Playing now

Playing now

Juan Sinmiedo: emprendedor

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Juan Sinmiedo Emprendedor-Cauteloso se miró al espejo. Unas pequeñas arrugas en los ojos y las sienes blancas daban fe que había recorrido un largo camino.

“Pero me siento igual que cuando tenía 25 y 35” – se dijo – La carcasa es lo que envejece”

Terminó de arreglarse con tranquilidad. Estaba especialmente entusiasmado. Hoy tocaba hablar sobre emprendimiento, miedo y finanzas.

Recordaba perfectamente la ilusión que sintió cuando cogió el teléfono y le propusieron irse del banco. ¡Ilusión y liberación!

También tenía grabada a fuego la conversación con su mujer el día siguiente a su salida del banco. Se había levantado a la misma hora que siempre. Se había vestido y se estaba poniendo la corbata

“¿Dónde vas? – le preguntó extrañada su mujer

A disfrutar de mi primer día de libertad – le contestó Juan – A descubrir ese mundo de oportunidades que hay fuera.”

Sonrió para sí. Lo recordaba con cariño aunque fue un poco traumático para ella. También recordó la lucha de la incertidumbre y el miedo contra la alegría y la ilusión por descubrir todo lo que podía hacer. Fue una lucha interesante. Finalmente, ganó la ilusión, la libertad, la posibilidad de hacer cosas por sí mismo, el poder equivocarse, poder reaccionar y volver a empezar.

En su cabeza empezó repasar las ideas de su conferencia.

  • Lo importante no es tener miedo. Es algo natural y recomendable. Lo importante es poder superarlos y dominarlos.
  • Demasiados miedos juntos, imposible dominarlos todos a la vez:
    • ¿Y si fallo?
    • ¿Y si no me hago con las finanzas?
    • ¿Y si no tengo las suficientes capacidades?
    • ¿Y si no soy capaz de gestionar la administración y la burocracia?
    • ¿Y si tengo que dedicar 24 horas a gestionar?
    • ¿Y si no confío en mí mismo?
    • ¿Y si…?
  • Lo primero, priorizar los miedos
  • Lo segundo, trocear el elefante, hacer trozos del problema y empezar a actuar solucionando y resolviendo las cuestiones hasta llegar al objetivo definido.
  • Poner un ejemplo en finanzas. El miedo a las finanzas y la toma de decisiones se soluciona con formación. ¿Cuáles son los problemas?
    • ¿Entender lo que los números dicen de ti?
      • Necesitas entender tus cuentas y la imagen que proyectan para no estar pegándote un tiro en el pie.
      • Te ahorrara muchos disgustos de gestión y de financiación comprender el balance de situación y la cuenta de resultados.
    • ¿Manejar con soltura los números, analizar balances en un pis pas?
      • Necesitas practicar, practicar y practicar…. Hacer un Maratón de Análisis de Balances… Porque interpretar balances es sencillo, si sabes cómo.
    • ¿No te entienden cuando explicas tus datos, tus números?
      • Si no te entienden tienes dos problemas: 1) te has cargado tu credibilidad y 2) vas a matarlos de aburrimiento. ¿Por qué no cuentas cuentos con las cuentas? ¿Por qué no haces Storytelling con datos financieros?
  • Tienes que tener claro que no todo es dinero. No todo es conseguir el dinero que te habías propuesto. Hay muchas cosas más que tienes que valorar de tu nueva vida. El resto de áreas de la empresa las puedes subcontratar.
  • Pero este tema concreto es tuyo y sólo tú puedes encontrar y tener esa visión… de vida y negocios… que combine ambas visiones y te permita disfrutar y apasionarte con lo que haces (es uno de los secretos para triunfar).
  • ¿Por dónde empezar, te preguntas?

“Lo tengo bastante claro – pensó Juan – un esquema sencillo, pero potente.”

Ahh! Que no se me olvide hacer el resumen de las soluciones:

  • Digitaliza desde el primer momento, muerte a la Excel
  • Busca los apoyos necesarios: abogados, asesores, etc.
  • Fórmate en las áreas en las que seas deficitario
  • Estás serán las mejores inversiones que puedes hacer como emprendedor

Ahora todo depende de ti, de tus ganas, de tu pasión y de tu capacidad para dominar tus miedos si quieres emprender y triunfar.

Te lo dice Juan Sinmiedo Emprendedor-Cauteloso.