Términos del Diccionario Empresarial

Ahorro energético

Nos preocupamos cada vez más por tener un desarrollo sostenible y el ahorro energético es uno de los elementos más importantes para lograr la sostenibilidad. El objetivo 7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se refiere a la energía asequible y no contaminante.

Las metas de este objetivo, de aquí a 2030, son las siguientes:

  • Garantizar el acceso universal a servicios energéticos asequibles, fiables y modernos.
  • Aumentar bastante la proporción de energías renovables en las fuentes de energía.
  • Duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética.
  • De aquí a 2030 aumentar la cooperación internacional para facilitar el acceso a la investigación de energía limpia.
  • Ampliar la infraestructura y la tecnología de los servicios energéticos.

Según datos de la ONU, la energía es uno de los factores que más influye en el cambio climático y representa alrededor del 60% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. 

¿Qué es el ahorro energético?

El ahorro energético supone la reducción en el uso de energía, la utilización de fuentes de energía no contaminantes y renovables y la disminución en el uso de recursos naturales para generar energía.

El ahorro energético no solo es importante en las empresas sino también en los hogares y para lograrlo es fundamental una labor de concienciación tanto en adultos como en niños.

Existen, por lo tanto, dos importantes vertientes del ahorro energético:

  • El uso de la energía de una manera más asequible y respetuosa con el medioambiente.
  • El uso eficaz de la energía que consumimos.

¿De qué forma se puede lograr el ahorro energético?

Existen muchas acciones que puedes incorporar en tu día a día tanto en la esfera profesional como personal para reducir el consumo de energía:

  • Elige electrodomésticos o maquinaria (en el caso de las empresas) que consuman poca energía.
  • Utiliza energías renovables como la energía solar.
  • Controla que las luces estén apagadas cuando no las necesitas, tanto en casa como en el trabajo.
  • Optimiza el uso de la calefacción y del aire acondicionado: prográmalos para que funcionen solo cuando se necesite, mantén una temperatura agradable (ni muy fría ni muy elevada), aísla bien tu casa y tu oficina para evitar fugas de calor o frío.
  • Aprovecha la luz natural, cuando sea de día y haya luz suficiente apaga las lámparas y todas las luces artificiales.
  • Elige bombillas de bajo consumo.

Además de lo anterior, es importante realizar un seguimiento para cotejar que realmente estamos logrando reducir el consumo de energía.

Plan de ahorro y eficiencia energética en España

La directiva europea 2013/12/EU establecía la necesidad de reducir el consumo de energía y para cumplir con dicha normativa España elaboró el Plan Nacional 2011-2020 con el objetivo de disminuir en un 16% el consumo respecto al año base.  

El plan, propone diversas medidas para el ahorro energético según los sectores, por ejemplo, para el sector de la industria propone:

  • Realización de auditorías energéticas.
  • Aplicación de un programa de ayudas públicas.
  • Mejora de la tecnología utilizada y de los procesos.
  • Inclusión de una evaluación de impacto energético en todos los proyectos.

El sector de la construcción es otro de los que debe adaptarse a los requisitos mínimos de eficiencia energética de los edificios que, cada día, se endurecen más. En cuanto a los edificios públicos se pretende que sean de consumo cero a partir de este año.

El ahorro energético, por lo tanto, es algo que nos incumbe a todos y que requiere un esfuerzo conjunto de cara a la sostenibilidad.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.