Playing now

Playing now

Guía para gestionar una carta de renuncia laboral voluntaria

Personas y Liderazgo

Guía para gestionar una carta de renuncia laboral voluntaria

Sage

Para las empresas es cada vez más complicado retener talento, por lo que es importante saber cómo gestionar una carta de renuncia laboral voluntaria.

  • Cuando un empleado toma la decisión de dejar la empresa lo debe comunicar de manera formal con una carta de renuncia laboral voluntaria.
  • Para que la renuncia sea efectiva y se pueda gestionar correctamente, es importante que el empresario sepa qué es una carta de renuncia laboral voluntaria y qué contenido debe contener.

¡TUITÉALO! Qué es una carta de renuncia laboral voluntaria, en qué casos se lleva a cabo y cómo se gestiona.

Los departamentos de recursos humanos temen que la tasa de rotación de la empresa sea alta y cuando reciben una carta de renuncia laboral voluntaria, además de gestionarla, deben analizar la causa del abandono de la empresa por parte del trabajador para detectar posibles problemas.

Según una encuesta elaborada por Flex Jobs los principales motivos por los que los empleados renuncian a su puesto de trabajo son:

  • Bajos salarios (59%)
  • Mala gestión (56%)
  • Falta de equilibrio entre vida laboral y personal (49%)
  • Falta de opción de trabajar en remoto (43%)
  • Agotamiento (42%)

Los tres motivos más frecuentes por los que un empleado abandona su puesto de trabajo son: un salario bajo, una mala gestión o la falta de conciliación laboral.

¿Qué es una carta de renuncia laboral voluntaria?

Una carta de renuncia laboral voluntaria es un documento por el que el trabajador comunica de manera formal a la empresa que va a dejar su puesto de trabajo. Aunque la comunicación se puede haber hecho antes verbalmente, con la carta se registra la renuncia y el empresario tendrá todos los detalles de la salida del empleado por escrito.

Ventajas de la carta de renuncia laboral voluntaria

Para comunicar la renuncia al puesto de trabajo, no es necesaria una carta. Sin embargo, hacerla aporta diversos beneficios como los siguientes:

  • Los procesos de salida de la empresa pueden estandarizarse y automatizarse con un software de recursos humanos.
  • La comunicación dentro de la empresa será más fluida y transparente. Por lo que se generará confianza con los empleados.
  • La carta de renuncia voluntaria puede ayudar a la compañía a detectar los motivos de una tasa de rotación laboral Por ejemplo, si el empleado describe el motivo de su abandono.

¿En qué casos se hace una carta de renuncia laboral voluntaria?

Como comentábamos anteriormente, la retención de talento es uno de los retos empresariales más complicados. Por lo que conocer en qué casos se hace una carta de renuncia voluntaria ayuda a saber los motivos de la rotación de empleados.

Por lo general, la carta de renuncia laboral voluntaria se suele utilizar en varios casos. Estos son:

  • Desaparición del puesto de trabajo debido a cambios estructurales en la empresa.
  • En el supuesto en el que se haya firmado un contrato temporal y este finalice.
  • Cuando el empleado se jubila o tienen una incapacidad que le impide realizar sus tareas.
  • Finalmente, la carta de renuncia voluntaria se puede utilizar cuando hay un acuerdo previo entre el trabajador y el empresario.

¿Qué gestiones debe realizar la empresa ante una carta de renuncia laboral voluntaria?

Aunque cada caso es diferente y las gestiones a realizar dependen de las circunstancias, en general, cuando un trabajador presenta una carta de renuncia voluntaria, el departamento de recursos humanos deberá realizar las siguientes gestiones:

  1. En función del puesto que ocupe el empleado, puede ser necesario comunicar la renuncia a algún proveedor o cliente. También es esencial informar al resto de la plantilla.
  2. Como decíamos anteriormente, si en la carta el trabajador ha explicado en detalle el motivo de su renuncia, se puede analizar para cambiar en el seno de la empresa y mejorar. También puede ocurrir que la decisión del empleado se pueda modificar si se realizan cambios en la empresa o en su puesto, por ejemplo.
  3. Por otro lado, se deberán abonar al empleado el salario del mes en que abandona su puesto de trabajo. Así como otros importes, como los correspondientes a las vacaciones no disfrutadas o las horas extraordinarias realizadas.
  4. También es importante responder al trabajador con un acuse de recibo y con una explicación de los pasos a seguir.
  5. Finalmente, se deberá organizar el trabajo pendiente y, si es necesario, buscar a una persona que sustituya al empleado.

Una vez recibida la carta de renuncia laboral voluntaria, la empresa deberá: analizar la causa, abonar los importes pendientes, comunicar la renuncia a proveedores, clientes y trabajadores, responder con un acuse de recibo y organizar el trabajo pendiente.

La renuncia de un empleado no suele ser una buena noticia para la empresa. Pero puede convertirse en una oportunidad para aprender y mejorar la atracción y retención de talento, de forma que la tasa de rotación de la organización disminuya.

Si quieres simplificar y automatizar los procesos de recursos humanos de tu empresa, puedes utilizar Sage HR para la gestión de ausencias o de rendimiento, el control horario o la selección de personal, entre otras tareas.