Playing now

Playing now

¿Es obligatorio informar del sueldo en las entrevistas de trabajo?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Te contamos cómo es la normativa europea que obligará a las empresas a informar del sueldo antes de la contratación.

  • La UE aprueba una normativa que plantea la obligación de las empresas de informar del salario.
  • Los empleados podrán hacer valer sus derechos y pedir indemnizaciones si han sido víctimas de discriminación retributiva.

La transparencia es uno de los requisitos fundamentales de las empresas. Conocer quiénes son sus cargos directivos, cómo apuestan por la igualdad o qué medidas de conciliación han puesto en marcha es esencial para conocer la cultura de la empresa. Muchas de ellas incluso tienen un portal de transparencia donde publican toda la información relevante sobre la empresa. Sin embargo, en una entrevista de trabajo ¿es obligatorio informar siempre al candidato del sueldo del puesto a ocupar? Todo apunta a que sí.

Recientemente, la Unión Europea ha aprobado una ley con la que obligará a las empresas a una mayor transparencia en los salarios. Según el acuerdo alcanzado, será obligatorio que la compañía informe del salario a los candidatos antes de entrevistarlos.

Propuesta europea para informar del sueldo

La propuesta europea para informar del sueldo en la entrevista de trabajo plantea reforzar los instrumentos para que los trabajadores puedan hacer valer sus derechos. Les facilita, asimismo, el acceso a la justicia a nivel laboral.

De acuerdo con lo que se plantea a nivel europeo, los empleadores no podrán solicitar a los candidatos su historial salarial ni el rango retributivo en el que se ha movido hasta ahora. Además, el empleador deberá proporcionar información retributiva anonimizada cuando así lo soliciten los empleados. En el caso de que alguien de la plantilla haya sido víctima de discriminación retributiva, podrá tener derecho a una indemnización.

La propuesta planteada ha sido debatida por expertos en Derecho Internacional. En este sentido, la Sección Sexta, dedicada al Derecho Internacional Privado, de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación (RAJYLE) ha estudiado la nueva normativa. Según la académica de número de la RAJYLE y presidenta de la Sección, Ana Fernández-Tresguerres, “la UE ha dado pasos de gigante en la constitución de un Derecho Comunitario en materia de familia y la exportación de un modelo en nuestro ámbito de influencia».

Información en la entrevista de trabajo

Antes de las entrevistas de trabajo, las empresas deberán tener una tabla salarial para el puesto ofertado. En este sentido, tendrán que ofrecer una horquilla de sueldos sobre el que se movería la vacante. Pese a que el salario puede variar en función de las capacidades de cada candidato, con estos datos será más sencillo hacerse una idea del sueldo que se abonará por el puesto de trabajo.

Hay empresas que no informan sobre sus sueldos para no ofrecer pistas a la competencia.

Se trata de una actuación que, aunque se entiende como normal, muchas empresas no consideran como tal. Hay organizaciones que no hacen públicos todavía estos datos porque no quieren ofrecer pistas a la competencia de su rango salarial.

Otra de las razones que hacen que las empresas no publiquen esta información es evitar dar esa información adicional a los empleados de la propia empresa Las empresas no quieren que se sientan minusvalorados si se enteran de que se incorpora alguien nuevo que cobrará más que ellos. Esto es probable que genere un mal ambiente entre los empleados nuevos y los ya existentes en la empresa.

Sanciones por infracción

En ocasiones, está justificado que varios miembros de la plantilla tengan distinto sueldo. Los expertos recuerdan que esto se debe a qué aporta el trabajador a la empresa, cómo encaja en el equipo o su experiencia previa. Es posible que llegue un nuevo perfil a la compañía que gane más que otros que llevan años en la empresa. Eso es algo que está en determinados casos justificado por el tipo de trabajo o las funciones que se desarrollan.

En caso de que la empresa no cumpla con su obligación, se le podría sancionar. La Unión Europea ha establecido que el incumplimiento de esta normativa acarreará sanciones, aunque las cuantías aún no se han concretado.

Las sanciones, según ha informado la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, dependerán también de lo que quieran aplicar los estados miembros. No obstante, la Unión Europea establecerá un baremo de sanciones para disponer de una guía sobre las multas.

Tras dar a conocer la propuesta, el siguiente paso será transmitirla al Parlamento Europeo y al Consejo. Estos órganos serán los que, en última instancia, deberán dar el visto bueno para su adopción. Una vez concluido dicho proceso, los Estados miembros dispondrán de dos años para incorporar la norma a su ordenamiento jurídico nacional.

Fin a la brecha salarial

Adiós a la brecha salarial. Con esta normativa, Europa avanza en su plan para eliminar la brecha salarial de las empresas. Está previsto que la reforma de la Comisión Europea se implante durante la recuperación económica. El texto fijará medidas de transparencia e instrumentos para detectar la desigualdad salarial entre hombres y mujeres.

En ese sentido, si los trabajadores piden conocer el registro salarial de la empresa, podrán pedir que la información esté desagregada en función de sexo y categoría. De acuerdo a la presidenta de la Comisión Europea “por un mismo trabajo la retribución ha de ser la misma. Y, para que la retribución sea la misma, es necesario que impere la transparencia”.

La transparencia retributiva también puede ayudar a mejorar la productividad empresarial. Y es que si los empleados conocen lo que cobran sus compañeros y advierten que hay igualdad retributiva, el nivel de autoestima mejorará. Y eso repercutirá positivamente en la empresa.