Playing now

Playing now

Control horario: horas extra, cómo afectan al sector educativo

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Las particularidades de la jornada laboral de los profesores pueden complicar el registro de horas extra en el sector educativo, que en muchos casos requiere una planificación previa.  

  • Se trata del quinto sector con más volumen de horas trabajadas no pagadas. 
  • El 78% de las horas extra en el sector educativo no fueron remuneradas. 
  • Para realizar el control horario de los docentes, conviene elaborar un calendario laboral a principio de curso donde se especifiquen las horas lectivas y no lectivas de cada profesor.

El 12 de mayo de 2019 entró en vigor la nueva normativa de control horario obligatorio con varios objetivos clave: reducir las horas trabajadas no pagadas, combatir el fraude de las jornadas completas encubiertas como parcialesreducir el absentismo laboral y mejorar la conciliación de los trabajadores.  

La normativa establece para todas las empresas, tengan uno o un millón de empleados, la obligatoriedad de llevar un registro de la jornada laboral de cada uno de ellos. En concreto, los requisitos son los siguientes: 

  • Registrar la hora de inicio y de fin de la jornada de trabajo. 
  • Organizar y documentar el registro mediante negociación colectiva, acuerdo de empresa o decisión del empresario, previa consulta a los representantes de los trabajadores.
  • Tener los registros a disposición de los trabajadores, sus representantes legales o la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
  • Conservación de los registros durante 4 años.  

Para controlar el horario de los trabajadores, las empresas deben elegir un sistema que sea verazno manipulable y que garantice el cumplimiento de ley de protección de datosLos métodos más comunes son:  

  • Hoja de Excel. 
  • Huella dactilar y tarjeta. 
  • Software o app especializados para el registro de la jornada los empleados. 

En algunos sectores existen peculiaridades que complican la aplicación del registro horario.

Primeros resultados de la ley de control horario  

Aunque es pronto para conocer su alcance, la ley de control horario parece haber tenido un efecto en el primer trimestre completo desde su aplicación. Según los datos del INE del tercer trimestre de 2019las horas extra no pagadas han pasado de 2,91 a 2,22 millones de horas semanales desde el período anterior registrado. Mientras tanto, las horas cotizadas han aumentado un 2%, de 3,1 a 3,17 millones de horas extra a la semana.  

En España, el 58,5% de los 5,39 millones de horas extra recogidas en la EPA son remuneradas. 

Asimismo, en los primeros seis meses desde la aplicación de la normativa, Inspección de Trabajo ha sancionado a 107 empresas por no implementar o aplicar correctamente sistemas de registro de jornadas. La cantidad de las primeras sanciones por la ley de registro horario asciende a 113.000 euros en total.  

El control horario obligatorio ha afectado en diferente medida a las horas extraordinarias de los diferentes sectores profesionales, donde además influyen otros factores como el volumen de actividad o la propia naturaleza del trabajo.  

De hecho, en algunas ramas profesionales existen peculiaridades que suscitan dudas sobre cuál es la forma adecuada de aplicar el registro horario. Este es el caso del sector educativo, donde en ocasiones las jornadas de los docentes son difíciles de contabilizar.  

En este artículo analizamos cómo se aplica el control horario en el sector educativo y cómo afectan las horas extra a los profesionales de este sector. 

¿Cómo realiza el control horario el sector educativo?  

En los centros educativos trabajan todo tipo de profesionales, desde personal de mantenimiento hasta psicólogos, pero, eel caso de los docentes, la regulación de la jornada laboral puede ser más compleja. ¿Cómo se contabilizan sus horas? ¿Cuentan las horas fuera del centro educativo como trabajadas?  

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la jornada de los docentes de colegios y universidades se divide en: 

  1. Las horas lectivas, es decir, horas de presencia obligatoria en clase o en tutorías. 
  2. Las horas no lectivas: las horas de trabajo en casa (corrigiendo exámenes o deberes), las horas de excursión con los estudiantes o, en el caso de los colegios, el tiempo dedicado a la vigilancia en el recreo o el comedor.

El registro de la jornada laboral de los profesores debe contemplar las horas lectivas y las no lectivas trabajadas. Para ello, es fundamental elaborar un calendario laboral a principio de curso donde se especifiquen las horas a realizar de cada profesor.   

También deben recogerse situaciones como las excursiones con el alumnado, que no deben pasarse por alto a la hora de contabilizar las horas trabajadas.

Por lo demás, el control horario de los trabajadores sigue los mismos requisitos que cualquier otro sector. A la hora de elegir un sistema de registro, habrá que valorar que, al realizarse parte de la jornada fuera del centro educativo, la huella dactilar o tarjeta no es el método más adecuado, ya que requiere la presencia del empleado. En cambio, un software especializado se adapta a las características de cada empleado, ya trabaje en la universidad, en casa o viajando. Sin descartar un registro mixto, que permita al trabajador utilizar medios electrónicos pero también en papel para registrar el horario en situaciones en las que no es posible utilizar los medios electrónicos y con el fin de cumplir con la obligación de realizar el registro horario diario. 

Existe una brecha entre las horas extra pagadas y no pagadas de los docentes según su sexo.

¿Cómo afectan las horas extra al sector educativo?  

Comparte este dato: Los empleados del sector educativo realizaron 216.500 horas extra semanales en el tercer trimestre de 2019, según recoge el INE.   

De ellas, e78% no fueron remuneradas. Esto convierte al sector educativo en el quinto que más horas extra ilegales realizó en dicho período, solo por detrás de la industria manufacturera, el comercio, la hostelería y la industria del transporte y el almacenamiento:  

  1. Educación: 168.900 horas extra no pagadas. 
  2. Transporte y almacenamiento: 171.700 horas extra sin remunerar. 
  3. Hostelería: 299.700 horas extra semanales. 
  4. Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas: 300.200 horas extra no compensadas. 
  5. Industria manufacturera: 336.700 horas a la semana. 

 Por otro lado, es destacable el reparto de las horas extra según el sexo de los empleadosEn el caso del sector educativo, los hombres y las mujeres realizan aproximadamente el mismo volumen de horas extra, pero existe una disparidad entre las que se pagan y las que no.  

Mientras que los hombres cobran el 36% de las horas extra trabajadas, a las mujeres solo se les paga el 9,4%.  

En definitiva, el sector educativo adolece de una desigualdad en el reparto de las horas pagadas y no pagadas, así como de un volumen de horas extra ilegales superior a la mayoría de los sectores profesionalesEsto se debe probablemente a las particularidades de la jornada de los docentes y a su compleja regulación.  

Todavía es pronto para ver los resultados de la obligación de realizar el registro horario pero con toda seguridad logrará el objetivo que persigue. 

Control horario

- Descarga tu guía gratuita sobre
la normativa de control horario

- Conoce todo lo que necesitas
para llevarlo correctamente  y
evitar sanciones

Descarga gratis