya hay algunas que han optado por que sus empleados sigan en remoto a tiempo completo. En otros casos, se ha considerado adoptar una forma de trabajo híbrida con una mezcla de trabajo en la oficina y a distancia.

Sea cual sea el formato elegido, es inevitable que surjan dudas y obstáculos. Sobre todo, el impedimento puede surgir cuando un empleado que se contrató para trabajar a distancia, tenga que incorporarse a un lugar de trabajo físico. ¿Cómo apoyarles en la vuelta a la normalidad? Las claves, te las contamos a continuación.

Normas básicas de regreso a la oficina

Teniendo en cuenta que el empleado ha pasado mucho tiempo fuera de casa, las empresas deberían adecuar su normativa y relajarla un poco. La idea es que el ‘choque’ no sea tanto en la vuelta al trabajo.

La vestimenta

La empresa puede relajar su política de vestimenta para facilitar una transición más amena para el trabajador. Así, la empresa puede aplicar un código de vestimenta menos estricto. Todo el mundo se ha acostumbrado a trabajar con ropa cómoda, y adaptarse a “vestirse” puede suponer un reto. Para facilitar la transición, se puede llegar a un punto intermedio con los empleados o, incluso, establecer viernes o lunes informales. Este tipo de sencillas acciones pueden liberar presión y facilitar la reintegración a la vida laboral.

Sociabilización

Otra manera de ayudar a las personas contratadas a distancia a hacer la transición al trabajo desde la oficina es empezar con reuniones informales en la oficina. Centrarse en el aspecto social y más humano siempre ayuda a empatizar con los empleados.

Trabajo híbrido

Aunque la idea principal sea volver a la oficina, ¿por qué no considerar un modelo de trabajo híbrido? Si se tiene una empresa mediana o grande, hacer que todo el mundo regrese al mismo tiempo puede ser perturbador. Hay empleados que se han acostumbrado a trabajar a distancia. Una idea sería analizar las necesidades de la empresa y las de los trabajadores y evaluar si se necesita que todo el mundo esté físicamente en la oficina.  Para muchas empresas, puede ser mejor tener un equilibrio entre el trabajo en la oficina y el trabajo a distancia. Un enfoque más flexible, permitirá a todos los trabajadores sentirse a gusto.

Que los empleados trabajen a remoto no quiere decir que se pierda el control sobre sus actuaciones o su forma de proceder. Existen herramientas como Sage HR que permiten gestionar a los empleados de forma remota obteniendo toda la información necesaria.

Reorganizar el espacio de trabajo

Por otro lado, se puede reorganizar el espacio de trabajo para que todos se sientan cómodos. Antes se tenía que ir a la oficina para trabajar. Ahora, todos saben que se puede hacer el trabajo sin importar dónde se esté. La vuelta a la oficina, sea cual sea su función, requiere alguna justificación.

Puedes justificar la vuelta a la oficina transformándola en un lugar especialmente propicio para determinados tipos de trabajo. Piensa en: salas de brainstorming con muchas pizarras y espacios compartidos, o salas de prueba de productos con toda la tecnología más avanzada.

Herramientas como Sage HR permiten mantener el control y la gestión de los empleados ya trabajen en casa o en la oficina.

Avisa a los empleados con antelación

Comunicar con antelación la estrategia de «vuelta a la normalidad» es esencial para que todos sepan lo que les espera. Es muy recomendable emplear un enfoque gradual de adaptación a la oficina. Por ejemplo, algunos trabajadores contratados en remoto pueden empezar a volver a la oficina unos días a la semana. A continuación, se puede aumentar el ritmo de trabajo una vez que se haya establecido un nivel de comodidad. En esa estrategia es importante incorporar la flexibilidad, ya que es más que probable que la vuelta a la oficina sea algo fluido.

Mantén ventajas del trabajo a distancia

Para muchas personas, las mejores ventajas del teletrabajo son trabajar desde casa y tener un horario flexible. Si exiges a los empleados que vuelvan a trabajar con un horario fijo en el lugar de trabajo, tienes que compensar lo que creen que están perdiendo con nuevas ventajas.

La clave es aliviar el dolor que sentirán al perder la capacidad de trabajar desde casa y todos los beneficios que conlleva. Esto puede ser muy difícil, así que hay que ser generoso. Si no puedes ofrecer ventajas equivalentes o mejores, permite a los empleados «conservar» algunas de las ventajas que tenían durante la pandemia. Por ejemplo, permitir que la gente se tome un par de horas libres para acudir a citas médicas sin utilizar un día entero de vacaciones.

El regreso a la oficina no tiene por qué ser algo traumático. Basta con entender a la plantilla y adaptar la nueva situación a las ventajas que tenía el trabajar desde casa. Así todos saldrán ganando.

Sage HR

  • Conoce la solución de recursos humanos
    para PYMES
  • Gestiona fácilmente todos los procesos
    laborales de forma centralizada
Quiero más información