Playing now

Playing now

7 tendencias del cloud que no podrás ignorar en 2020

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Su facilidad de almacenamiento externo, la rapidez de implementación, su escalabilidad y seguridad marcan el crecimiento exponencial del cloud computing. Pero esto ya no es una tendencia sino una realidad. 

  •  La transformación digital es un proceso sin retorno que avanza de forma vertiginosa y el cloud computing es una de sus evidencias más claras. 
  • Los beneficios de su implementación en organizaciones de muy diversa dimensión no se cuestionan y es una de las apuestas clave en los planes de desarrollo de cualquier proyecto. 
  • Un informe reciente de Gartner predice que el mercado de la nube alcanzará los 302.500 millones de dólares para 2021. 

Junto a su potencial de innovación, la fortaleza y versatilidad de las soluciones cloud tienen todavía mucho que ofrecer a pequeños, medianos y grandes negocios. El año 2020 traerá muchos cambios al mundo del cloud computing.  

Aquí apuntamos algunas líneas que pueden servir de guía para que las empresas, no importa de qué ámbito de actividad o de qué dimensión, puedan enfocar con perspectiva los próximos pasos de su transformación digital.  

  1. Cloud-first

Hoy podemos afirmar que en 2020 la estrategia “cloud-first” será la que marque el despegue de la innovación en la empresa del futuro. 

“Cloud-first” implica valorar, como primera opción, la implementación en la nube de cualquier proyecto tecnológico destinado a fomentar el crecimiento de un negocio o a mantener su competitividad. 

Forrester en su Informe Predictions 2020: Cloud Computing report habla ya de una dimensión de mercado cloud para 2022 cercana a los 411 mil millones de dólares.  

  1. La nube híbrida

Conscientes de ese proceso imparable, las empresas también perciben que necesitan encontrar formas de adoptar un enfoque de nube híbrida que pueda aprovechar los datos y las aplicaciones, independientemente de donde residan, ya sea en nubes públicas / privadas o en un centro de datos físico. 

En este entorno de nube híbrida, llamado así porque es una combinación de nube pública, nube privada y soluciones físicas, las empresas también quieren todas las garantías de seguridad y control de todo el proceso, y optimizar las ventajas de trabajar juntamente con las aplicaciones y bases de datos en la nube de forma rápida y sencilla.  

Para aquellos que buscan simplificar su traslado a la nube, la nube híbrida se ha convertido en una solución popular para simplificar el trasvase de las infraestructuras on-premise a la nube. Esta opción permite más flexibilidad de elección de los servicios cloud y facilita la transformación digital global, asumiendo menos riesgos y reduciendo de forma significativa los costes del proceso. 

  1. Especialización de la oferta

En este escenario cambiante, los principales proveedores luchan por posicionarse en el liderazgo de las soluciones cloud, como por ejemplo las empresas que ofrecen soluciones de gestión empresarial y financiera en la nube, proporcionando un completo control del negocio de una forma flexible y eficiente. 

Así, unos optarán por centrar su oferta en la modernización de sus aplicaciones para maximizar el trabajo en las diferentes plataformas. Otros pondrán el foco en mejorar su software como servicio (SaaS), productos de bases de datos autónomas y la incorporación de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial (IA), aprendizaje automático o machine learning (ML), FaaS (Function as a Service) y aplicaciones específicas para el Internet de las cosas (IoT), innovaciones que definirán una nueva era digital y presentan un enorme potencial para el desarrollo de las organizaciones que no quieran quedarse fuera del nuevo paradigma digital. 

Igualmente, las empresas proveedoras de soluciones cloud tienden a la oferta de microservicios, dividiendo sus aplicaciones en componentes que implantan en pequeños contendedores de software.  

  1. La consolidación de los clásicos

La irrupción de esas tecnologías avanzadas no va a suponer que soluciones cloud ya más implantadas como la Infraestructura como Servicio (IaaS), la Plataforma como Servicio (PaaS) y el Software como Servicio (SaaS) vayan a perder terreno. 

Al contrario, se espera, por ejemplo, que SaaS logre una tasa de crecimiento anual compuesto del 18% hasta 2020, mientras que IaaS y PaaS verán un crecimiento del 27%. Otras estimaciones apuntan que las inversiones en PaaS crecerán de forma relevante incluso por encima de otros mercados tradicionales de servicios en la nube. 

¡Comparte! Se espera que SaaS logre una tasa de crecimiento anual compuesto del 18% hasta 2020, mientras que IaaS y PaaS verán un crecimiento del 27%.  

  1. Más eficiencia y menos costes con la automatización

La automatización será un aspecto esencial de la administración de la arquitectura cloud. Los avances tecnológicos en este segmento permitirán a las empresas de cualquier tamaño simplificar su infraestructura y mejorar la monitorización de sus procesos en la nube, lo que supone un uso más eficiente de los recursos, mejora de la productividad y una reducción de costes en TI, en tanto que la actualización y mejora de los sistemas y herramientas digitales son significativamente más económicos que si se tienen que llevar a cabo internamente. 

En este sentido, es previsible que cada vez más organizaciones opten por abandonar la infraestructura TI tradicional para confiar casi por completo en la nube.  

  1. Más flexibilidad conmulticloud

La estrategia multicloud es otra de las tendencias que marcará los planes y la toma de decisiones para el desarrollo digital de las empresas.  

Se trata de un modelo que aporta flexibilidad para que las organizaciones puedan recurrir a diferentes nubes para diferentes propósitos, o bien para trabajar con múltiples proveedores de la nube en lugar de uno solo.  

  1. La seguridad en la nube 

 Asegurar los datos más allá de los controles de acceso, permisos y políticas de protección, la seguridad de la carga de trabajo será uno de los grandes retos que afronta el universo cloud de cara a 2020. 

Es de prever que también aquí podamos asistir a uno de los mayores avances de la transformación digital con el desarrollo de nuevas soluciones para la protección global de las infraestructuras empresariales en la nube, así como la prevención, detección y respuesta a posibles amenazas. 

Está claro que la nube es la puerta por la que asoma la innovación en la empresa. Te resumimos e ilustramos las tendencias que derivan de esta realidad y que de alguna forma marcarán el futuro de la innovación en la empresa en los próximos años en la infografía que acompaña a este post.