Facturación

El área de facturación de la empresa es una de las más importantes. Por un lado, porque mediante la expedición de las facturas se materializan y documentan los ingresos de la empresa y, por otro, porque tiene la importante labor de recibir, examinar y aceptar o rechazar las facturas recibidas en función de que estas cumplan o no los requisitos exigidos por la normativa en materia de facturación.

La legislación española establece una serie de obligaciones en materia de facturación. Aquí puedes leer las normas básicas para la facturación. Entre otras cosas, los empresarios y profesionales están obligados a:

  • Emitir y entregar factura por las operaciones realizadas en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional.
  • Conservar copia o matriz de estas facturas emitidas.
  • Conservar las facturas u otros justificantes recibidos de otros empresarios o profesionales.
  • Llevar unos libros registros de las facturas emitidas y recibidas.

Esta obligación general tiene algunas excepciones como son las actividades acogidas al recargo de equivalencia, al Régimen Especial de la Agricultura Ganadería y Pesca o al Régimen Simplificado.

El formato de las facturas es bastante variado. Sin embargo, es muy recomendable el uso de autónomos o para pymes.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.