Playing now

Playing now

Diferencia entre una tablet y un gran teléfono inteligente

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

La aparición de las primeras tablets estableció una nueva categoría tecnológica a mitad de camino entre los teléfonos inteligentes o smartphones, y los ordenadores portátiles.

Sin embargo el paso del tiempo y la evolución de los smartphones, ha hecho que sean los teléfonos los que cada vez tengan menos diferencias evidentes con las tablets, ganando los dos dispositivos mucho terreno a los ordenadores portátiles. En la evolución existen algunas curiosidades:

  • Algunos portátiles incorporan ahora una pantalla táctil que se puede separar del resto del aparato y han reducido su tamaño; mientras que a las tablets e incluso a los teléfonos se les puede incorporar un teclado, lo que hace muy confusa la línea que las separa.

Por otra parte:

  • Los nuevos tamaños de tablets y smartphones hacen que en algunos casos no se vea la diferencia a simple vista entre ellos.
  • La incorporación de sistemas 3G y 4G a las tablets ha eliminado una de las diferencias fundamentales respecto a los teléfonos inteligentes, y es que antes sólo se podían conectar a internet a través de wifi.
  • De momento, la calidad de pantalla de las tablets sigue superando a sus competidores, especialmente a los ordenadores.

Con respecto a las diferencias remarcables de la tablet con respecto al teléfono:

  1. Las tablets por ahora no incorporan teléfono.Pero sí Skype u otras aplicaciones que permiten establecer conversaciones y video conferencias.
  2. Las tablets ganan la batalla calidad de la imagen y la posibilidad de tener un mayor tamaño de pantalla.

Si por tu trabajo debes mostrar imágenes, trabajar sobre documentos muy extensos o en tu ocio el vídeo es importante; la tablet tiene ahí ventajas importantes.

Desde un punto de vista profesional el único gran problema que la tablet sigue teniendo es que debe complementarse con un teléfono, mientras que el smartphone le ofrece casi todas sus funciones y es además más pequeño (casi siempre) y por lo tanto, más fácil y cómodo de llevar.

Como ves, son pocas las diferencias entre el smartphone y la tablet, pero debes tenerlas en cuenta si debes elegir entre ellos.