Términos del Diccionario Empresarial

Producto Interior Bruto

En el ámbito de la contabilidad, la ciencia que se encarga de estudiar el patrimonio y las variaciones que en él se producen, existen muchos términos que es importante conocer su significado.

El patrimonio es el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que pertenecen a una persona física o jurídica, y dentro de esa masa patrimonial existe la masa positiva (los bienes y los derechos) y la negativa (que son las obligaciones). Esta masa positiva o estos bienes y derechos es lo que conocemos como activo. Y, por otro lado, tendríamos el pasivo, la llamada masa negativa u obligaciones.

Así, la diferencia entre ambas masas (positiva y negativa) es lo que se conoce como patrimonio neto.

¿Qué es el pasivo?

Llamaremos pasivo a las obligaciones que tienen una empresa o negocio surgidas debido a sucesos pasados, cuya extinción puede que dé lugar a una disminución de recursos que puedan producir beneficios o rendimientos económicos en el futuro.

Las principales características del pasivo son:

  • Deben representar deudas y obligaciones presentes
  • Estas deudas y obligaciones deben pagarse en el futuro, bien mediante entregas en efectivo, bienes o servicios
  • Son virtualmente ineludibles
  • Provienen de operaciones o eventos económicos realizados
  • Deben reunir los requisitos de ser identificables y cuantificables en unidades monetarias
  • Pertenecen a una sola entidad económica

Tipos de pasivo

Los pasivos se dividen en corto plazo, siendo aquellos que se han adquirido con el fin de ser liquidados en un plazo de un año o menos, es decir, en el curso normal de operaciones.

Y el pasivo a largo plazo, siendo aquellos créditos que se adquieren para ser liquidados a un plazo mayor a un año. Según sus características puede dividirse en pasivo fijo y pasivo diferido.

Por otro lado, tenemos el pasivo circulante. Se trata del primero de los grupos de pasivo y los renglones que los forman, que se presenta en el estado de situación financiera en orden de su exigibilidad. El pasivo circulante son los proveedores, la cuenta por pagar, los documentos por pagar, los acreedores diversos, los impuestos por pagar, los gastos por pagar, el anticipo de clientes y los dividendos por pagar.

Activo, pasivo y patrimonio

Estos tres términos son los componentes del balance general en contabilidad, siendo los elementos básicos del área contable.

Ya hemos visto lo que es el pasivo, mientras que el activo es el total de recursos de que dispone la empresa para llevar a cabo sus operaciones. Es decir, representa todos los bienes y derechos que son propiedad del negocio.

Por último, cuando hablamos de patrimonio (o capital contable) nos referimos a la suma de las aportaciones de los propietarios modificada por los resultados de operación de la empresa. Sería el capital social más las utilidades o menos las pérdidas.

Existe una relación entre estos tres elementos dentro del área de contabilidad. El activo es lo que se posee, mientras que el pasivo y el patrimonio neto suponen cómo financiar aquello que se desea poseer, mediante deudas, préstamos, aportaciones de los propietarios, etc.

Por eso, podemos decir que activo es igual a destino de los medios financieros; y pasivo más patrimonio neto es igual a origen de los medios financieros.

Y, si quieres conocer más sobre otros conceptos básicos de contabilidad, echa un vistazo al post “Contabilidad: una introducción a los conceptos básicos”.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.