Términos del Diccionario Empresarial

Punteo

El punteo de asientos es una de las acciones que se realizan en contabilidad a la hora de la conciliación bancaria. Concretamente es una herramienta que permite al gestor «marcar» un asiento o partidas, identificando así aquellos de los que tiene perfecta constancia de que son correctos. Se trata, por tanto, de una herramienta de control de la gestión financiera y contable de todas las empresas. A través de ella, pueden verificar así que todos los asientos están correctamente computados y tratados.

Recordemos que la conciliación bancaria no un proceso contable como tal, sino un mecanismo de control de la calidad de la contabilidad. Se basa en la comparación de los apuntes de las cuentas contables de tesorería con los movimientos realizados en las cuentas de nuestra entidad financiera.

Al puntear lo que hacemos es señalar los movimientos bancarios que están correctamente correspondidos con los asientos contables. Es decir, se hace coincidir dos movimientos para relacionarlos.

Cómo hacerlo

Para completar esta operación podemos recurrir, básicamente, a dos formas: manual o automática. En cualquiera de los dos casos, estamos ante un recurso para cuadrar o saldar los registros que tenemos dentro del mantenimiento de la cartera de saldos.

En el trabajo diario de una actividad contable es frecuentemente necesario realizar verificaciones de asientos, seguimientos de cuentas, comprobaciones de movimientos, integración de partidas, etc. Los programas informáticos de contabilidad tienen una opción para realizar este tipo de comprobaciones. Es la opción de punteo, que permite controlar individualmente todos los apuntes del diario.

Hasta hace ya unos años este trabajo se hacía de manera casi manual, con los extractos bancarios externos al programa de contabilidad. Actualmente, y dada la mayor digitalización (tanto de empresas como de entidades bancarias) el software de contabilidad permite importar estos datos de los extractos bancarios o directamente conectándose con el banco. A partir de estos datos es cuando los profesionales contables pueden comparar los listados del banco con los registros contables de su organización. También pueden permitir que el programa de contabilidad lo haga automáticamente, con el consiguiente ahorro de tiempo.

Este concepto está muy relacionado con el de casación, dado que las dos son herramientas de control de la contabilidad. Sin embargo, mientras que con uno podemos seleccionar o marcar un asiento (o cualquiera de sus partidas), cuando hacemos la casación lo que estamos haciendo es asociar los asientos o las partidas del asiento a los apuntes de cobros y pagos de las facturas.

Para qué sirve

Por medio del punteo se puede realizar, por ejemplo, un seguimiento de aquellas operaciones en las que el pago o cobro se realiza de forma fraccionada. El punteo se utiliza sobre todo para las conciliaciones bancarias. Cuando se recibe un extracto bancario y se compara con el extracto de movimientos de la empresa (el Libro Mayor de bancos), se va haciendo un punteo de aquellas operaciones que ya están reflejadas en el extracto bancario.

Cabe señalar que, dentro del punteo, los usuarios también pueden decidir si lo hacen por importe, por concepto, por fechas o por tipo de movimiento, entre otras opciones.

Software de contabilidad

Descubre las soluciones de contabilidad
y gestión comercial para tu PYME

  • Lleva tu contabilidad al día
  • Calcula el IVA sin errores
Quiero más información
Sage