10 beneficios de una buena atención al cliente

Publicado · 2 minutos de lectura

La crisis se ha llevado por delante la buena atención al cliente en muchas empresas, e incluso sectores. La optimización de costes y las reducciones de personal se han traducido en muchos casos en una deficiente atención al cliente, vía incrementos de tiempos de espera en su atención, e incluso en una atención menos experta.

“Muchas empresas han optado por reducir su tamaño, y tal vez eso era lo correcto para ellos. Nosotros hemos elegido un camino diferente. Nuestra creencia es que si seguimos poniendo grandes productos frente a los clientes, ellos seguirán abriendo sus billeteras”.

Steve Jobs

La buena atención al cliente debe ser una ventaja competitiva a perseguir por todas las empresas, ya que una deficiente atención, pone en serio riesgo que el cliente lo siga siendo, si encuentra el producto o servicio en las mismas condiciones, pero es atendido de una manera más rápida y profesional. Además, en muchas ocasiones el cliente no perderá el tiempo en quejarse, simplemente no volverá.

“No voy a quejarme. Yo no volveré”.

Brown & Williamson Tobacco AD

10 beneficios de la calidad en la atención al cliente

  1. Fidelidad y lealtad, ante una marca que responde a sus clientes con bienes y servicios de calidad.
  2. Venta cruzada, ya que la buena experiencia de un cliente supone abrir la puerta a la venta de otros productos o servicios.
  3. Referencias, el boca-a-boca genera una publicidad excelente y gratuita para las empresas que ofrecen un buen servicio y atención a sus clientes.
  4. Mejora la motivación y ambiente de trabajo, ya que una mala atención al cliente “quema” a los empleados, al exponer a estos a las continuas quejas y broncas de clientes insatisfechos.
  5. Mejora de la productividad, ya que el tiempo empleado en gestionar quejas y devoluciones, por la mala atención, drena recursos de la empresa que pudieran destinarse en otras áreas.
  6. Incremento de la rentabilidad, ya que los clientes serán más proclives a pagar mayores precios, si son atendidos correctamente y no se les hace perder el tiempo en colas o en esperas al teléfono.
  7. Incremento de las ventas, al incrementar la frecuencia y repetición de los clientes de la empresa.
  8. Se reducen los gastos en marketing, ya que las empresas que ofrecen una deficiente atención a sus clientes se ven necesitadas de realizar mayores gastos en publicidad y relaciones publicas, para así reponer los clientes que pierden constantemente y contrastar el boca-a-boca negativo.
  9. Mejora de la imagen y reputación de la empresa.
  10. Obtención de una ventaja competitiva respecto a los competidores, ya que los clientes percibirán la enorme diferencia entre ser bien atendidos y la deficiente atención que proporcionan otras empresas.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta