Playing now

Playing now

9 errores que no deberías cometer con los regalos navideños de empresa

Volver a los resultados de búsqueda

Cestas de Navidad

En este artículo, analizamos los errores más comunes que se cometen al escoger los regalos navideños de empresa para empleados, clientes, promotores y socios.

  • Los regalos navideños de empresa tienen un aspecto retributivo de la relación con trabajadores, socios, proveedores, clientes, etcétera.
  • No obstante, también son una poderosa herramienta de comunicación, donde la empatía juega un papel fundamental en la elección de un regalo acorde con el contexto y características del receptor.

Un buen regalo navideño de empresa puede allanar el camino de muchas relaciones. Pero cuando hablamos del ámbito laboral, los trabajadores sienten con más fuerza que forman parte de la empresa. Además, proveedores, clientes, socios o inversores también reciben una clara llamada a la colaboración y a la confianza.

Muy atento a este post, donde te revelamos los errores que no puedes cometer si quieres que las relaciones con tu equipo, clientes y proveedores se vean reforzadas.

¡Comparte! Aprende a transmitir los mensajes correctos con tus regalos navideños de empresa.

Regalos navideños de empresa: ¿por dónde empezar para saber escoger?

En primer lugar, ten presente que los regalos corporativos no son una estrategia más. Inciden directamente en el ámbito personal, por lo que debes meditar suficientemente qué vas a regalar, teniendo en cuenta las características individuales de cada receptor, como los gustos, el aspecto físico o las creencias. Además, tampoco puedes descuidar el contexto en el que haces el regalo.

De lo contrario, corres el riesgo de crear el efecto opuesto del que buscabas, lanzando el mensaje de que quien envía el regalo no ha invertido el tiempo suficiente en pensar en la otra parte.

Las cestas de Navidad son uno de los regalos más socorridos para la empresa y mejor valorados por los empleados.

Evita este tipo de regalos navideños de empresa

A continuación, te mostramos los 9 errores que debes evitar cuando obsequies a empleados, clientes o proveedores con regalos navideños de empresa.

1. Alimentos fuera de la dieta

Si no conoces los hábitos del receptor, ten mucho cuidado con no herir creencias. Por ejemplo, no es buena idea regalar embutidos de cerdo a una persona musulmana o a un vegetariano.

También debes ser cauteloso ante la posibilidad de intolerancias alimentarias y alergias. Igualmente, es recomendable enviar alimentos saludables, que no estén desaconsejados cuando se padecen determinadas enfermedades.

2. Bebidas alcohólicas que puedan ofender

En general, las bebidas alcohólicas tienen la ventaja de que no son perecederas y que, en caso de que el receptor no las consuma, puede encontrar una ocasión para agasajar con ellas a otra persona. Sin embargo, como sucede con algunos alimentos, este tipo de regalos también pueden ser mal recibidos.

3. Los peligros de las flores

Uno de los más importantes es el de las alergias. No obstante, hay otros más sutiles que no debemos descuidar, como es el de los mensajes.

Por otro lado, alrededor de las flores se ha ido desarrollando a lo largo de los siglos una forma de comunicación, en función de su especie y color. Y aunque muchos destinatarios los ignoran, otros no. Conviene que consultes a tu florista de confianza si lo que proyecta el envío es compatible como regalo navideño de empresa.

4. Viajes que supongan un incordio

Los viajes son una gran opción de recompensa y también sirven para dar a conocer lo que hacemos a quienes viven lejos de nuestros locales. Sin embargo, muchos pueden tener otros planes para las fechas marcadas o, simplemente, no les viene bien desplazarse. Hay que vigilar que el destinatario no se vea forzado.

5. Regalos repetitivos sin gusto ni originalidad

A la hora de hacer un regalo navideño, hay que mostrar un cierto gusto, una capacidad de anticipar emociones reconfortantes en los destinatarios. De lo contrario, puedes transmitir desinterés y falta de implicación hacia la otra parte.

6. Detalles de poco valor que transmitan desconsideración

Si lo que pretendes es, pura y simplemente, ahorrar en los regalos navideños, lo mejor es no hacerlos.

A diferencia del caso anterior, ya no es que no se transmita esmero o preocupación por la otra parte, sino que, incluso, se traslada racanería.

7. Regalos de mucho valor que puedan ser tomados como sobornos

Pasarte en el valor de los regalos puede resultar desconcertante. Aunque no lo pretendas, es posible que se interprete como una llamada a pasar por alto malas prácticas. Incluso puede llevar al destinatario a pensar que el regalo es una forma de condicionarle.

8. Errores en los regalos de tipo textil

Cuando enviamos la misma prenda a muchos destinatarios, especialmente si son trabajadores, corremos el riesgo de que interpreten que te sobrepasas con el uniforme o que quieres influir en cómo visten, tanto dentro como fuera del trabajo.

Es preferible contratar descuentos en tiendas especializadas que cada uno pueda aprovechar para comprar lo que quiera.

9. Descuidar la entrega

Del mismo modo que cuando se vende un producto se diseña una experiencia, cuando se entrega un regalo también hay que pensar en las emociones que suscitará la entrega.

Debes prestar atención a aspectos como el momento, el lugar, el envoltorio o las palabras que acompañarán al regalo.

Los regalos corporativos como estrategia de marketing

Los regalos corporativos, además de funcionar como un extraordinario incentivo para los trabajadores, se presentan como una estrategia de marketing muy efectiva, no solo para fidelizar clientes, sino para darle impulso a tus ventas.

Cupones descuento, packaging, regalos promocionales… Sin duda, los detalles cuentan, máxime en tiempos de incertidumbre laboral y económica.

Beneficios de hacer regalos corporativos a los clientes

Estos son algunos de los beneficios de hacer regalos navideños a los clientes en tu empresa.

  1. Incentivas las ventas. Tanto en el entorno offline como en ecommerce, hacer regalos corporativos puede estimular al receptor a repetir contigo en próximas compras.
  2. Creas un buen recuerdo de marca. Con el regalo adecuado, el cliente puede considerar que tienes en cuenta sus necesidades y te molestas en conocerle.
  3. Rentabilizas el negocio. Los regalos corporativos funcionan como una estrategia publicitaria mucho más rentable que la publicidad en sí. El coste económico es menor y ajustas las bondades del producto a las características de tu cliente, garantizándote una mayor efectividad.

¿Estás pensando en agasajar a tus empleados estas navidades con regalos corporativos? Si la respuesta es afirmativa, desde Sage te detallamos cómo tributan los regalos navideños en las empresas, para que no te lleves sorpresas con Hacienda.

Nota del editor: Este artículo fue escrito por primera vez en diciembre de 2019 y actualizado a diciembre de 2020 por su relevancia.