Cómo seguir vendiendo cuando tus clientes están de vacaciones (e-book)

Publicado · 5 minutos de lectura

Una reflexión sobre cómo, a pesar de la estacionalidad, el mundo digital está cambiando la forma en la que las marcas han de estar siempre disponibles para los consumidores.

  • En la era digital ya no sirve colgar el cartel de “cerrado por vacaciones” ya que estarás perdiendo mucho más de lo que crees
  • No olvides que el verano puede ser un buen momento para reflexionar y tratar de reorientar tu empresa

Tradicionalmente, la estacionalidad ha sido siempre una de las características de la economía de nuestro país. Mientras en verano las empresas relacionadas con ocio, restauración o turismo están en su punto de máximo trabajo, otras casi cesan su actividad. Lo cierto es que si tu negocio es del segundo grupo, en este post vamos a ha hacer un repaso sobre las estrategias que podemos seguir para continuar vendiendo cuando tus clientes están de vacaciones (y que tu negocio siga siendo rentable en verano).

Si quieres aprender como seguir vendiendo cuando tus clientes están de vacaciones descarga la guia gratuita “Estrategias para seguir vendiendo cuando tus clientes están de vacaciones” en el siguiente enlace.

Pero no todos vendemos helados. Puede que nuestra empresa precisamente tenga un negocio completamente opuesto. Pero esto no significa que no se pueda encontrar una oportunidad de venta en otras fechas del año. Un ejemplo lo tenemos con la lotería de Navidad, nada más estacional, que anticipa ventas desde verano. Otras empresas optan por cerrar en verano, ya que mantenerse abiertas puede tener mayor coste que irse de vacaciones. Es el momento para tratar de captar a clientes de la competencia.

¡Comparte! Y descarga el ebook gratuito “Estrategias para seguir vendiendo cuando tus clientes están de vacaciones”

No cuelgues el cartel de “cerrado por vacaciones”

Como hacíamos mención al inicio del post, aunque la estacionalidad ha marcado siempre las ventas en España, la era digital está haciendo que todo cambie. Cierto es que en verano los usuarios no suelen estar tan activos como el resto del año e incluso pueden estar de vacaciones. Pero eso no significa que, aunque pienses que todo está a medio gas y la mayoría de tus clientes en la playa, no sea necesario estar localizable para todos los que te necesiten.

Según algunos estudios, la tendencia está cambiando ya que sólo un 18% de las pymes suele colgar ese cartel de “cerrado por vacaciones” o “volvemos en septiembre”.  Y es que aunque agosto siga siendo un mes sagrado para la mayoría de los trabajadores, existen muchos factores (como el trabajo freelance, el comercio online o las redes sociales) que hacen necesario estar operativo independientemente de la estacionalidad.

La inmediatez que caracteriza a nuestra sociedad actual es otro de los puntos a tener en cuenta. Si cierras tu negocio no vas a poder dar a tu cliente lo que necesita, por lo que buscará otra opción más rápida y no te esperará. Por otro lado, las empresas han de cuidar a sus usuarios en verano, por lo que la excusa de que tu proveedor está de vacaciones no será válida (con la globalización, ahora es más sencillo tener una amplia cartera de proveedores para cubrirte bien las espaldas).

Por último, con las redes sociales ahora es más fácil acompañar a los usuarios cuando están en su momento de descanso. Trasládale tus campañas ahora que tienen más tiempo para escucharte y entender qué puedes ofrecerles.

Reinventa tu negocio para seguir vendiendo

Si tu negocio no está en una de las áreas más activas, el sector servicios que es responsable del 55% de los empleos en verano, es el momento de tratar de reorientar tu empresa para lograr mejorar las ventas. Para ello hay que buscar nuevas oportunidades. Puede que no tengamos opciones para vender al gran público, pero quizás sí podemos ofrecer nuestros productos o servicios a otras empresas que están a tope y necesitan colaboración.

Es importante sacar partido a los activos de nuestra empresa. En lugar de vender muchas empresas pueden utilizar sus recursos y encontrar sinergias que les ayuden. Utilizar los vehículos de la empresas para dar apoyo logístico a otras, buscar un tipo de cliente diferente. Un ejemplo son los hoteles de sol y playa, que en invierno se reconvierten en hoteles para ciclistas o para senderistas. El caso contrario son las estaciones de esquí, que en verano utilizan sus infraestructuras y buscan también a ciclistas y caminantes como clientes.

Tu público objetivo en verano es diferente

Para llegar a este nuevo público es necesario crear un plan de marketing especializado. En verano es más importante que se adapte al móvil, desde donde se van a consultar los anuncios, correos o se realizarán las ventas. Tener adaptada la página web, crear promociones específicas, con descuentos que ayuden a anticipar ventas que de otra forma se dejarían para septiembre.

Además el verano, en muchas ocasiones, es un momento familiar, por lo que hay que crear ofertas destinadas a que las aproveche toda la familia. Hay que crear ofertas que estén asociadas a momentos concretos y que aprovechen el tirón estacional. Por ejemplo, descuentos cada vez que alguien llegue a nuestro negocio si se supera determinada temperatura.

Planifica las ventas

Ya que lo tenemos todo preparado es importante tener en cuenta que en verano puede haber retrasos logísticos, que muchas empresas no trabajan por la tarde, etc. Debido a esto es necesario planificar bien, ya que de nada sirve tener una campaña de marketing de éxito, si resulta que luego no tenemos stock para hacer frente.

Es el momento de explorar algunas actividades que puedan estar relacionadas con nuestro negocio, que tengan cierta sinergia con nuestra actividad, pero que no estamos explotando. A veces durante los picos de actividad no se les presta atención porque no tienen tanta rentabilidad, pero en verano es el momento perfecto para encontrar modelos de negocio alternativos.

Negocios rentables en verano que venden en invierno

Por otro lado, en verano muchas de las empresas que compiten con nosotros han echado el cierre. Pero sus clientes siguen necesitando de sus servicios y productos. El verano es el momento perfecto para tratar de llegar a ellos. En otros momentos del año, un cliente fidelizado es complicado de captar, pero en esta época del año está más receptivo. En todo caso se puede contactar con ellos, que nos conozcan y comenzar una labor comercial que dará resultados a medio y largo plazo.

Al tener menos competencia es más fácil, y barato, llegar a los clientes. Ya sea a través de las redes sociales o campañas de marketing online, o de remarketing al existir menos competencia el coste de los anuncios será menor, nuestras publicaciones en redes sociales llegan a más gente o al no tener tantas publicaciones, tienen más impacto en el público que las visualiza.

Por último, en verano no sólo los futbolistas realizan sus pretemporadas. También los trabajadores y gestores de empresas. Es el momento de mejorar la productividad, poner en marcha métodos de organización más eficaces, mejorar nuestra formación, tomar nuevas ideas o probar nuevas herramientas que durante el año no tenemos tiempo para hacerlo. El objetivo es llegar preparados para que cuando remonte la actividad nuestro negocio esté preparado para dar lo mejor de si mismos.

Estrategias para seguir vendiendo cuando tus clientes están de vacaciones

Ideas y consejos para que las vacaciones no te hagan poner el cartel de "cerrado".

Descarga gratuita

Dejar una respuesta