Rendimientos

Desde el punto de vista técnico, rendimiento es equivalente a productividad. En el lenguaje corriente se suele utilizar este término, sin embargo, como sinónimo de renta, beneficio, interés o rentabilidad.

Desde un punto de vista económico se puede definir como la relación entre el beneficio antes de intereses e impuestos y los activos totales de la empresa. O lo que es igual, margen sobre ventas por rotación de activo. Esta ecuación nos dice que existen dos maneras de aumentar el rendimiento económico. La primera es aumentando la rotación del activo, lo que a su vez puede conseguirse de dos maneras, generando un mayor volumen de ventas con la misma inversión; y disminuyendo la inversión para un determinado nivel de actividad. La segunda manera de aumentar el rendimiento económico es aumentando el margen de beneficio.

El rendimiento nos da el grado de eficacia operativa de todos los bienes y derechos que constituyen el patrimonio de la empresa, o lo que es lo mismo, de todos los recursos comprometidos en la empresa prescindiendo de la procedencia de estos recursos.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.