Términos del Diccionario Empresarial

Registro salarial

El registro salarial o registro retributivo es un concepto que introdujo en la normativa laboral española el Real Decreto Ley 6/2019. Esta norma, entre otros aspectos, modificó el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores sobre igualdad de remuneración por razón de sexo. Y, dentro de una reforma más profunda, estableció este mecanismo como medida de control de la igualdad salarial.


TE INTERESA

Desde el 14 de abril de 2021, las empresas estarán obligadas a llevar un registro retributivo de toda su plantilla con la entrada en vigor del Real Decreto de igualdad retributiva entre mujeres y hombres. La normativa se aprobó en octubre del año pasado y prevé multas de hasta 187.000 euros para las empresas que no reduzcan la desigualdad salarial.


¿Qué es el registro salarial?

Es el documento de control de que se cumple el principio de igualdad retributiva por trabajo de igual valor. Es decir, se busca corroborar que, en una empresa, hombres y mujeres ganan lo mismo cuando son equivalentes:

  • La naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas.
  • Las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio.
  • Los factores estrictamente relacionados con su desempeño,
  • Las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes.

Por tanto, podrá haber diferencias retributivas entre dos personas que trabajan en la misma empresa, pero nunca por su sexo. Además, nos interesa conocer no un único componente de la retribución, como el salario base, sino todo el conjunto. De hecho, la norma alude a “la retribución, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial”.

En cuanto a quién está obligado a llevar el registro salarial, la ley encomienda esta tarea al empresario. Recordemos que, a estos efectos, tiene la condición de empresario toda persona, física o jurídica, o comunidad de bienes que reciban la prestación de servicios de los trabajadores. También se incluye a quien recibe la prestación de servicios de las personas contratadas para ser cedidas a empresas usuarias por empresas de trabajo temporal legalmente constituidas.

¿Para qué sirve?

Busca diferentes objetivos:

  • Servir de instrumento de referencia para analizar cuáles son las causas de diferencias en las retribuciones y si el sexo es una de ellas.
  • Mejorar la transparencia retributiva a fin de hacer aflorar las discriminaciones. De hecho, las personas trabajadoras tienen derecho a acceder, a través de la representación legal de los trabajadores en la empresa, al registro salarial de su empresa.
  • Reclamar una justificación de las desviaciones. Cuando en una empresa de más de 50 trabajadores hay una brecha salarial de más del 25%, el empresario debe justificar los motivos.
  • Formar parte de la información que una vez al año, al menos, tiene que facilitar la empresa al comité de empresa. En ella se incluye también la proporción de mujeres y hombres en diferentes niveles profesionales y las medidas adoptadas para fomentar la igualdad.
  • Facilitar las auditorías retributivas a las que deben someterse las empresas obligadas a elaborar un plan de igualdad.

¿Cómo se hace el registro salarial?

Lo principal es tener los datos organizados para poder efectuar las comparaciones. Para ello, resulta muy conveniente contar con una solución de gestión laboral apropiada.

A continuación, elaboraremos una tabla que registre todas las menciones que la norma nos obliga a incluir. Podemos seguir, para ello, el formato establecido en las páginas web oficiales del Ministerio de Trabajo y Economía Social y del Ministerio de Igualdad.

¿Qué debe incluir el registro retributivo?

El registro retributivo deberá incluir los valores medios desagregados por sexo de:

  • Los salarios.
  • Los complementos salariales.
  • Las percepciones extrasalariales de la plantilla.

El nivel de desglose incluirá tanto la media como la mediana de cada uno de estos conceptos en cada:

  • Grupo profesional.
  • Categoría profesional.
  • Nivel.
  • Puesto.
  • Cualquier otro sistema de clasificación aplicable.

Por otro lado, hay un caso especial cuando la información sobre registro retributivo la pida un trabajador porque no existe representación legal de los trabajadores. En estas situaciones, no se facilitará el registro propiamente dicho, sino las diferencias porcentuales desagregadas en atención a la naturaleza de la retribución y el sistema de clasificación aplicable.

El registro retributivo es una pieza importante, por tanto, de las políticas de igualdad laboral entre hombres y mujeres. Rellenarlo es sencillo si contamos con la solución adecuada.

Software de nóminas y recursos humanos

¿Conoces Sage 200 Laboral?

Descubre los beneficios de esta
solución de nóminas y recursos humanos.

Más información