Playing now

Playing now

Gestión de la cadena de suministro: definición, pasos y estrategias a seguir

Volver a los resultados de búsqueda

Para que un producto se venda a gran escala hace falta organización, colaboración, previsión y preparación.  

Organizarse y comprender los aspectos básicos del funcionamiento de una cadena de suministro eficiente son los primeros pasos que deben darse antes de escalar la producción.  

En este post incluimos una definición de en qué consiste la gestión de la cadena de suministro, y de las tareas, objetivos y pasos que necesitarás para administrarla con éxito. 

El futuro de la fabricación 4.0

-Descarga tu guía gratuita en PDF

-Conoce más sobre la industria 4.0
y la fábrica del futuro, un espacio donde
máquinas intelientes y trabajadores
analíticos colaboran entre sí.

Descarga gratis

Definición de cadena de suministro 

La gestión de la cadena de suministro se centra en administrar el flujo de la producción y de todos los procesos que transforman una materia prima en un producto final.  

Es una función clave en la fabricación y la distribución minorista porque su eficiencia influye en el éxito de otros aspectos que constituyen el negocio. 

Servicio al cliente  

  • Una cadena de suministro bien organizada implica que tus clientes obtengan el pedido tal y como lo han solicitado y en el plazo previsto en cada ocasión. 
  • Además, esperan tener acceso sencillo a asistencia técnica posventa si la necesitan, procedimiento en el que influirá tu gestión de la cadena de suministro. 

Costes operativos 

  • La cadena de suministro debe cumplir unos plazos con los que pueda satisfacer el nivel de demanda del producto para evitar el exceso de existencias y los costes de inventario.  
  • También es importante gestionar los costes de suministro como los de las materias primas y el transporte. 

Gestión financiera  

  • A medida que aceleres el flujo de producción que reciben tus clientes, se agilizará también el flujo de caja de tu negocio.  
  • Si puedes proporcionar tu producto al cliente en 10 días en lugar de hacerlo en 30, podrás facturarle 20 días antes.  
  • La visibilidad de tu cadena de suministro te puede enseñar dónde reducir costes y tiempos de espera, además de aumentar los márgenes de beneficio. 

Componentes de la gestión de la cadena de suministro 

El SCOR (referencia de operaciones de la cadena de suministro) es un modelo habitual y efectivo que desarrolló el Supply Chain Council para establecer prácticas recomendadas en la gestión, mejora y comunicación de requisitos.  

Este modelo consta de seis componentes y, a su vez, cada uno de ellos incluye un conjunto de procesos que aportan a la producción. 

Planificación 

La primera actividad a la hora de planificar consiste en perfilar los detalles de tu estrategia operativa. Para empezar, hay que decidir dónde venderás tu producto (bien nacional o internacionalmente) y si vas a fabricarlo tú por completo o a adquirir componentes a un tercero. Ten en cuenta que se trata de una decisión estratégica porque ambas opciones presentan ventajas y retos. 

Después, tendrás que decidir cómo fabricar y almacenar tu producto. ¿Lo fabricarás primero y esperarás a que lleguen los pedidos? ¿O solo producirás bajo demanda?  

Otra opción sería tener terminada una parte del producto final previamente y completar la producción según la demanda o bien permitir la personalización de los pedidos. Puedes emplear cualquier combinación de estas estrategias; en todo caso, tendrás que establecer el método para medir los resultados antes de empezar a planificar. 

Recursos 

La siguiente fase se centra en conseguir las materias primas y los componentes que quieres externalizar. Lo ideal es obtenerlos al mejor precio posible y en el momento y cantidad adecuados.  

Es importante examinar en detalle a todos los proveedores y negociar los contratos para obtener el mejor valor sin menoscabo de la calidad. Además, la planificación de las entregas también resulta esencial. 

Evaluar el rendimiento de los proveedores es un requisito permanente para llevar a cabo una gestión óptima de la cadena de suministro, además de programar los pagos y garantizar que se cumplan los requisitos para la importación y la exportación. 

Ubicación 

La ubicación es una pieza crítica para el éxito de la gestión de la cadena de suministro. Lo ideal es encontrar un lugar adecuado y práctico para los recursos y materiales. 

Por ejemplo, si una empresa de bebidas carbonatadas se establece en un lugar donde el agua escasea, su negocio podría verse perjudicado por este factor. 

Fabricación 

Incluye las actividades de ensamblaje, pruebas y empaquetado. En esta fase también se establecen reglas para la evaluación del rendimiento, los métodos para almacenar los datos, las instalaciones de producción y el cumplimiento normativo. 

Entrega 

Este punto, que también se denomina logística, engloba todos los pasos relacionados con el procesamiento de pedidos de los clientes, su distribución y su transporte. Además, incluye el almacenamiento y el inventario o bien la contratación de un proveedor de servicios para estos procesos (si fuera el caso). 

En esta fase también debes tener en cuenta los periodos de prueba y garantía, y facturar cuando el producto final se haya entregado. 

Devoluciones 

Es interesante que permitas a los clientes devolver productos defectuosos de forma sencilla y sin complicaciones. Esto también incluye la gestión de productos que hayan llegado al final de su vida útil cuando sea el momento de dejar de fabricarlos, venderlos y prestarles asistencia técnica. 

En el caso de los productos defectuosos, esta fase comprende una serie de normas establecidas por tu empresa para supervisar los resultados, los costes y el inventario del producto devuelto. Por tanto, hay que ocuparse de: 

  • Identificar el estado del producto 
  • Autorizar las devoluciones 
  • Programar los envíos de productos de sustitución 
  • Facilitar los reembolsos 

El SCOR (referencia de operaciones de la cadena de suministro) es un modelo habitual y efectivo para las empresas.

Tecnología para mejorar la gestión de la cadena de suministro 

Las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que las empresas gestionan sus cadenas de suministro 

Las soluciones de gestión empresarial permiten a los administradores identificar e incorporar soluciones que ahorran tiempo y dinero a lo largo de las distintas fases. Esta tecnología facilita la planificación, predicción y gestión del inventario junto con información financiera relacionada con la cadena de suministro. 

El profesor universitario Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, cree que estamos inmersos en la cuarta revolución industrial. 

Se denomina también industria 4.0 y se refiere a las innovaciones tecnológicas que están alcanzando una fase de madurez de forma simultánea y se están integrando en empresas de todo el mundo, combinando los mundos virtual y físico para trabajar mediante métodos nuevos y eficaces.  

Entre los ejemplos de esta tecnología encontramos: 

Internet de las cosas (IdC) 

  • El IdC consiste en la fusión de objetos físicos como software, sensores y componentes electrónicos con la recopilación y transferencia de datos mediante equipos y por Internet.  
  • Permite la comunicación en tiempo real para activar sistemas físicos sin la intervención humana y hará posible el desarrollo de ciudades inteligentes. 
  • El IdC te da la oportunidad de establecer cadenas de suministro digitalizadas y conectadas, es decir, ecosistemas totalmente integrados y transparentes para los departamentos de marketing, desarrollo de productos, fabricación y distribución implicados. 

Big data y análisis avanzados 

  • El Internet de las Cosas aporta una inmensa cantidad de datos; por lo tanto, es importante tener en cuenta la forma en que las empresas leen y analizan la información.  
  • En el sector de la fabricación, la disponibilidad de los datos del desarrollo, producción y pruebas de productos puede añadir nuevas dimensiones a la forma en que se fabrican los productos, además de mejorar la innovación, el marketing y la toma de decisiones. 

Robótica y automatización 

  • El uso de robots ya está muy extendido en el mundo de la fabricación, por ejemplo, los brazos mecánicos en cadenas de montaje.  
  • Es posible que la contribución de los robos a las actividades de la industria 4.0 experimente un aumento significativo.  
  • Se debe considerar la posibilidad de desarrollar «fábricas inteligentes» en las que los robots se encarguen de la manufactura y entreguen productos a los clientes gracias a sistemas de computación y comunicación vinculados a elementos físicos, con una mínima intervención humana. 

Simulaciones, impresión 3D y realidad aumentada 

  • El modelado y las pruebas virtuales de productos ya son una práctica común que permite ahorrar tiempo y reducir los materiales, el esfuerzo y el dinero invertido.  
  • La impresión 3D nos permite ver directamente la creación de diseños ligeros, complejos y personalizados a velocidades notables; por su parte, la realidad aumentada propone un futuro en el que los empleados podrán formarse en el trabajo de manera mucho más eficaz que usando papel o pantallas.  

Cuando se combina con servicios en la nube y aplicaciones móviles, la realidad aumentada y la tecnología vestible pueden ofrecer a los trabajadores información fundamental y permitirles realizar más tareas sin necesidad de llevar a cabo procesos manuales. 

El futuro de la fabricación 4.0

-Descarga tu guía gratuita en PDF

-Conoce más sobre la industria 4.0
y la fábrica del futuro, un espacio donde
máquinas intelientes y trabajadores
analíticos colaboran entre sí.

Descarga gratis