Playing now

Playing now

¿Qué es el trasvase fiscal y como afecta a la fiscalidad intra-europea?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

La armonización fiscal en Europa parece una utopía, ya que el trasvase fiscal que se producen entre algunos estados miembros pone en jaque la política fiscal intra-europea.

  • Te explicamos las líneas generales de la política fiscal intra-europea.
  • Conoce como la evasión fiscal pone en jaque la armonización fiscal en el seno de Europa.

Los trasvases de agua de la cuenca del rio Tajo a la del Segura no están exentos de polémica. Como tampoco lo está el trasvase fiscal que se produce dentro del seno de la Unión Europea. El goteo del grifo de la evasión de impuestos hacia países con una tributación más benévola es constante caballo de batalla entre los socios comunitarios.

La lucha por el control de los impuestos es cada vez es más encarnizada, una lucha a nivel global de todos contra todos:

  • Europa contra los gigantes de la economía digital con la tasa Google.
  • La Agencia Tributaria contra el Rubius, quien traslada su residencia a Andorra. Según algunos, para pagar menos impuestos y, según él, por el acoso del fisco de nuestros país. Además, el youtuber afirma que la mayor parte de sus ingresos provienen de fuera de España, de países como México, Argentina, Colombia y Estados Unidos.
  • Europa contra los paraísos fiscales.
  • Guerras de aranceles entre Europa con EEUU y de EEUU contra China.
  • A nivel nacional, también existen notorias diferencias entre determinados tributos autonómicos.
  • Dentro del seno de la Unión Europea existen notables diferencias en el Impuesto de Sociedades. El tipo nominal del impuesto español es del 25% y superior al de la media de la UE, que se sitúa en el 21,77%, pudiendo oscilar en más de 20 puntos entre el más elevado y el más bajo.

¿Qué es la fiscalidad intra-europea?

La UE no interviene directamente en el establecimiento de tipos impositivos ni en la recaudación de impuestos. Cada Gobierno nacional decide los importes que pagan sus contribuyentes. Pero sí que supervisa las normas fiscales nacionales en determinados ámbitos, especialmente los relacionados con las políticas de la UE que afectan a las empresas y los consumidores, a fin de garantizar que se cumple lo siguiente:

  • La libre circulación de mercancías, servicios y capitales en el mercado único de la UE.
  • Que las empresas de un país no se vean favorecidas injustamente sobre sus competidores en otros países.
  • Que los impuestos no discriminen a los consumidores, trabajadores o empresas de otros países de la UE.

La política fiscal en la Unión Europea (UE) se compone de dos ramas:

  • Fiscalidad directa: Que es competencia exclusiva de los Estados miembros, aunque la UE ha establecido algunas normas armonizadas para la fiscalidad de sociedades y la tributación personal.
  • Fiscalidad indirecta: Que afecta a la libre circulación de mercancías y a la libre prestación de servicios en el mercado único. En relación a esta fiscalidad, la UE coordina y armoniza las leyes relativas al impuesto sobre el valor añadido (IVA) y los impuestos especiales. El objetivo es el de garantizar que la competitividad del mercado interno no se vea distorsionada por las variaciones de las tasas de fiscalidad indirecta. O por sistemas que ofrezcan a las empresas de un país ventajas desleales sobre otros.

¿Qué es la elusión o trasvase fiscal?

Pagar menos impuestos no es un delito fiscal, si se hace legalmente aprovechándose de vacios legales o de ventajas fiscales en otros países.

No obstante, conviene tener en cuenta que la Agencia Tributaria vigila año tras año las planificaciones fiscales agresivas, por si fueran constitutivas de fraude fiscal.

Los paraísos fiscales son un instrumento típico de la elusión o trasvase fiscal; se trata de jurisdicciones que facilitan a quienes se registran en ellas, bien sean personas físicas o empresas, una tributación reducida y opacidad en las operaciones.

La UE colabora con los Estados miembros para prevenir la evasión y la elusión fiscal.

La armonización fiscal de la Unión Europea: utopía u objetivo alcanzable

La armonización fiscal dentro de la Unión Europea tiene por objeto evitar diferencias entre los impuestos directos e indirectos de los socios comunitarios. De esta manera, cada país recauda los impuestos que le corresponden, evitando que puedan ser recaudados por otro país que ofrezca mayores ventajas fiscales.

Pero la realidad actual es que el sistema tributario de la Unión Europea y su reflejo en los ordenamientos jurídicos de los 27 estados que la integran es de todo menos armonizado. Así, los estados miembros compiten por atraer capitales y empresas de otros estados, utilizando la fiscalidad como arma.

En determinadas figuras tributarias, como el Impuesto sobre Sociedades, la diferencia impositiva para una sociedad puede ser tan grande que países como Irlanda, con un tipo del 12,5%, se podrían considerar casi un paraíso fiscal, frente a países como Francia o España.

El Tratado de la UE prevé la armonización de los impuestos indirectos, en la medida en que sea necesaria para garantizar el establecimiento y el funcionamiento del mercado interior. Los avances en la armonización de la imposición indirecta han sido más significativos que los relativos a la imposición directa, principalmente por la reticencia de los Estados miembros a perder soberanía fiscal.

Sage Despachos Connected

La mejor gestión fiscal del impuesto de Sociedades, Renta y mucho más con la solución más completa para asesorías y despachos.

Descúbrela ya