Playing now

Playing now

Cómo reducir los costes de tu producción industrial (guía)

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Descubre cómo un ERP 360 puede ayudar a mejora la rentabilidad y reducir los costes de tu producción industrial en un mercado altamente competitivo.

  • El sector metalúrgico o el de la fabricación de equipos industriales deben superar gastos “extra” más allá de mano de obra o materias primas.
  • Reducir los costes de la producción industrial es posible si se cuenta con tecnología de última generación como la que ofrece un ERP 360.

El costo es un recurso que se “sacrifica” para alcanzar un objetivo específico. Por lo tanto, debemos contar con un plan de amortización que nos garantice que esa pérdida o, mejor dicho, esa inversión, nos va a generar más beneficios que gastos a largo plazo. Pero cuando hablamos de un sector tan particular como el de la fabricación y producción industrial, la necesidad de reducir costes se incrementa.

No podemos olvidar que las empresas que operan en el sector de fabricación industrial necesitan elaborar proyectos rentables. Esta rentabilidad depende directamente de la reducción de costes partiendo de ventajas competitivas como son la optimización de procesos o el aprovechamiento de materiales. En este sentido, software de última generación como el ERP 360 se presentan como un eficaz vehículo para sacar adelante un plan de esa naturaleza.

¡Comparte! Así ayuda un ERP 360 a reducir los costes de producción del sector industrial.

ERP 360 Fabricación

Descarga tu guía gratuita en PDF
para descubrir:

  • Cómo un ERP 360 te ayuda a optimizar
    los procesos de fabricación discreta
  • Por qué estas soluciones van más allá
    en la gestión de recursos empresariales
    tradicionales
Descarga gratis tu guía

Los retos de la producción industrial

A la vista de la definición expuesta, no es de extrañar que los costes de producción supongan un quebradero de cabeza para muchas compañías. No obstante, esta preocupación se agudiza en el entorno de la producción industrial, donde las empresas de fabricación se enfrentan a un desafío extra: producir de forma diferenciada.

Para conseguirlo, sectores como el metalúrgico o el de fabricación de maquinaria y equipos industriales deberán superar obstáculos más allá de los costes rutinarios.

¿Qué obstáculos añadidos afectan a la producción industrial?

Existen una serie de costes omnipresentes en cualquier compañía, como son la mano de obra o las materias primas, que son necesarios, en definitiva, para producir un determinado bien. Pero dentro del sector industrial, estos costes vienen acompañados de otros desafíos. Los más destacados son:

  • Operar dentro de un mercado cada vez más competitivo, dominado por la fluctuación de costes de los metales y la energía.
  • Conseguir sobrevivir en un escenario de competencia global, sacando al mercado productos metálicos de alta calidad.
  • Gestionar todos los recursos en armonía con la producción programada y los pedidos de los clientes, y vincularlos a su vez a los sistemas financieros de la empresa.
  • Realizar todas las operaciones sin salirse de la legalidad vigente.

La pregunta que cabe hacerse en este punto es muy simple: ¿cómo reducir los costes de la producción industrial? La respuesta, en cambio, no parece ser tan sencilla, ¿o sí?

Una respuesta útil a las necesidades de la producción industrial: el ERP 360

El ERP 360 es un software que cuenta con tecnología inteligente. Incluye funcionalidades que ayudan al usuario a manejar mejor las existencias, gestionar sus costes de producción, analizar la rentabilidad de cada producto o simplificar las operaciones. Todo ello, con información legal y técnica permanentemente actualizada, y desde una única herramienta.

¿Cómo ayuda un ERP 360 a reducir los costes de la producción industrial?

El ERP 360 cuenta con funcionalidades muy específicas que allanan el camino de las empresas a la hora de manejar todos sus recursos. Se trata, a grandes rasgos, de una herramienta que desde una única plataforma gestiona de forma integral el negocio. Y lo hace, además, ofreciendo al usuario una visión de 360 grados de todos los procesos. Esta visión supone un extraordinario apoyo para elaborar estrategias e informes con los que ver claro cómo reducir los costes. Pero hay más.

Sincronizando todos los departamentos

Conseguir una optimización real de todos los recursos que intervienen en la producción no es fácil. Menos aún cuando operamos en un escenario en el que los tiempos de producción se reducen, o donde se impone una demanda mucho más exigente. En estas circunstancias, es obvio que mantener la calidad en la producción se hace más difícil que nunca. Además, para empezar a ver la luz al final del túnel, se necesita un alto grado de coordinación entre todos los departamentos de la empresa.

Sin embargo, un ERP 360 es capaz de sincronizar todas las operaciones que intervienen en el proceso. Fluctuaciones de demanda, rotura de stock, incidencias de personal en la cadena de suministros… La tecnología de última generación en la que se basa el ERP 360 permite coordinar todas las áreas que afectan directamente a la producción. Así, nos evitamos los errores humanos y, en consecuencia, los sobrecostes derivados.

El ERP 360 conecta todas las áreas de trabajo automáticamente, garantizando que la calidad y la eficiencia quedan integradas en el proceso de fabricación.

Identificando los gastos al detalle

Las empresas de fabricación industrial están buscando continuamente fórmulas para mejorar la eficiencia en sus procesos de producción y ahorrar en costes, sin que eso suponga la merma en la calidad del bien producido. Desde la gestión de inventario, pasando por una mejora en la calidad o plazos de entrega, son muchos los elementos que “engordan” la lista de costes derivados de estas actividades.

Utillaje, herramientas, máquinas, operarios, transporte, compra-venta… Un ERP 360 es capaz de controlar los detalles de cada pedido, supervisando muy de cerca los costes de producción. Asimismo, el usuario puede acceder a informes más precisos que contendrán todas las respuestas para reducirlos. En pocas palabras, el sistema “se lo pone fácil” al profesional.

Pensando en la reducción del coste como estrategia

Un error muy común que cometen las compañías cuando se encuentran ante una situación en la que los gastos superan a los ingresos, es intentar aumentar estos últimos. Pero casi nadie piensa en reducir los costes como estrategia para sacar adelante el negocio.

Para llevar a cabo esta estrategia, hay que ir más allá de las soluciones de escritorio tradicionales y adquirir un ERP 360. Esta herramienta, por ejemplo, optimiza las líneas de ensamblaje, una tarea crucial dentro de la producción industrial. A la postre, conlleva un ahorro significativo en tiempo, pero también en costes de producción.

Para el sector de la fabricación industrial, la optimización real de todos los recursos que intervienen en la producción debe conseguirse, además, marcando la diferencia. En este sentido, el ERP 360 se presenta como el mejor aliado para reducir costes, monitorizando todas las operaciones de forma inteligente y ofreciendo una visión panorámica de la empresa.

ERP 360 Fabricación

Descarga tu guía gratuita en PDF
para descubrir:

  • Cómo un ERP 360 te ayuda a optimizar
    los procesos de fabricación discreta
  • Por qué estas soluciones van más allá
    en la gestión de recursos empresariales
    tradicionales
Descarga gratis tu guía