Playing now

Playing now

Descubre todos los secretos de la cuenta de resultados operativa

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Desentrañamos los principales secretos de la cuenta de resultados operativa, un instrumento de gran interés para la gestión empresarial.

  • La cuenta de resultados operativa va más allá de las limitaciones de la contabilidad financiera oficial
  • A través de la cuenta de resultados operativa podemos seguir la evolución de nuestro negocio y mostrársela a terceros interesado de forma útil

La estructura formal de la cuenta de pérdidas y ganancias utilizada para presentar las cuentas anuales no es, generalmente, la más funcional para la empresa. Pensemos que, en el fondo, su principal misión es la información a terceros.

¡Comparte! Te damos las claves para que comprendas todos los conceptos que forman parte de una cuenta de resultados operativa

En este post intentaremos analizar las claves de la cuenta de resultados para la gestión en una pyme no industrial. Es decir, centrándonos en aquella cuya actividad sea la de compra y venta de mercaderías.

Una cuenta de pérdidas y ganancias más operativa

Aunque no estrictamente necesario, sí es conveniente manejar una cuenta más operativa sobre la que analizar los resultados en función de los costes y gastos que la actividad soporta. Esta última pretende dar una explicación más concreta de cómo estos inciden en los posibles beneficios o pérdidas de la empresa. A continuación. mostramos un ejemplo de una cuenta de resultados operativa:

VENTAS (1)
Consumos mercaderías (2)
MARGEN BRUTO (3)= (1)-(2)
-ALQUILERES (4)
-COMUNICACIONES (5)
-SUMINISTROS VARIOS (6)
-SUELDOS Y SALARIOS (7)
-SEGURIDAD SOCIAL (8)
-PUBLICIDAD E IMAGEN (9)
-SUSCRIPCIONES (10)
-REPARACIONES Y MANTENIMIENTOS (11)
-PRIMAS DE SEGUROS (12)
-SEGURIDAD (13)
-OTROS TRIBUTOS (14)
-ASESORIAS (15)
-OTROS GASTOS (16)
GASTOS GESTION Y ADMINISTRACION 17=(4)+(5)+(6)+(7)+(8)+(9)+(10)+(11)+(12)+(13)+(14)+(15)+(16)
EBITDA 18=(3)-(17)
PROVISIONES (19)
DEPRECIACIONES (20)
EBIT (21)=(18)-(19)-(20)
INGRESOS FINANCIEROS (22)
INTERESES DESCUENTO EF. (23)
COMISIONES Y OTROS GTOS FROS (24)
RESULTADOS FINANCIEROS (25)=(22)-(23)-(24)
BENEFICIO ACTIVIDAD ORDINARIA (26)=(21)+(25)
INGRESOS EXTRAORDINARIOS (27)
GASTOS EXTRAORDINARIOS (28)
RESULTADOS EXTRAORDINARIOS (29)= (27).(28)
BENEFICIO ANTES IMPUESTOS (30)=(26)+(29)
IMPUESTO SOCIEDADES (31)
RESULTADO NETO (32)=(30)-(31)

 

Pasemos a analizarla con mayor detalle.

La cuenta de resultados operativa nos ofrece oportunidades de control de nuestro negocio

Ventas

En esta partida, además de incluir los ingresos resultantes de la actividad empresarial principal que se obtengan por la venta de sus productos, se deberá tener en cuenta los descuentos que se apliquen a los precios de venta. Esto es, la información debe de ser sobre el importe de las ventas netas.

Consumos de mercaderías

Vienen dados por la suma de los costes de compra de los productos objeto de venta y la variación del stock. Para ello, utilizaremos la siguiente fórmula:

Consumo de existencias=existencias iniciales + compras de mercaderías – existencias finales.

Margen Bruto

Aquí tenemos el primer dato y punto de partida sobre los resultados del periodo.  Es la diferencia entre los ingresos por ventas netas y los consumos generados. Este primer resultado parcial de la cuenta de resultados es esencial, ya que se debe conseguir que el margen bruto resulte suficiente para soportar el resto de los gastos y generar un beneficio.

¡Comparte! Descubre los principales márgenes contables que te informan del estado de tu negocio.

Gastos de Gestión y Explotación

Estos gastos son aquellos que la empresa, por su actividad, necesita para funcionar correcta y adecuadamente. A veces, se comete el error de creer que son fijos porque no dependen del volumen de ventas. Y esto no es totalmente cierto, puesto que, por ejemplo, los costes salariales dependerán de nuestra cifra de ventas.

Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization (EBITDA)

EBITDA significa beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones. Constituye un indicador aproximado de la capacidad de una empresa para generar beneficios, considerando únicamente su actividad productiva, eliminando de esta manera, la subjetividad de las amortizaciones y dotaciones, el efecto del endeudamiento o la variabilidad o arbitrio del legislador en materia impositiva. El objetivo último de este indicador reside en mostrar el resultado “neto” de explotación de la empresa.

Earnings before Interest and Taxes (EBIT)

Se fija en el resultado de las actividades de explotación, sin incluir los ingresos y gastos incurridos por impuestos e intereses. Aunque, desde el punto de vista de la cuenta de resultados operativos, se calcularía como mostramos, hay que decir que normalmente. se calcula en sentido inverso, tomando el resultado neto y sumando intereses e impuestos. Nos muestra cómo influyen en nuestros resultados, los tipos impositivos y los intereses que pagamos por nuestra financiación.

Resultados Financieros

Se calculan como la diferencia entre los ingresos financieros (intereses y otros rendimientos a favor de la empresa derivados de inversiones realizadas en instrumentos financieros) y los gastos financieros (coste de los intereses asumidos por la política de financiación y descuento comercial de la empresa).

¡Comparte! Aprende qué puede hacer la cuenta de resultados operativa por tu empresa

Beneficio de la Actividad Ordinaria

Se obtiene por la suma del resultado de explotación y el financiero. Desde el punto de vista del análisis de gestión, este dato es de gran importancia, pues nos informa del resultado obtenido por la empresa, exclusivamente por la actividad normal del período analizado. Aquí no se incluye el efecto que los resultados de carácter extraordinario puedan producir en el resultado del ejercicio.

Resultados Extraordinarios

Son el conjunto de resultados que no son generados por la actividad normal y típica del objeto social de la empresa, sino que son fruto de otro tipo de operaciones no recurrentes. Pensemos, por ejemplo, en la enajenación o pérdida de un activo fijo (terreno, nave, maquinaria…) Aunque deben aparecer recogidos en la cuenta de pérdidas y ganancias, al tratarse de ingresos o gastos que son imprevisibles y no generados periódicamente, no deben tenerse en cuenta a la hora de analizar la evolución del negocio.

Beneficio Antes de Impuestos (BAI)

Con este dato obtenemos el resultado obtenido por la empresa después de restar a los ingresos todos los gastos en que se ha incurrido, exceptuando el efecto impositivo del impuesto de sociedades. Suele utilizarse como un indicador para medir la marcha del negocio.

Resultado Neto (BDI)

Se trata de la ganancia o pérdida real de la empresa. Al igual que el BAI, se emplea como medida para saber si la compañía crece o no. Además, es el indicador que permite conocer el margen neto de la empresa, que consiste en dividir los ingresos entre el beneficio neto.

Como conclusión, hay que decir que muchas veces las empresas se sirven del EBITDA, EBIT y BAI para presentar la mejor imagen de la empresa. Se utiliza la ‘ingeniería financiera’ para ofrecer unos resultados u otros, según quién los solicite y dar así, la mejor imagen posible. Por ello, conocer y establecer una clara cuenta de resultados operativa, resulta vital para la gestión y la correcta toma de decisiones.