Finanzas

Qué es el free cash flow y cómo calcularlo

Explicamos qué es el free cash flow y cómo dar contexto a esta cifra para mejorar la toma de decisiones financieras empresariales.

Sage

Te presentamos un compañero de viaje que te será útil en el trayecto financiero de tu negocio: ¿Qué es el free cash flow?

  • Al presentar el free cash flow es ilustrativo ofrecer una conciliación que exprese de dónde se parte y cómo se ha determinado.
  • Más allá de la cifra, su utilidad se maximiza cuando comprendemos el contexto en el que se ha alcanzado una determinada cuantía de free cash flow.

El Free Cash Flow (FCF) o flujo de caja libre, en castellano, es un término financiero de uso frecuente. Lo podemos utilizar en análisis y valoraciones internas, en comparaciones con otras empresas, en informes y presentaciones, etc.

Al final, todo lo que rodea a la generación de tesorería es un punto esencial para comprender la situación de la empresa. Para algunos propósitos, como la obtención de financiación, necesitamos argumentos de peso que incluyan el análisis del flujo de caja.

¿Qué es el free cash flow?

Es un concepto que pretende medir el flujo neto de caja (cobros menos pagos) que queda disponible para los proveedores de financiación. No obstante, dependiendo qué proveedores de financiación incluyamos encontramos dos tipos diferentes:

  • Unlevered Free Cash Flow (UFCF). Recoge el flujo disponible para pagar tanto a los proveedores de financiación ajena como a los propietarios.
  • Levered Free Cash Flow (LFCF). Informa del flujo de caja que queda en la empresa una vez esta ha pagado sus deudas.

La fórmula del FCF

Hay que tener en cuenta que el free cash flow no es un término que haya surgido en la contabilidad financiera y esté fijado por la normativa. Por tanto, existen diferentes concepciones que matizan hasta dónde debe llegar el concepto. No obstante, en términos generales, podríamos calcular el flujo de caja libre del siguiente modo:

UFCF= EBITDA-impuestos-ΔCCO-CAPEX

Donde:

  • EBITDA es el resultado antes de intereses, depreciación, amortizaciones e impuestos,
  • ΔCCO es la variación que se haya producido en el capital circulante operativo.
  • CAPEX son las inversiones en bienes de capital.

Puede haber distintas concepciones de qué cobros y qué pagos deben entrar en el free cash flow.

En este caso, hemos partido del EBITDA, que es un indicador muy cercano a los flujos de caja generados por las actividades de explotación. Podríamos haber partido de otras cifras. Como el beneficio neto o los ingresos por ventas y prestaciones de servicios. Y haber hecho los ajustes pertinentes.

Sage

Muchos empresarios se cuestionan qué es el cash flow y por qué es un indicador clave para controlar la salud financiera de la compañía.

Cómo se calcula el free cash flow

Pensemos que, finalmente, perseguimos separar los cobros y pagos operativos de los demás y quedarnos con una parte, la disponible para los proveedores de financiación. Deseamos saber cuánto queda una vez hemos satisfecho los impuestos y determinadas necesidades de inversión.

Por tanto, debemos realizar una clasificación de flujos de caja operativos o realizar una cadena de ajustes a las cifras contables para quedarnos con lo que necesitamos. De ahí que el manejo de los datos sea clave.

Lo ideal es contar con una solución de gestión que nos permita categorizar todos los cobros y pagos y visualizar su origen y destino. Esto nos facilitará, no solo el cálculo del FCF del pasado, sino realizar previsiones y controlar si se cumplen. En definitiva, nos viene muy bien un aliado que nos ayude a transformar una mera fórmula en parte de un algoritmo útil en los procesos de decisión.

¿Para qué sirve el free cash flow?

Podemos dar al flujo de caja libre muchas aplicaciones. Entre ellas destacan:

FCF yield

Esta ratio resulta de dividir el FCF por acción entre el precio de la acción. Marca el porcentaje de lo que vale una acción que puede retornar en forma de posibles flujos de caja para los propietarios en el transcurso de un año.

A primera vista, podemos pensar que una ratio muy elevada es un hecho positivo. Sin embargo, en la práctica, puede indicar algunos problemas. Quizá en el mercado solo se esté valorando el presente y el futuro muy cercano. De ahí que el precio no sea muy superior al FCF. Eso, en definitiva, es un indicador de falta de expectativas positivas o de credibilidad de los planes empresariales.

Tampoco podemos asegurar lo contrario. Que una FCF yield reducida sea un buen indicador. Nos puede señalizar que se anticipan incrementos de los flujos de caja libres en el futuro. Sin embargo, hay que estudiar hasta qué punto esa valoración es proporcionada. Lo vemos, por ejemplo, en el caso de burbujas que hacen que una empresa (cotizada o no) pueda verse muy valorada, pero solo momentáneamente.

En general, la mayor información la obtendremos de un análisis detenido. Nos fijaremos en la evolución de este indicador a lo largo del tiempo y en la comparación con otras empresas. Buscaremos las razones que están detrás del comportamiento en cada momento.

Qué es el Free cash flow en la valoración de empresas

El free cash flow se utiliza a menudo en la valoración de empresas. Hay varias opciones. Algunas son muy sencillas. Por ejemplo, podemos aproximar cuánto puede valer un negocio como un mero múltiplo del FCF. Nos puede servir de orientación en conversaciones para adquirir o vender una determinada explotación.

Sin embargo, suele ser preferible optar por procedimientos más sofisticados, que tengan en cuenta las previsiones. Tendremos que proyectar los resultados futuros del negocio y actualizar su valor.

El free cash flow nos será un indicador tanto más útil cuanto mejor comprendamos sus limitaciones y sepamos ponerlo en su contexto.

Este método de valoración ha hecho fortuna entre muchos financieros. Prefieren una fórmula basada en flujos de caja que en datos contables, ya que son menos manipulables. Sin embargo, utilizar el FCF como indicador tiene el inconveniente de que las inversiones que labran el futuro de la empresa merman esta cifra.

Saber qué es el free cash flow es el primer paso. Sin embargo, el valor de la cifra lo da la capacidad de quien toma decisiones. Y de quien es capaz de entender el entorno y la situación interna gracias a la información que aporta.

Aprende a gestionar tu flujo de caja

CONSIGUE GRATIS TU GUÍA EN PDF EN LA QUE ENCONTRARÁS:

  • Estrategias efectivas para administrar el flujo de caja
  • Un checklist para evitar crisis de flujo de efectivo
¡Quiero descargar mi GUIA gratis!
Sage