Playing now

Playing now

Lo que la digitalización de la banca depara a las pymes y autónomos

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

Describimos cómo la digitalización de la banca viene propiciando importante cambios en la forma en la que pymes y autónomos pueden desarrollar sus negocios.

  • La digitalización de la banca y la de los pequeños negocios tienen múltiples influencias mutuas
  • La banca tradicional y los proveedores de servicios financieros tecnológicos se han planteado como uno de sus objetivos la contribución a la mejora de las decisiones empresariales

El sistema financiero constituye uno de los pilares sobre los que se asientan los negocios. Su digitalización y, en particular, la de la actividad bancaria tiene, por tanto, un impacto profundo en el ecosistema empresarial.

Todos los emprendedores deberían detenerse a valorar ese impacto, a comprender las transformaciones producidas, las que están en marcha y las que se espera que lleguen a lo largo de los próximos tiempos a fin de entender los retos y oportunidades para su negocio. Veamos algunos de los principales cambios que está propiciando la digitalización de la banca.

Multiplicidad de canales de comunicación

Este aspecto es muy importante por dos motivos, principalmente. El primero es que los emprendedores pueden necesitar cambiar con mayor frecuencia su canal de comunicación con el banco.

Hoy, por ejemplo, pueden preferir el trato físico, pero mañana quizá tengan un viaje de trabajo y aprovechan el trayecto para tratar un tema por correo electrónico. Es posible que en otro momento una videollamada pueda solucionar un apuro. La web puede ser consultada en cualquier momento. La app de su banco es una manera de llevar un compañero de viaje financiero en el bolsillo. En fin, las situaciones son muchas y hay un canal para cada momento.

El segundo motivo es la propia inserción de los datos bancarios en sus procesos de digitalización. Las empresas que pretendan aspirar a la omnicanalidad deben tener siempre dispuestos los datos relacionados con sus clientes en cualquier formato y canal.

Los servicios de las fintech

Están aportando un matiz tecnológico a la gestión de la información bancaria que es muy necesario en los negocios de hoy. Incluso, son un factor de impulso para que los grandes bancos tradicionales estén colocando la revolución tecnológica en el centro de su estrategia.

Las fintech están ayudando a descubrir nuevas formas de realizar transacciones, gestionar los datos y facilitar oportunidades de financiación a las empresas.

La cadena de bloques

La cadena de bloques está llamada a ser una de las grandes fuentes de innovación bancaria. Puede tener repercusiones en los pagos, en las emisiones de participaciones en el capital de las empresas, en las formas de endeudamiento, en la configuración de los contratos, en la adjudicación de permisos y facultades jurídicas, en las criptomonedas, etc.

Por ejemplo, una de las grandes aspiraciones es que la cadena de bloques sirva de trampolín para la internacionalización de los negocios. Debería acortar los tiempos de las transferencias internacionales y aumentar la confianza de las partes incluso cuando no han mantenido previamente relaciones comerciales.

Avances en KYC

La digitalización de la banca va de la mano del denominado Know Your Customer (KYC), a través del cual las entidades financieras deben cercar a las prácticas delictivas o fraudulentas.

De este modo, se incrementa la confianza ya no solamente en la identidad de los participantes en las relaciones económicas, sino también de la propia legitimidad de la operación. El resultado es que el contexto en el que se desarrollan los negocios va ganando credibilidad.

Banca abierta

Con ella, se abren los datos bancarios para que puedan ser empleados, a petición del cliente, por otras empresas. De este modo, podemos obtener múltiples aplicaciones que trabajan con los datos agregados de nuestro negocio, lo que mejora la toma de decisiones de gestión de tesorería, financiación e inversiones.

En el conjunto de la banca, se espera que suponga un factor de empuje muy importante para la mejora de la experiencia de los clientes. Se incrementa la competencia del sector y se obtendrán herramientas tecnológicas más ajustadas a las necesidades de cada tipo de negocio.

Las nuevas formas de financiación

La digitalización de los servicios financieros está proporcionando nuevas oportunidades de financiación alternativa o complementaria a la tradicional. Por ejemplo, se pueden obtener facilidades para la financiación de facturas o para complementar la financiación del circulante, entre otras opciones.

En general, se están encontrando nuevas formas de acercamiento entre las pymes y los ahorradores. Se producen diversos niveles de desintermediación o de aparición de nuevos intermediarios. Y. paralelamente, se van desarrollando sistemas digitales de valoración y gestión de los riesgos de la financiación empresarial.

Chatbots

Avanzamos hacia una banca conversacional en la que los bots van respondiendo ante las consultas de los clientes y, además, van aprendiendo con el tiempo a ofrecer respuestas cada vez más ajustadas a lo que necesita el cliente.

Para los emprendedores, eso es muy importante, ya que pueden disponer de asesores de bolsillo que viajan con ellos en su smartphone y que, progresivamente, van ofreciendo soporte en aspectos cada vez más especializados. Además, pueden ahorrarse mucho tiempo y energía en la realización de trámites bancarios.

Los descritos son solamente algunos de los aspectos más destacados. Estamos ante una transformación de gran alcance en las relaciones entre los proveedores de servicios financieros y sus clientes empresariales que tendrá a la tecnología como protagonista y la mejora de los procesos, la toma de decisiones y la financiación empresariales como objetivo.

Dejar una respuesta