Playing now

Playing now

Datáfono o TPV virtual, ¿cuál es la mejor opción de pago para tu negocio?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Te contamos las diferencias entre un datáfono y un TPV virtual. Así como las claves sobre cuál es la opción de pago más adecuada en función de las características y volumen de tu negocio. ¡Toma nota!

  • ¿Tienes un establecimiento y no sabes por qué tecnología decidirte a la hora de gestionar los pagos de tus clientes?
  • Para ayudarte en tu decisión, te explicamos cuáles son los diferentes tipos de TPV, una solución estándar de pago para las empresas con varias opciones.

La tendencia al alza del pago con tarjeta, impulsada en un principio por la Banca para evitar contagios, se está consolidando como método habitual de pago por los usuarios. En consecuencia, el número de Terminales de Puntos de Venta (TPV) ha aumentado entre los negocios un 9%, según datos recogidos por la Asociación Española de Banca, lo que refleja la utilidad de este tipo de tecnología para las empresas.


¡COMPARTE! Existen diferentes tipos de TPV en función del tipo de negocio. ¡Aprende a diferenciar las diferentes opciones de pago para tu empresa!


No obstante, existen numerosas opciones de pago para los negocios. Para elegir la más adecuada, lo primero que debemos tener claro es la diferencia entre el TPV físico (que se vale del clásico datáfono para realizar los cobros) y el TPV virtual (la versión online que permite a los comercios digitales realizar cobros inmediatos a través de Internet).

Sage

Los TPV físicos presentan diferentes modalidades, que incluyen GPRS, PC con o sin lector o conexión inalámbrica.

Diferentes tipos de TPV para diferentes tipos de negocio

Pandemias aparte, la imparable evolución de las nuevas tecnologías también han revolucionado las formas de pago. De modo que, ahora, existen más modalidades de pago para los clientes en función de sus necesidades, pero también en función del tamaño, características y necesidades del negocio. ¿Qué opciones de TPV existen actualmente para los empresarios?

Generalmente, con TPV se hace referencia al datáfono, un aparato que funciona por red telefónica o inalámbrica, pero solo es una de las opciones disponibles.

El datáfono, el rey de los negocios físicos

El TPV físico es un sistema que gestiona de forma unificada las ventas de cualquier establecimiento. Cubre el cobro en efectivo (con cajón para el metálico) o con tarjeta (a través de datáfono), la impresión de los tickets o el control de stock (a través, por ejemplo, de lector de códigos de barra al hacer recepción de mercancías, etc.).

Podría decirse que el TPV físico es la opción avanzada de la tradicional caja registradora porque también se vale de un software de gestión.

TPV móvil, un datáfono ideal para profesionales que “se mueven” constantemente

¿Es posible cobrar con tarjeta sin disponer de TPV y, además, hacerlo en cualquier momento y desde cualquier lugar? La respuesta es sí y se presenta en forma de TPV móvil. ¿Cómo y a qué tipo de negocios ayuda esta tecnología?

  • El TPV móvil se pone al servicio de micropymes y autónomos, fundamentalmente.
  • Es ideal para negocios que reciben un volumen reducido de pagos con tarjeta.
  • También es sumamente útil para profesionales que realizan gestiones fuera del negocio, ya que requieren sistemas transportables para gestionar sus ventas.
  • A diferencia de otros TPV, el Terminal de Punto de Venta móvil no requiere de cuenta bancaria.
  • Una de sus ventajas principales es, además, que no incluye costes fijos ni limitaciones de tiempo: el usuario solo paga cuando lo utiliza.

TPV virtual, la solución definitiva para negocios digitales

El TPV Virtual es el sistema de pago por excelencia para los negocios online. A diferencia de los otros programas, esta solución no requiere de adquisición de dispositivos extra… ¡Todo el proceso es online!

La facturación del comercio electrónico en 2020 superó los 51.600 millones de euros, casi un 6% más que el año anterior, colocando al TPV virtual como un sistema más interesante que el resto de opciones de pago.

Así funciona el TPV virtual

  • A través de la TPV virtual, las empresas se lo ponen más fácil a sus clientes. El usuario tan solo tiene que introducir la información de su tarjeta (ya sea de crédito o débito) para proceder a la compra. Por tanto, las transacciones se realizan de forma inmediata, independientemente del momento y lugar en el que se encuentre el cliente.
  • En cuanto a la gestión diaria, los TPV virtuales incluyen módulos de administración digital que simplifican la organización. Concretamente, a través de estos módulos, las empresas pueden, desde consultar los pagos recibidos hasta gestionar devoluciones, pasando por la comprobación de cancelaciones, etc.

Ventajas de la TPV virtual como opción de pago

El TPV virtual proporciona infinidad de ventajas para los negocios, entre las que te destacamos las siguientes:

  • El pago con TPV virtual garantiza compras rápidas, y lo más importante, más seguras que el resto de opciones de pago. Dado que funciona 100% online, las medidas de seguridad son mucho más sólidas. Un ejemplo lo encontramos en el envío de claves a través de SMS al móvil del usuario. Además, a los datos de los clientes ni siquiera puede acceder el propio negocio: toda la información es controlada por el banco.
  • Gestión integral de transacciones. Un TPV virtual cubre todas las fases que conforman la transacción de la venta. Esto quiere decir que no es necesario instalar ningún programa ni dispositivo extra. Las operaciones nacen y mueren en la red.
  • Cero morosidad. Como la venta se lleva a efecto online, los cargos se realizan de forma automática en la cuenta del comprador. Es decir, que, si el usuario no dispone de liquidez para finalizar la compra, la operación será cancelada por el propio sistema. Por tanto, en estos casos la morosidad es casi inexistente.

En una era en la que la transformación digital es una máxima para sobrevivir en el mercado, los TPV virtuales pueden ser, quizá, la solución más útil para los negocios, especialmente en el entorno ecommerce, que está viviendo su época dorada.

Sage 50

- El programa de contabilidad
y gestión comercial para pymes

- En la nube o en local, ahora con
un 50% de descuento durante los
3 primeros meses.

Quiero más información