Playing now

Playing now

¿Cómo pueden las empresas cuidar mejor de sus empleados?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En momentos de incertidumbre, cuidar de los trabajadores es algo vital. Después de todo, son el activo más importante de la empresa.

  • La situación generada tras el coronavirus está causando una serie de miedos, sobre todo en los teletrabajadores.
  • Por eso, será clave desarrollar iniciativas que ayuden a superarlos, así como hacer mayores esfuerzos en comunicación.

Contenido del post

  1. Mantén informados a los empleados
  2. Piensa en facilitar la flexibilidad laboral
  3. Permite el trabajo desde casa cuando sea posible
  4. Da vacaciones a los empleados que no deseen regresar al lugar de trabajo
  5. Promueve un equilibrio laboral saludable
  6. Ofrece reconocimiento por su trabajo

Si bien ofrecer grandes experiencias laborales a los empleados y trabajadores debe estar en la parte superior de las agendas, lidiar con una situación como el brote de coronavirus hace que sea más difícil hacerlo.

Según un estudio de la consultora Ranstad, “el 51% de los encuestados ha visto afectada su salud mental desde que se encuentra teletrabajando”. Una situación que, por desgracia, se ha extrapolado al clima organizacional: un 44% asegura que el ambiente laboral, tanto en su empresa como en sus equipos de trabajo, se ha deteriorado desde que se trabaja a distancia.

Aún con estos datos, hay formas y medios para asegurarnos de que se está apoyando a los empleados.

Desde mantenerlos actualizados con comunicaciones sobre novedades de la empresa, hasta incrementar las actividades lúdicas que fomenten el sentido de pertenencia. Sobre todo, lo importante será asegurarnos de su bienestar.

A continuación, encontrarás algunas pautas que te servirán de guía para mantener el bienestar de los trabajadores.

1. Mantén informados a los empleados

Hay mucha incertidumbre sobre el coronavirus y lo que significa para el desarrollo del negocio.

  • Mantener informados a los trabajadores sobre cómo está afectando a la empresa, sobre todo en lo que es relevante para ellos, les
    les ayudará a tener claras sus implicaciones.
  • Quizá sea necesario que sigan acudiendo a su lugar de trabajo (dependiendo del sector industrial) o puede que se adopte el teletrabajo. Pero, sea cuál sea la situación, vale la pena mantenerlos informados.

Pero siempre con un equilibro adecuado: ni comunicar por obligación ni descuidarla.

2. Piensa en facilitar la flexibilidad laboral

Según un informe de International Workplace Group y MindMetre Research, el 82% de las empresas que ofrecen trabajo flexible revelaron que son más productivas, mientras que el 58% de las organizaciones dijeron que esto condujo a una mejora en la satisfacción laboral.

Quizás permitir a los trabajadores comenzar a trabajar antes o terminar más tarde, por ejemplo, los ayudaría a reducir los “malabarismos” a la hora de conciliar la vida personal y profesional.

3. Permite el trabajo desde casa cuando sea posible

La mayoría de los gobiernos de todos los países están recomendando que, en esta situación de pandemia, las personas trabajen desde casa para favorecer el distanciamiento social.

Por eso, vale la pena revisar si es posible implantarlo en la empresa, ofreciendo el trabajo en remoto siempre que sea posible.

  • Esto dependerá del tipo de negocio: para una empresa que se dedica al comercio minorista, por ejemplo, se requerirá que el personal de primera línea esté presente en su lugar de trabajo.
  • Sin embargo, para el personal administrativo que cubre las tareas de finanzas y recursos humanos, puede ser más fácil permitirles trabajar desde casa.

4. Da vacaciones a los empleados que no deseen regresar al lugar de trabajo

Si la empresa requiere que los empleados acudan físicamente a sus puntos de trabajo, puede que algunas personas no quieran hacerlo por miedo al contagio por coronavirus.

  • Es posible que no quieran subirse al transporte público, por ejemplo, o estar en un entorno donde estén rodeados de mucha gente.
  • Tómate el tiempo necesario para escuchar sus inquietudes y abordarlas de la mejor manera posible, tanto para el personal como para el negocio.
  • Si un empleado decide que no se siente preparado para estar en el lugar de trabajo (y trabajar desde casa no es factible), si presenta una solicitud, podrías considerar el permitirle usar parte de sus vacaciones (o vacaciones sin sueldo).

5. Promueve un equilibrio laboral saludable

No importa si los empleados están trabajando desde casa o si están obligados a ingresar al lugar de trabajo. Lo importante es asegurarse de que puedan tener el equilibrio adecuado entre la vida laboral y personal.

  • Recomienda que tomen descansos regulares, incluido un descanso para comer, especialmente si están trabajando desde casa.
  • Y si el estado físico es importante pero no pueden usar, por ejemplo, las instalaciones deportivas que los empleados tienen dentro del plan de beneficios de la compañía, puedes ofrecer clases online como alternativa.

6. Ofrece reconocimiento por su trabajo

En este momento de incertidumbre, los empleados se esforzarán por asegurarse de que el negocio siga avanzando en la dirección correcta. Algunos incluso podrían dedicar más tiempo para asegurarse de que las operaciones continúan funcionando sin problemas.

Así que no te olvides de ofrecer reconocimiento por el trabajo que están haciendo. Recompensar a los empleados no tiene que ser costoso.

Un simple «gracias» no solo muestra la gratitud, sino que demuestra a los equipos que son importantes para el buen desarrollo del negocio.

Conclusión

El brote de coronavirus está trayendo muchas incógnitas a las empresas, que tienen que adaptarse rápidamente a medida que la situación cambia.

Pero hay una constante: la importancia del capital humano.

Al cuidar del personal y asegurarnos de que reciben el apoyo de la manera correcta, se les brindará a ellos (ya a la empresa) la mejor oportunidad de avanzar en la dirección correcta.