Playing now

Playing now

Factores clave para fomentar el sentimiento de inclusión de los trabajadores en la empresa

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Ofrecemos pautas y consejos para fomentar el compromiso y el sentimiento de inclusión de los trabajadores.

  • Un trabajador que se siente relevante dentro de la empresa para la que trabaja tiende a estar más comprometido con ella
  • El sentimiento de inclusión no es fruto de la casualidad, sino de un conjunto de medidas que hay que trabajar día a día

La relación laboral es mucho más que un fenómeno jurídico y productivo. Trasciende al mero desarrollo de tareas y al cumplimiento de las obligaciones de cada parte. Produce, más allá de todo eso, vínculos emocionales que pueden ser positivos o negativos.

Las empresas, en el fondo, son un cauce para conducir un conjunto de recursos humanos, materiales e intangibles, así como de las fuerzas y potencialidades que estos representan hacia procesos productivos. En el caso de las personas, hay que guiar en la dirección correcta, entre otros aspectos, las emociones.

Este gráfico muestra el “TOP 5” de las ciudades europeas con los trabajadores más y menos felices. Fuente: Statista

Las empresas han de tomar la iniciativa en la gestión de las emociones

Por lo tanto, las empresas y sus directivos tienen la responsabilidad del liderazgo en las relaciones con otras personas y organizaciones, de ahí que deban tener siempre presente que han de saber transformar el trato que dan a sus trabajadores en sentimientos positivos que impulsen la productividad. Veamos algunas de las principales herramientas para lograrlo.

¡Comparte! Trabajador que se siente una parte valiosa de su empresa es, prácticamente, sinónimo de trabajador motivado. Lee cómo lograrlo.

Paga de beneficios

La concepción moderna del beneficio va ensanchándose. De hecho, hoy se habla de un triple beneficio: monetario, social y ambiental. Los propietarios son receptores prioritarios de los efectos positivos que produce la empresa, pero no son los únicos. Ofrecer un porcentaje de las ganancias monetarias a los trabajadores facilita que perciban que forman parte de una empresa que progresa.

Programas de prestaciones

Satisfacen necesidades de los empleados que quizá podrían cubrirse, simplemente, con un salario monetario mayor. Sin embargo, con ellos, la empresa tiene la oportunidad de mostrar que se encuentra concernida por las preocupaciones cotidianas de sus trabajadores y que les ofrece soluciones que quizá mejoren lo que podrían alcanzar a través de los servicios provistos por el mercado, el estado, las instituciones no lucrativas o, en general, cualquier persona.

Los gestores de felicidad

La búsqueda de la felicidad es uno de los grandes caminos por los que transita el ser humano actual. No siempre es sencillo encontrar la dirección adecuada, pero lo normal es que se agradezca que la empresa ponga profesionales preparados para poner su granito de arena en la tarea.

La adquisición de productos de la empresa a precios rebajados

Aportan la parte más tangible del vínculo emocional entre empresa y trabajador. Este último desarrolla sus esfuerzos dirigidos a obtener un producto que, en parte, también es suyo y cuyo consumo permite percibir los resultados a través de los sentidos y ligarlos emocionalmente a su propia aportación personal.

Cuando los empleados consumen los bienes y servicios a cuya producción contribuyen, el vínculo emocional se materializa en una experiencia que entra por los sentidos

Las encuestas de satisfacción

Cuando una empresa pregunta a sus trabajadores hasta qué punto se sienten bien tratados provoca dos efectos principales. Por un lado, está diciendo directamente que se interesa por ellos. Por otro, en ese ambiente favorable, está dando la oportunidad de que se expresen y que canalicen todo un conjunto de emociones. Se observan los puntos de mejora y se toma conciencia de los elementos más sólidos de la relación.

¡Comparte! ¿Tus trabajadores se sienten parte de tu empresa? Descubre qué factores pueden ayudar a que la respuesta sea un sí.

El liderazgo emocional

El sentimiento de inclusión pertenece a un plano, el de lo emocional, que requiere una atención específica en términos de liderazgo. Los jefes han de saber qué mueve las expectativas y sentimientos de los trabajadores, han de trazar planes para conducirlas por el mejor camino y han de saber analizar y responder a las reacciones de sus empleados.

Los buzones de sugerencias

Cuando un empleado observa que existe un buzón activo donde sus compañeros aportan sus puntos de vista para mejorar deficiencias, entienden que todos están remando en una misma dirección. Se fomenta la idea de que cada uno puede intentar contribuir a algo de lo que todos forman parte.

¡Comparte! Aquí tienes algunas pautas para reforzar los vínculos emocionales de tus trabajadores con la empresa

Valorar su tiempo

La tendencia actual es dotar a los trabajadores de herramientas que eviten que pierdan el tiempo en labores repetitivas, faciliten el desarrollo de varias tareas a la vez y permitan que centren su labor en aquellos aspectos en los que puedan aportar valor. El resultado es un empleado potenciado, que siente que no solamente se aprecia su tiempo, sino que, además, se hacen esfuerzos para que cada día sea más productivo.

Una correcta gestión del tiempo de los trabajadores contribuye a estimular su sentimiento de inclusión en la empresa

Las empresas del sector finanzas y servicios son las que tienen más extendido el teletrabajo. Fuente: Statista

Inbound recruiting

El inbound recruiting contribuye a que ya lleguen a la empresa candidatos que ya se sientan atraídos por ella. Además, concibe la relación como un proceso en el que el empleado acabe “enamorado” de la empresa. Lógicamente, el broche de oro se obtiene cuando además de admirarla, siente que su contribución tiene un gran valor.

La responsabilidad social y ambiental

Cuando un trabajador siente que su empresa contribuye a mejorar el entorno, esta empieza a ganarse buenas dosis de respeto y admiración. Ya no solamente se trata de que el trabajador se encuentre incluido dentro de la empresa, sino que, además, desee seguir estándolo.

Una empresa que trabaja consciente, prioritaria y decididamente por un mundo mejor es un orgullo para sus trabajadores

La conjunción de valores

Cuando la empresa contrata trabajadores con valores semejantes a los que persigue es más sencillo que estos se sientan parte de ella. No obstante, hay que hacer un esfuerzo por comprender los valores propios de cada empleado, por transmitir los del negocio y, en aquellos casos en los que sea posible y deseable, buscar una cierta tendencia al alineamiento. En otros casos, la diferencia basada en el respeto mutuo y la empatía puede enriquecer la cultura del negocio.

¡Comparte! ¿Una empresa es de sus socios y solamente de sus socios? Descubre cómo se puede intentar que los empleados también la sientan un poco suya.

Acompañamiento en los momentos de dificultad

Los trabajadores son personas, no entes inertes. Padecen dificultades, enfermedades y problemas económicos, son víctimas de delitos e injusticias, tienen accidentes, sufren por sus familiares y amigos en mala situación… Cuando la empresa y sus responsables más cercanos al empleado afectado se ofrecen para ayudar, la respuesta suele ser de gratitud. Se favorece la empatía y se pone en claro lo prioritarias que son las personas.

Las dificultades vitales son una oportunidad para mostrar que cada trabajador es una pieza clave de su empresa y es valorada como tal

Producto de calidad

Cualquier profesional desea convertirse en trabajador de un empresa que ofrezca un producto de calidad. Da sentido a sus esfuerzos y ofrece oportunidades de aprender de las mejores prácticas. Además, es un fuente de prestigio y reconocimiento social.

La calidad del producto no es solamente importante para la comercialización. Es, además, una herramienta para la gestión de las personas dentro de la empresa

No hay una única fórmula que logre que los trabajadores se sientan incluidos dentro de la empresa. Es un trabajo continuo y laborioso que reclama esfuerzos en muchos ámbitos. La confianza se gana día a día y sus frutos son uno de los grandes factores de la sostenibilidad a largo plazo de los negocios.