Playing now

Playing now

¿Cuáles son las formas de pago más utilizadas?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Los medios de pago están en plena revolución tecnológica. El dinero en efectivo está amenazado de muerte, principalmente por el desarrollo y el crecimiento de nuevas formas de pago.

  • Conoce las formas de pago más utilizadas.
  • Te detallamos las nuevas formas de pago que se encuentran en auge.

Las nuevas formas de pago que están eclosionando gracias al open banking y al desarrollo de las fintech son cada vez más utilizadas en España. La utilización del dinero en efectivo es cada vez menor en nuestro país, ya que sufre presiones desde diferentes frentes:

  • Normativa fiscal: Desde el 11 de julio de este año, se ha limitado la utilización de efectivo a pagos de 1.000€, reduciendo el anterior límite de 2.500€.
  • La COVID-19: La modificado del entorno social y económico a raíz de la pandemia afecta a los pagos minoristas, donde se reduce la utilización de efectivo.
  • Digitalización de la sociedad: Supone una mayor utilización de nuevas formas de pago digitales.
  • Crecimiento y desarrollo de nuevas formas de pago: El incremento de las opciones de pago acota la utilización de dinero en efectivo.

Cambios en las formas de pago motivados por la pandemia

Según Funcas, en el tiempo que llevamos de pandemia, se han acelerado cambios en las formas de pago, para los que hubieran sido necesarios varios años. En general, se han observado cuatro cambios durante la pandemia:

  • El número de transacciones se ha reducido durante los períodos de confinamiento o restricción, en consonancia con la caída en el consumo y el aumento del ahorro que es común a otros países.
  • Los pagos en efectivo han disminuido su peso relativo en relación a los instrumentos electrónicos. Aunque siguen siendo una forma de pago prioritaria y persistente para un amplio número de ciudadanos.
  • Se están prodigando las transacciones con dispositivos móviles sin contacto. Esta ha sido una de las modalidades que más ha crecido durante la pandemia.
  • Proliferación del uso de herramientas de pago o traspaso de dinero instantáneo. En España, destaca el caso de Bizum. Junto a ellas, también se van incorporando otras formas de realizar transacciones como las basadas en códigos QR (quick response o de respuesta rápida). La adopción de esta última forma de pago es aún incipiente.

Las tarjetas bancarias resisten a la pandemia y al auge de nuevas formas de pago

Las tarjetas bancarias resisten a la presión de la aparición de nuevas formas de pago, principalmente a costa de su utilización en operaciones que antes se realizaban en efectivo.

Según el Banco de España, el pasado año se realizaron 4.735 millones de operaciones de compra con tarjeta en terminal en punto de venta (TPV), con una variación del 4,4% respecto a 2019. Esto supone una cierta ralentización ya que, desde 2016, las variaciones porcentuales anuales venían siendo de dos dígitos.

En cuanto a los importes, en 2020 los españoles realizaron compras con tarjeta en TPV por valor de 160.551 millones de euros, un 0,49% menos que en 2019. Es decir, las tarjetas se utilizaron más, pero se gastó menos con tarjeta.

En relación a la utilización de tarjetas conviene destacar los siguientes puntos:

  • Los avances de las tarjetas son evidentes, tanto en comodidad como en seguridad.
  • Cada vez es más raro que se exija una firma asociada a cada compra, aunque esta se sigue exigiendo en la utilización de tarjetas asociadas a determinados establecimientos.
  • Para determinados importes ya no es necesario ni insertar el código pin.
  • Las tarjetas con lector por contacto están en auge y se consolidarán entre la sociedad durante este 2021.
  • Algunos modelos de tarjetas permiten aplazar compras en el propio establecimiento, de manera que el comprador puede fijar las condiciones de su compra, estableciendo los plazos y el tipo de cuota a pagar.

Utilización de los instrumentos de pago del SNCE

Dentro del sistema español de pagos interbancarios se encuentra el Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE), para los pagos de pequeño importe.

El SNCE está gestionado por Iberpay, una empresa privada propiedad de las entidades de crédito participantes. A través de este sistema, se procesan operaciones realizadas con instrumentos de pago al por menor: transferencias SEPA, adeudos SEPA, cheques, traspasos, efectos y operaciones diversas (documentos no normalizados, comisiones y tasas de créditos o remesas documentadas, intercambio de moneda extranjera, etc.).

Dentro de los pagos de este sistema, los adeudos suponen las dos terceras partes del volumen de operaciones en el SNCE y el 16,4% de los importes, mientras que las transferencias son el instrumento de pago que mueve los mayores importes y las que registran un crecimiento mayor en los últimos años.

Dentro de los pagos utilizados por este sistema, las transferencias inmediatas se están incrementando de manera considerable. En el año 2020 se intercambiaron un volumen total de 192 millones de operaciones y 55.000 millones de euros, siendo 2,4 veces más que en 2019.

Distribución de operaciones por instrumento utilizado en el SNCE en 2020 (% de operaciones sobre el total)

  • 61,2% Adeudos
  • 28,5% Transferencias
  • 9% Transferencias inmediatas
  • 1,2 % Cheques
  • 0,1% Efectos

Distribución por importes (% sobre el total)

  • 70, 2% Transferencias
  • 16,4% Adeudos
  • 9,1% Cheques
  • 2,9% Transferencias inmediatas
  • 1,4% Efectos

Crecimiento de nuevas formas de pago

El open banking está haciendo proliferar las tarjetas virtuales y los pagos a través del teléfono móvil.

  • Las tarjetas virtuales ofrecen una mayor seguridad y su utilización está en auge, siendo cada vez más utilizadas para realizar compras en Internet.
  • Los pagos con el Smartphone son cómodos, rápidos y seguros, por lo que formas de pago Bizum y Google Pay ganan cada vez más adeptos.

Al vertiginoso crecimiento de Bizum, el proveedor de servicios de pagos instantáneos entre particulares, que también facilita las compras en comercios, le acompañan en esta transformación empresas como Google con su aplicación Google Pay.

La principal diferencia entre Bizum y Google Pay es que Bizum requiere del número de teléfono del destinatario de la transferencia, mientras que Google Pay es como pagar con una tarjeta de crédito en el móvil. Aunque también se puede optar por aceptar pagos a través de código QR y número de teléfono.

Por otra parte, el desarrollo del euro digital se postula como motor de innovación continua en los medios de pago. La Comisión Europea considera que la emisión de un euro digital podría contribuir a la prestación de servicios de pago resilientes, rápidos y poco costosos, además de posibilitar los pagos automatizados y condicionales.

La utilización de diferentes formas de pago se encuentra en una evolución constante. Aunque la utilización del dinero en efectivo se ve amenazada por el pago con tarjeta, quizás las tarjetas bancarias de plástico, tal y como las conocemos, sucumban antes a los pagos mediante teléfonos móviles.