“La Red Social”, película sobre los orígenes de Facebook, como ejercicio de emprendimiento

Publicado · 6 minutos de lectura

Se puede decir que “La red social” representa de forma bastante fiel cómo se emprende en Estados Unidos para cumplir el sueño americano. En esta ocasión no se trata de hacerlo desde un garaje sino desde una lúgubre habitación compartida en Harvard en la que rodeado de ordenadores el protagonista empieza a desarrollar su idea para construir la red social más grande del mundo. La película muestra hasta la celebración del primer millón de usuarios de Facebook aunque mientras se escribe esto se han superado ya los 500 millones en todo el mundo.

“La Red Social” está dirigida por David Fincher y guionizada por Aaron Sorkin que ha adaptado la novela “Multimillonarios por accidente” de Ben Mezrich. En la proyección se muestra principalmente el litigio legal por el reconocimiento de la autoría de Facebook de una forma típica de las películas americanas y con una muy difícil traslación al más rígido entorno legal español.

Cómo se emprende en Estados Unidos

Es difícil o resulta complicado trasladar cómo se gestiona y se emprende en Estados Unidos, en la película se muestra, sin ningún sonrojo, como se reducen a cifras y resultados muchos de los conceptos que en Europa o en España se valoran como la amistad, la lealtad o la propiedad. Quizá sea cuestión de tiempo que se vayan diluyendo y se creen emprendedores capitalistas con el único objetivo de ganar dinero a cualquier precio.

Estados Unidos es el país de los emprendedores de éxito, de las ideas que triunfan porque todos sus ciudadanos compiten en igualdad de condiciones para aprovechar las oportunidades y culminar sus sueños. Este es un sello y una marca de identidad de una sociedad que ha sabido convertir a varias generaciones de ciudadanos en motores de la economía mundial desde la declaración de independencia. Para esta sociedad el precio que hay que pagar por dejar unos cadáveres en el camino es ridículo comparado con las posibilidades de enriquecimiento y triunfo. No importa lo que sacrifique la persona en la esfera íntima y en sus relaciones lo que cuenta de verdad es la maximización del beneficio.

Lo que genera una rabieta de amor despechado

La película arranca con una extraordinaria escena de una relación no correspondida entre una chica y Zuckerberg. Esa nula sintonía entre ambos es la que generará una reacción de rabia y de despecho hacia la joven creando facemash.com en unas horas utilizando todos los recursos informáticos posibles, alguno de ellos de forma no muy legal.

Literalmente se trataba de mezclar con un algoritmo matemático escrito en una ventana por su posterior socio en Facebook, caras de chicas para que se pueda elegir la más atractiva. Según se avanza en el juego se configura un ranking de éxito de las jóvenes haciendo la página más adictiva y atractiva según se incrementa el número de participantes y sus votaciones.

El juego tiró los servidores de la Universidad y sirvió para darle una fama y un reconocimiento como programador rápido, eficaz y con fuerte impacto entre los estudiantes. Este era el perfil que estaban buscando los alumnos de Harvard, los gemelos Winklevoss y su amigo Divya Narendra, para construir una red con pretensiones limitadas pero sin duda embrionarias de Facebook.

El otro perfil de Mark Zuckerberg que se retrata es la total ausencia de empatía mostrando su nula capacidad para ponerse en el lugar del otro (su novia, su amigo, su socio, su jefe, los abogados, …). De la misma forma se presenta la incapacidad para desarrollarse socialmente con su entorno lo que es aparentemente una contradicción porque en Facebook están todos los ingredientes de lo que representa ser social.

Sobre el tema del emprendedor y de las características que debe cumplir éste, Jesús Encinar, uno de los grandes ejemplos españoles en Internet con Idealista.com como más identificable, hace una estupenda recopilación de películas adecuadas sobre el tema en la que ha incorporado recientemente ésta como ejemplo de tragedia griega y de la que dice: “el drama que desarrolla cada personaje siguiendo el destino inevitable de su personalidad”.

Las razones del éxito de Facebook son imposibles de enumerar, como casi siempre pasa se conculcan una serie de factores en un contexto único y con una situación especial.

Razones del éxito de Facebook

La película tiene como atractivo reclamo la frase de nadie hace 500 millones de amigos sin hacer algunos enemigos, pero hay otras cuestiones por las que el creador de Facebook consigue el éxito. No son exhaustivas, sólo se muestran algunas de ellas y porque en la obra se recalcan con énfasis:

  • La universidad como catalizadora para mejorar e incentivar las relaciones entre los alumnos que desean estar conectados, acceder a conocimiento e incrementar los contactos. El efecto exponencial se logra también por la propagación de Facebook por el resto de universidades
  • El perfil de usuario de Facebook. Los alumnos no son nativos digitales pero casi y se acercan sin ningún temor a las nuevas tecnologías para revisar el contenido y sobre todo para generarlo. Es el momento de arranque de los blogs, de las redes sociales y del contenido generado por el usuario
  • La invitación a Facebook. Como se accedía a la red era mediente invitación. Eso marcaba un signo de exclusividad que contribuyó a la difusión. Además se creó una necesidad entre los usuarios que se preguntaba, ¿cómo he podido vivir sin Facebook?
  • El visionario y experimentado creador de Napster Sean Parker. Parece que Mark Zuckerberg quería hacer algo grande pero no quería ni perder el control ni que se convirtiera en una máquina de ganar dinero fácilmente. Sean Parker le enseña a alcanzar una dimensión global y le convence para que se crea que puede cambiar el mundo
  • El esfuerzo que realizan los chavales, muy especializados en la programación y en la arquitectura de ordenadores, para programar código durante, por ejemplo, 36 horas seguidas para conseguir un código robusto, estable, escalable y sencillo. Además en Estados Unidos en aquella época los recursos tecnológicos eran accesibles, un hosting económico, un software al alcance de todos y unas manos veloces para moldearlo
  • La mala visión empresarial de uno de los socios fundadores de Facebook que no supo captar la atención de los inversores vendiendo un modelo basado sólo en la publicidad. El objetivo del creador era más ambicioso y eso provocó la salida de este esforzado comercial pero con una visión horrorosa del negocio y que se caracterizaba por una obsesión enfermiza y con una nefasta puesta en práctica
  • La entrada del capital. Es uno de los momentos clave de la historia, la entrada del capital y la definición fuerte de la estructura de la compañía. Hasta ese momento la anterior organización se había producido en la habitación de Harvard con un reparto de funciones inmediato: presidente, jefe financiero y ejecutivo programador con la pasividad de dos chicas que asisten al reparto sin conseguir que sean incluidas
  • El litigio en el que se ve envuelto Mark Zuckerberg con los otros creadores y que sirve para confirmar todas sus ambiciones. En los procesos judiciales, siempre sin llegar a actuar ante el juez, no siente ningún reparo en dejar unos cuantos cadáveres por el camino y muestra una actitud prepotente y desafiante ante los abogados de la parte contraria

En la película se retrata el escaso protagonismo de las mujeres en el mundo empresarial y quedan retratadas de una forma muy ligera y parcial y en mi opinión, muy desafortunada. Sólo parecen destacar dos chicas, una que le convierte en un personaje destacado en Harvard y otra que le sitúa en el mundo real indicándole lo que se esfuerza por ser idiota o algo parecido.

Casi todas las chicas de la película se retratan como objetos sexuales o con características psicóticas o con actitud infantil o con una combinación de todos ellos. Según el guionista de la película, que ha tenido que explicarlo, lo que se muestra es cómo ven los personajes a las chicas. Parece que lo que detona el nacimiento de Facebook es un ejercicio de misoginia de los universitarios ante situaciones que no saben gestionar. Así comparan a las chicas con animales de granja, las enfrentan a unas con otras para que los demás elijan y las identifican como deseosas de alcanzar la fama y el éxito eligiendo y acercándose a los prestigiosos estudiantes de Harvard.

Conclusiones

Quizá la película lo que menos cuenta es Facebook, un extraordinario macguffin incluido, porque nunca se menciona ni para lo que sirve, ni lo que hace, ni lo que es y mucho menos en lo que se convertirá.

Se está promoviendo en el entorno de Internet el uso del transmedia, entendido como el fenómeno en el que la ficción impacta en el mundo real. Quizá esta película es un esfuerzo para colocar a Facebook en otra dimensión más allá de los ordenadores, los teléfonos y otros dispositivos de más de 500 millones de personas.

La película puede hacer más por el desarrollo y el conocimiento de Internet y de Facebook que la mejor campaña publicitaria diseñada al efecto. La sencillez con la que se presentan los hechos alimenta el deseo de curiosidad para revisar qué es eso de Facebook, quiénes son esos adolescentes millonarios y sobre todo compartir el deseo y la ambición de que cualquiera puede cambiar el mundo.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta